Des­mien­ten exis­ten­cia de ‘pa­ya­sos te­ne­bro­sos’

El Diario de El Paso - - Portada - Kar­la Val­dez/El Dia­rio de El Pa­so

Ape­sar de que al­gu­nos usua­rios de re­des so­cia­les ru­mo­ran ha­ber vis­to “pa­ya­sos te­ne­bro­sos” en la ciu­dad, las au­to­ri­da­des lo­ca­les nie­gan di­chos avis­ta­mien­tos.

An­te es­ta ola de ru­mo­res, la Po­li­cía de El Pa­so ad­vier­te a la co­mu­ni­dad no de­jar­se en­ga­ñar por pu­bli­ca­cio­nes y fo­tos al­te­ra­das que cir­cu­lan por las re­des so­cia­les en re­la­ción con es­tos per­so­na­jes, ya que se tra­ta de una bro­ma que se ha ex­ten­di­do por to­do el país.

“He­mos re­ci­bi­do al­gu­nas lla­ma­das di­cien­do que han vis­to pa­ya­sos, pe­ro has­ta aho­ra no he­mos vis­to tal co­sa o de­te­ni­do a na­die”, di­jo En­ri­que Ca­rri­llo vo­ce­ro de la Po­li­cía.

En los úl­ti­mos me­ses los ru­mo­res so­bre “pa­ya­sos te­ne­bro­sos” que su­pues­ta­men­te tra­tan de atraer ni­ños pa­ra agre­dir­los se han ma­ni­fes­ta­do en las re­des so­cia­les en cuan­do me­nos 10 es­ta­dos. Al­gu­nos de los au­to­res de los ‘posts’ han si­do de­te­ni­dos –en Browns­vi­lle, Te­xas y en Hous­ton– por ha­cer ame­na­zas te­rro­ris­tas y po­drían en­fren­tar car­gos aun­que su in­ten­ción ha­ya si­do úni­ca­men­te bro­mear o asus­tar a la gen­te.

Cir­cu­lan en re­des so­cia­les su­pues­tas imá­ge­nes de ata­ques co­me­ti­dos por es­tos per­so­na­jes en la re­gión

La Po­li­cía de El Pa­so ad­vir­tió que apli­ca­ría el mis­mo cri­te­rio. “Si la gen­te nos lla­ma que al­guien ves­ti­do de pa­ya­so los ata­có o les man­dó una ame­na­za por las re­des so­cia­les, no­so­tros va­mos a in­ves­ti­gar de ma­ne­ra in­me­dia­ta. To­ma­mos en se­rio to­das las ame­na­zas sin im­por­tar de quién ven­gan”, co­men­tó Ca­rri­llo.

Jo­sé Cas­to­re­na, te­nien­te de la Po­li­cía del Dis­tri­to Es­co­lar In­de­pen­dien­te de So­co­rro, di­jo que al­gu­nos pa­dres de fa­mi­lia es­tán pro­pa­gan­do la ver­sión de que en esa área se han vis­to los “pa­ya­sos te­ne­bro­sos”.

Pe­ro es­tos di­chos son de “oí­das”, y la Po­li­cía del Va­lle Ba­jo tam­po­co tie­ne re­gis­tro de que en reali­dad deam­bu­len por las ca­lles per­so­nas ves­ti­das de pa­ya­so que ame­na­zan a la gen­te.

“Al­gu­nos pa­pás nos han lla­ma­do preo­cu­pa­dos de que an­dan pa­ya­sos por la zo­na, pe­ro he­mos he­cho re­co­rri­dos es­pe­cia­les fue­ra de los ho­ra­rios de la es­cue­la y no he­mos vis­to na­da”, ex­pre­só Cas­to­re­na.

Agre­gó que se ha ha­bi­li­ta­do vi­gi­lan­cia es­pe­cial en las zo­nas es­co­la­res en aten­ción a las preo­cu­pa­cio­nes.

Pa­ya­sos en Las Cru­ces

En Las Cru­ces, una per­so­na hi­zo ame­na­zas con­tra la se­cun­da­ria Lynn Midd­le School ba­jo el pseu­dó­ni­mo de “Pa­ya­so”.

“Po­si­ble­men­te a al­gún jo­ven se le hi­zo fá­cil ha­cer es­ta cuen­ta del pa­ya­so y ha­cer es­ta pu­bli­ca­ción de­bi­do a to­da la ten­sión que se es­tá ge­ne­ran­do al res­pec­to”, in­di­có Dan Tru­ji­llo, vo­ce­ro de la Po­li­cía de Las Cru­ces.

Agre­gó que el chis­to­so -o cual­quier otra per­so­na que ha­ga ame­na­zas en lí­nea- se­ría in­te­rro­ga­do, de­te­ni­do y en­fren­ta­ría car­gos por ha­cer ame­na­zas te­rro­ris­tas.

‘Es­tá afec­tan­do mi tra­ba­jo’

En­ri­que Cas­ti­llo, quien tie­ne 13 años co­mo pa­ya­so in­fan­til, di­ce que es­ta ola de ame­na­zas de “pa­ya­sos te­ne­bro­sos” po­dría afec­tar se­ria­men­te su tra­ba­jo.

“La ma­yo­ría de no­so­tros nos trans­por­ta­mos en vehícu­los par­ti­cu­la­res ya dis­fra­za­dos, y si es­to de los te­ne­bro­sos no se fre­na, po­drían pen­sar que an­da­mos en la ca­lle que­rien­do ha­cer­le da­ño a la gen­te cuan­do en reali­dad só­lo nos es­ta­mos ga­nan­do el pan de ca­da día”, di­jo Cas­ti­llo.

Cas­ti­llo me­jor co­no­ci­do co­mo “Ke­tín el pa­ya­so”, di­jo sen­tir­se te­me­ro­so de sa­lir a la ca­lle con su ves­ti­men­ta de pa­ya­so ya que al­guien lo pue­de agre­dir por la psi­co­sis que es­tán crean­do las re­des so­cia­les.

“Las au­to­ri­da­des tie­nen que to­mar me­di­das al res­pec­to pa­ra evi­tar que al­go ma­lo su­ce­da por­que no so­mos ni uno ni dos, so­mos mu­chos pa­ya­sos pro­fe­sio­na­les en la ciu­dad”, re­fi­rió.

Los vo­ce­ros po­li­cia­cos coin­ci­den en que la co­mu­ni­dad no de­be alar­mar­se al ver un pa­ya­so.

“No se tra­ta ver pa­ya­sos y re­por­tar­los por­que mu­chas per­so­nas de eso vi­ven. Más bien se le pi­de a la co­mu­ni­dad ha­cer un re­por­te a la Po­li­cía si ese pa­ya­so los agre­de o los ame­na­za”, di­jo.

Es­te te­mor no es nue­vo

El mie­do a los pa­ya­sos na­ce des­de los ini­cios del si­glo vein­te, cuan­do los lla­ma­dos ‘Freak Shows’, apa­re­cían en com­pe­ten­cia a los cir­cos que cir­cu­la­ban por to­do el país. Des­pués, de­bi­do a los sín­to­mas pre­sen­ta­dos por un nú­me­ro pro­me­dio de per­so­nas, la psi­co­lo­gía de­no­mi­nó una fo­bia exis­ten­te.

La coul­ro­fo­bia es la fo­bia o mie­do irra­cio­nal a los pa­ya­sos y a los mi­mos. Afec­ta es­pe­cial­men­te a los ni­ños, aun­que pue­de apa­re­cer en ado­les­cen­tes y adul­tos.

Las cau­sas de la coul­ro­fo­bia, los pa­cien­tes coin­ci­den en que lo que más les ate­rro­ri­za de los pa­ya­sos es el ma­qui­lla­je ex­ce­si­vo, a me­nu­do acom­pa­ña­do de la na­riz ro­ja y del co­lor y pei­na­do es­tra­fa­la­rio del ca­be­llo, que les per­mi­te ocul­tar su ver­da­de­ra iden­ti­dad.

Fa­mo­sos pa­ya­sos ‘ase­si­nos’

Na­die sa­be a cien­cia cier­ta qué de­to­nó la psi­co­sis por los pa­ya­sos en las re­des so­cia­les.

Coin­ci­den­te­men­te es­tá por es­tre­nar­se una nue­va adap­ta­ción ci­ne­ma­to­grá­fi­ca de la novela de Step­hen King del pa­ya­so Penny­wi­se, el fa­mo­so mons­truo ex­tra­te­rres­tre que ma­ta ni­ños en la pe­lí­cu­la ‘It’ (Eso, en es­pa­ñol).

La pu­bli­ci­dad so­bre la pe­lí­cu­la y la cer­ca­nía de la No­che de Bru­jas (31 de oc­tu­bre), po­dría es­tar ali­men­tan­do la psi­co­sis, a de­cir de al­gu­nos.

Pe­ro la tra­di­ción de los pa­ya­sos te­ne­bro­sos en el ci­ne es un te­ma re­cu­rren­te. El Joker (el Gua­són) fue re­cien­te­men­te re­en­car­na­do en la pe­lí­cu­la de Marvel ‘Es­cua­drón Sui­ci­da’.

Twisty, el pa­ya­so de “Ame­ri­can Ho­rror Story: Freak Show”, tam­bién es­tá pre­sen­te en la me­mo­ria co­lec­ti­va de los es­ta­dou­ni­den­ses. El per­so­na­je es un pa­ya­so con la ca­ra des­fi­gu­ra­da y de­men­cia que se­cues­tra ni­ños pa­ra “pro­te­ger­los” de sus pa­dres.

En cuan­do a pa­ya­sos ase­si­nos en la vi­da real, exis­te el pre­ce­den­te de John Way­ne Gacy, o el pa­ya­so Po­go.

Gacy fue eje­cu­ta­do por in­yec­ción le­tal por la vio­la­ción y ase­si­na­to de 33 hom­bres y ni­ños en­tre 1972 y 1978 en Illi­nois. (Kar­la Val­dez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.