Re­cor­tes es­ta­ta­les de­jan ‘col­ga­das’ te­ra­pias pa­ra ni­ños con dis­ca­pa­ci­dad

El Diario de El Paso - - Texas Y Nm - The Te­xas Tri­bu­ne

Aus­tin— Cer­ca de 300 ni­ños del Es­te de Te­xas con al­gu­na dis­ca­pa­ci­dad y quie­nes son par­te del pro­gra­ma es­ta­tal de Ayu­da en la Pri­me­ra In­fan­cia no tie­nen quién les pro­vea las te­ra­pias mé­di­cas ne­ce­sa­rias, lue­go de que el úni­co pro­vee­dor

de la re­gión ce­rra­ra sus puer­tas es­ta se­ma­na en res­pues­ta a fuer­tes re­cor­tes pre­su­pues­ta­rios or­de­na­dos por los le­gis­la­do­res es­ta­ta­les.

Otros 500 ni­ños en el Nor­te de Te­xas tam­bién po­drían per­der a su pro­vee­dor de te­ra­pias pa­ra fi­na­les de oc­tu­bre, tam­bién co­mo re­sul­ta­do de re­cor­tes or­de­na­dos por la le­gis­la­tu­ra en el 2015.

El Cen­tro An­drews, or­ga­ni­za­ción sin fi­nes de lu­cro con ba­se en Ty­ler, di­jo a los fun­cio­na­rios es­ta­ta­les ha­ce me­ses que pa­gos más ba­jos lo obli­ga­rían a de­jar de pres­tar sus ser­vi­cios a ni­ños pe­que­ños, in­clu­yen­do te­ra­pias del ha­bla, fí­si­ca y ocu­pa­cio­nal, ade­más de ins­truir a las fa­mi­lias so­bre có­mo cui­dar a ni­ños con al­tas ne­ce­si­da­des.

El cen­tro for­mal­men­te se re­ti­ró el 1 de oc­tu­bre del pro­gra­ma es­ta­tal de Ayu­da en la Pri­me­ra In­fan­cia y aho­ra los fun­cio­na­rios de sa­lud es­tán ba­ta­llan­do pa­ra ce­rrar la bre­cha de ser­vi­cios pa­ra los ni­ños de has­ta tres años que tie­nen de­re­cho a ta­les cui­da­dos por ley fe­de­ral. Fuer­tes re­cor­tes a las can­ti­da­des de di­ne­ro que el es­ta­do pa­ga a los pro­vee­do­res ha de­ja­do a los fun­cio­na­rios in­ca­pa­ci­ta­dos pa­ra en­con­trar un re­em­pla­zo a pe­sar del avi­so con me­ses de an­ti­ci­pa­ción.

“Es de­vas­ta­dor ver que ni­ños con au­tis­mo, re­tra­sos en el ha­bla, sín­dro­me de Down u otra dis­ca­pa­ci­dad no re­ci­bi­rán los ser­vi­cios de los que de­pen­den de­bi­do al re­cor­te de pre­su­pues­to de nues­tros le­gis­la­do­res”, Step­ha­nie Ru­bin —di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de A los Te­xa­nos les Im­por­tan los Ni­ños.

Cuan­do en el 2015 los le­gis­la­do­res es­ta­ta­les hi­cie­ron el bo­rra­dor del pre­su­pues­to de dos años que re­cor­tó 350 mi­llo­nes del pre­su­pues­to mé­di­co pa­ra los ser­vi­cios de te­ra­pias de los ni­ños, or­de­na­ron a los bu­ró­cra­tas es­ta­ta­les que rea­li­za­ran un de­li­ca­do ac­to de equi­li­brio: Arre­glár­se­las pa­ra pa­gar me­nos di­ne­ro a los pro­vee­do­res de te­ra­pias pe­ro con­ti­nuar ase­gu­ran­do el “ac­ce­so a cui­da­dos” que re­ci­bían los ni­ños.

Con la de­ci­sión del Cen­tro An­drews de re­ti­rar­se del pro­gra­ma, el es­ta­do pa­re­ce ha­ber ad­mi­ti­do pú­bli­ca­men­te por pri­me­ra vez que no po­dría lo­grar am­bas me­tas al mis­mo tiem­po.

Una car­ta de la Co­mi­sión de Ser­vi­cios Hu­ma­nos y de Sa­lud de Te­xas en­via­da a las fa­mi­lias que re­ci­bían aten­ción del Cen­tro An­drews ex­pli­ca­ba que sus ni­ños “po­dían ex­pe­ri­men­tar una in­te­rrup­ción” de su tra­ta­mien­to, a pe­sar del re­que­ri­mien­to de la ley fe­de­ral de que los ni­ños con dis­ca­pa­ci­da­des ten­gan ac­ce­so a ser­vi­cios de aten­ción pron­ta, ECI.

“En­tien­do cuán im­por­tan­tes son los ser­vi­cios pa­ra su ni­ño”, es­cri­bió Ro­sa­lin Wi­llis, quien di­ri­ge el pro­gra­ma es­ta­tal de Ayu­da en la Pri­me­ra In­fan­cia, el cual atien­de a

Unos ya no las re­ci­ben por ha­ber ce­rra­do el úni­co cen­tro de ayu­da que ha­bía en la co­mu­ni­dad, en otros ca­sos es­tán con­tra re­loj

Es de­vas­ta­dor ver que (me­no­res) con au­tis­mo, re­tra­sos en el ha­bla, Sín­dro­me de Down u otros ma­les no re­ci­bi­rán los ser­vi­cios de­bi­do a que nues­tros le­gis­la­do­res es­ta­ble­cie­ron ta­ri­fas más ba­jas pa­ra las te­ra­pias pe­diá­tri­cas”

Step­ha­nie Ru­bin Di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de A los Te­xa­nos les Im­por­tan los Ni­ños

cer­ca de 50 mil ni­ños al año con dis­ca­pa­ci­da­des y re­tra­sos en el de­sa­rro­llo en Te­xas. “Es­ta­mos ha­cien­do to­do lo po­si­ble pa­ra mi­ni­mi­zar cual­quier in­te­rrup­ción en los ser­vi­cios”.

El Cen­tro An­drews, el cual no pu­do ser con­tac­ta­do pa­ra que die­ra sus co­men­ta­rios, atien­de a cer­ca de 300 ni­ños en sie­te con­da­dos del Es­te de Te­xas. El pro­vee­dor más cer­cano del pro­gra­ma de Aten­ción Tem­pra­na se ubi­ca en Long­view, al Es­te de Ty­ler.

Una de­man­da in­ter­pues­ta por pro­vee­do­res de te­ra­pia con fi­nes de lu­cro re­tra­só el re­cor­te es­ta­tal de 350 mi­llo­nes de dó­la­res por más de un año; en ella se ar­gu­men­ta­ba que los re­cor­tes cau­sa­rían que los ni­ños per­die­ran ser­vi­cios.

‘Re­duc­cio­nes a Me­di­caid son cau­san­tes’

Los pro­vee­do­res con fi­nes de lu­cro ar­gu­men­ta­ron que los re­cor­tes del Me­di­caid, la ase­gu­ra­do­ra es­ta­tal-fe­de­ral pa­ra los po­bres y los dis­ca­pa­ci­ta­dos, cau­sa­rían una re­duc­ción de sus in­gre­sos has­ta en un 25 por cien­to y pro­vo­ca­ría que mu­chos ne­go­cios ce­rra­ran pa­ra siem­pre, per­ju­di­can­do a ni­ños mé­di­ca­men­te frá­gi­les.

Los fun­cio­na­rios es­ta­ta­les de sa­lud ha­bían de­cla­ra­do que Me­di­caid de Te­xas pa­ga­ba de más por los ser­vi­cios de te­ra­pias en com­pa­ra­ción con las ase­gu­ra­do­ras pri­va­das y los pro­gra­mas de otros es­ta­dos. La Cor­te Su­pre­ma de Te­xas re­cien­te­men­te fa­lló a fa­vor del es­ta­do des­car­tan­do la de­man­da, y per­mi­tien­do que los re­cor­tes si­guie­ran ade­lan­te.

Las re­duc­cio­nes en los pa­gos tam­bién per­ju­di­ca­ron a los pro­vee­do­res sin fi­nes de lu­cro. Aun­que el pro­gra­ma es­ta­tal de Ayu­da en la Pri­me­ra In­fan­cia re­ci­be su pro­pia afluen­cia de re­cur­sos fe­de­ra­les y es­ta­ta­les, los pro­vee­do­res sin fi­nes de lu­cro co­bran al Me­di­caid el grue­so de sus ser­vi­cios. Los de­fen­so­res del bie­nes­tar de los ni­ños ya ha­bían ad­ver­ti­do que los re­cor­tes al Me­di­caid cau­sa­rían que los pro­vee­do­res se re­ti­ra­ran del pro­gra­ma.

La te­ra­peu­ta Lau­ret­ta Jack­son tra­ba­ja con sa­ra pa­ra for­ta­le­cer su cuer­po

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.