Nue­vo mu­ro fron­te­ri­zo trun­ca mi­sa bi­na­cio­nal

Reem­pla­zan ma­lla ci­cló­ni­ca por co­lum­nas de ace­ro; obis­pos bus­can otro pun­to de reunión

El Diario de El Paso - - Portada - Sa­bri­na Zu­ni­ga/El Dia­rio de El Pa­so

Ga­ne Do­nald Trump o no, un mu­ro fron­te­ri­zo ya trun­có es­te año las es­pe­ran­zas de va­rias fa­mi­lias in­mi­gran­tes del área de El Pa­so.

Y es que de­bi­do a la cons­truc­ción de una nue­va ba­rre­ra en el área de Ana­praSun­land Park, la tra­di­cio­nal Mi­sa Bi­na­cio­nal a fa­vor de los mi­gran­tes muer­tos en el tra­yec­to ha­cia el Nor­te ten­drá que ce­le­brar­se en otro lu­gar.

El lu­gar era ideal pa­ra el pro­pó­si­to, ya que los in­mi­gran­tes del la­do es­ta­dou­ni­den­se y sus fa­mi­lia­res en Ciu­dad Juá­rez po­dían ca­mi­nar ha­cia la ma­lla ci­cló­ni­ca que mar­ca la fron­te­ra y to­mar­se de las ma­nos.

La ma­lla ci­cló­ni­ca es­tá sien­do re­em­pla­za­da por co­lum­nas de ace­ro, y los ma­te­ria­les, vehícu­los de car­ga y cons­truc­ción es­tán jus­ta­men­te don­de tra­di­cio­nal­men­te se ce­le­bra la mi­sa.

Eso de­ja a los obis­pos de El Pa­so, Las Cru­ces y Ciu­dad Juá­rez con la in­cer­ti­dum­bre de dón­de ce­le­brar la eu­ca­ris­tía bi­na­cio­nal el pró­xi­mo 5 de no­viem­bre. La mi­sa se ce­le­bra al­re­de­dor del Día de Muer­tos en ho­nor a los mi­gran­tes que han muer­to a tra­vés de los años en su tra­yec­to ha­cia Es­ta­dos Uni­dos.

“To­da­vía es­ta­mos bus­can­do dón­de se va a ofre­cer la mi­sa. No te­ne­mos en sí un lu­gar pre­de­ter­mi­na­do; to­da­vía te­ne­mos que ha­blar con va­rias per­so­nas pa­ra de­fi­nir­lo”, di­jo Mar­co Ra­po­so, di­rec­tor del mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia y Paz de la Dió­ce­sis Ca­tó­li­ca de El Pa­so.

El fun­cio­na­rio agre­gó que si­gue en pie la in­ten­ción de ce­le­brar la mi­sa el sá­ba­do 5 de no­viem­bre a las 10 a.m.

“Aún no que­re­mos pro­po­ner lu­ga­res, por temor a que la gen­te se va­ya a confundir”, di­jo Ra­po­so. Com­par­tió que la Igle­sia te­me que la cons­truc­ción afec­te la asis­ten­cia de fie­les ca­tó­li­cos, de­bi­do a que pue­de cau­sar cier­tas con­fu­sio­nes o que no se den cuen­ta del cam­bio de lu­gar.

“El he­cho de que el lu­gar cam­bia pue­de afec­tar la asis­ten­cia, pe­ro es­pe­ra­mos que las per­so­nas se den cuen­ta; sí he­mos te­ni­do lla­ma­das por par­te de la co­mu­ni­dad pre­gun­tan­do, pe­ro aún no hay res­pues­ta”, di­jo.

La Igle­sia ma­ni­fes­tó que el ma­yor in­con­ve­nien­te no es que es­te año no se pue­da rea­li­zar la mi­sa en el lu­gar tra­di­cio­nal, sino el he­cho de la cons­truc­ción del mu­ro.

“No es tan­to el he­cho que to­ma­ron tem­po­ral­men­te el lu­gar de la mi­sa, la opi­nión de la Igle­sia, co­mo ha di­cho el Pa­pa mu­chas ve­ces, es que las fron­te­ras no son op­ción pa­ra la Igle­sia, no exis­ten. Te­ne­mos la res­pon­sa­bi­li­dad de aco­ger, de lla­mar a la in­clu­sión, por­que esa es la per­cep­ción del Evan­ge­lio”, di­jo Ra­po­so.

Tam­bién men­cio­nó que no ha exis­ti­do una plá­ti­ca en di­rec­to con la au­to­ri­dad acer­ca del mu­ro, só­lo con la Pa­tru­lla Fron­te­ri­za.

De acuer­do con la Pa­tru­lla Fron­te­ri­za la obra se jus­ti­fi­ca por el mal es­ta­do de la ma­lla ci­cló­ni­ca, la cual se ha es­ta­do de­te­rio­ran­do por el pa­so del tiem­po y por las per­so­nas que la da­ñan bus­can­do cru­zar ba­jo cual­quier cir­cuns­tan­cia.

Den­tro de un lap­so de dos a tres se­ma­nas se po­drá de­ter­mi­nar el lu­gar pa­ra lle­var a ca­bo la mi­sa que ya es tra­di­ción en la re­gión fron­te­ri­za por po­co más de 17 años, reunien­do a lí­de­res re­li­gio­sos y a la co­mu­ni­dad en­te­ra con un so­lo ob­je­ti­vo, de­jan­do de la­do po­si­cio­nes so­cia­les, eco­nó­mi­cas y ra­cia­les.

lOS Ma­TE­ria­lES se ubi­can jus­to don­de ofi­cian la li­tur­gia

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.