Re­cha­za ase­ve­ra­ción de in­fluen­ciar en Cá­ma­ra tras per­der elec­ción

El Diario de El Paso - - Texas - The Te­xas Tri­bu­ne

San An­to­nio— El can­di­da­to al Con­gre­so Pe­te Ga­lle­go, re­cha­zó la ase­ve­ra­ción de que ha­ce dos años se de­di­có a cabildear al sa­lir de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes de Es­ta­dos Uni­dos, fun­da­men­tal acu­sa­ción en las me­di­das re­pu­bli­ca­nas por ha­cer fra­ca­sar su in­ten­to por vol­ver a ocu­par el es­ca­ño del 23avo Dis­tri­to.

“Des­de mi pers­pec­ti­va, sim­ple­men­te no es ver­dad”, di­jo a The Te­xas Tri­bu­ne Ga­lle­go al tér­mino de un even­to de cam­pa­ña.

“Exis­te una de­fi­ni­ción es­ta­tu­ta­ria so­bre el ca­bil­deo, y yo no en­ca­ja­ba en esa de­fi­ni­ción es­ta­tu­ta­ria de ca­bil­deo. No me re­gis­tré co­mo ca­bil­dea­dor por­que no en­ca­ja­ba en la de­fi­ni­ción es­ta­tu­ta­ria de ca­bil­deo”.

Se­gún las le­yes te­xa­nas, un ca­bil­dea­dor se de­fi­ne co­mo al­guien que es­tá en “co­mu­ni­ca­ción di­rec­ta” con los miem­bros de los po­de­res eje­cu­ti­vo y le­gis­la­ti­vo en su in­ten­to por in­fluir en las de­ci­sio­nes que to­men. Aho­ra que Ga­lle­go quie­re recuperar el es­ca­ño que le arre­ba­tó el re­pre­sen­tan­te re­pu­bli­cano por San An­to­nio, Will Hurd, los re­pu­bli­ca­nos han es­ta­do acu­san­do al de­mó­cra­ta oriun­do de Al­pi­ne de ser un miem­bro de los círcu­los po­lí­ti­cos que tra­tó de lu­crar con su experiencia tras no lo­grar re­ele­gir­se en el 2014.

En el anun­ció de te­le­vi­sión que lan­zó el mar­tes el Co­mi­té Na­cio­nal Con­gre­sis­ta Re­pu­bli­cano (NRCC, si­glas en in­glés), un na­rra­dor di­ce a los elec­to­res que Ga­lle­go “se pu­so a cabildear cuan­do us­te­des lo des­pi­die­ron del Con­gre­so”.

Al pa­re­cer la ase­ve­ra­ción sur­gió a raíz de los do­cu­men­tos pú­bli­cos don­de se apre­cia que el año pa­sa­do Ga­lle­go per­ci­bió un suel­do anual su­pe­rior a los 117 mil dó­la­res tra­ba­jan­do pa­ra el Go­bierno de la Ciu­dad de Aus­tin en el de­par­ta­men­to de re­la­cio­nes gu­ber­na­men­ta­les, tér­mino con fre­cuen­cia aso­cia­do con el ca­bil­deo.

En los ar­chi­vos se mues­tra que Ga­lle­go asu­mió el car­go el 2 de mar­zo del 2015, mien­tras que el jue­ves un re­pre­sen­tan­te del Go­bierno de la ciu­dad se­ña­ló que Ga­lle­go aban­do­nó el pues­to cer­ca de cin­co me­ses y me­dio des­pués.

An­te­rior­men­te el equi­po de cam­pa­ña de Ga­lle­go ha­bía res­pon­di­do a los ale­ga­tos re­pu­bli­ca­nos de que el tra­ba­jo equi­va­lía a cabildear de­cla­ran­do que en el trans­cur­so de los dos úl­ti­mos años Ga­lle­go se ha de­di­ca­do a ser pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio, abo­ga­do, pa­dre y es­po­so. Su equi­po de cam­pa­ña ne­gó asi­mis­mo que al de­jar el Con­gre­so ha­ya la­bo­ra­do en Was­hing­ton, D.C., co­mo se im­pli­ca en­fá­ti­ca­men­te en el pri­mer anun­cio del NRCC don­de se acu­sa a Ga­lle­go de cabildear.

An­te la pre­sión so­bre sus ac­ti­vi­da­des pro­fe­sio­na­les des­pués del Con­gre­so, el jue­ves Ga­lle­go se­ña­ló ha­ber he­cho bá­si­ca­men­te la­bo­res le­ga­les pa­ra ins­tan­cias co­mo el Go­bierno de la Ciu­dad de Aus­tin y “tam­bién va­rias otras”.

“Pa­ra la per­so­na pro­me­dio, yo era abo­ga­do”, di­jo Ga­lle­go. “Re­dac­té bo­rra­do­res de re­for­mas, re­dac­té bo­rra­do­res de do­cu­men­tos, re­dac­té esos ti­pos de co­sas que ha­ce un abo­ga­do. Ten­go opi­nio­nes le­ga­les en ‘¿Sig­ni­fi­can es­tas pa­la­bras lo que to­dos los de­más creen que sig­ni­fi­can?”.

Ga­lle­Go

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.