Di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Back­pa­ge.com en­fren­ta­rá car­gos por trá­fi­co se­xual

El Diario de El Paso - - Texas Y.N.M. - As­so­cia­ted Press

Hous­ton, Te­xas — Es­po­sa­do y vis­tien­do un ove­rol na­ran­ja de la cár­cel, el je­fe eje­cu­ti­vo de un si­tio de in­ter­net, del que las au­to­ri­da­des ase­gu­ran que es un fren­te pa­ra “un cen­tro ile­gal de trá­fi­co se­xual”, acep­tó ser tras­la­da­do a Ca­li­for­nia el vier­nes, y su abo­ga­do pro­me­tió com­ba­tir los fa­bri­ca­dos car­gos de trá­fi­co se­xual y la­va­do de di­ne­ro que su clien­te en­fren­ta.

El je­fe eje­cu­ti­vo de Back­pa­ge. com, Carl Fe­rrer, fue arres­ta­do el jue­ves y sus oficinas en Da­llas fue­ron ca­tea­das lue­go que ofi­cia­les en Ca­li­for­nia lo acu­sa­ran de pros­ti­tuir a una me­nor, pro­xe­ne­tis­mo, y cons­pi­ra­ción pa­ra co­me­ter pro­xe­ne­tis­mo.

Ba­jo la ley de Ca­li­for­nia, el de­li­to de pro­xe­ne­tis­mo se de­fi­ne co­mo la ac­ción de sa­car pro­ve­cho mo­ne­ta­rio a cos­ta de pros­ti­tu­tas o por me­dio de so­li­ci­tar clien­tes pa­ra la pros­ti­tu­ción.

La pro­cu­ra­du­ría ge­ne­ral de Te­xas agre­gó el car­go de la­va­do de di­ne­ro a la lis­ta de los su­pues­tos de­li­tos co­me­ti­dos por Fe­rrer.

Fe­rrer, de 55 años, fue detenido lue­go de arri­bar a Hous­ton en un vue­lo pro­ve­nien­te de Áms­ter­dam.

Back­pa­ge.com es una cor­po­ra­ción ale­ma­na de res­pon­sa­bi­li­dad li­mi­ta­da.

Se es­pe­ra­ba que Fe­rrer fue­ra trans­por­ta­do a Ca­li­for­nia en avión el vier­nes.

Fe­rrer, por­tan­do len­tes, no di­jo mu­cho du­ran­te su bre­ve au­dien­cia en la cor­te, re­co­no­cien­do que acep­ta­ba ser ex­tra­di­ta­do.

“El se­ñor Fe­rrer mi­ra con an­ti­ci­pa­ción el po­der en­fren­tar­se vi­go­ro­sa­men­te a es­tos car­gos que no­so­tros cree­mos han si­do fa­bri­ca­dos”, se­gún di­jo el abo­ga­do de Fe­rrer, Phi­lip Hil­der, tras la au­dien­cia de ex­tra­di­ción del vier­nes.

Hil­der se rehu­só a con­tes­tar a más pre­gun­tas en re­la­ción a los car­gos fin­ca­dos.

Las au­to­ri­da­des tam­bién emi­tie­ron ór­de­nes de arres­to en con­tra de los ac­cio­nis­tas de Back­pa­ge Mi­chael La­cey de 68 años y Ja­mes Lar­kin de 67, quie­nes aún no han si­do pues­tos ba­jo cus­to­dia, se­gún di­jo Kris­tin Ford, vo­ce­ra del pro­cu­ra­dor ge­ne­ral de Ca­li­for­nia.

La­cey y Lar­kin son ex pro­pie­ta­rios del Vi­lla­ge Voi­ce y del Phoe­nix New Ti­mes. No se sa­be si cuen­tan con abo­ga­dos que pue­dan dar un comentario.

Un abo­ga­do que ha­bía re­pre­sen­ta­do a es­tos dos hom­bres con an­te­rio­ri­dad, Mi­chael Man­ning, di­jo que no los re­pre­sen­ta­ría en es­te ca­so.

Cindy McCain, es­po­sa del se­na­dor fe­de­ral de Ari­zo­na, John McCain, y quien ha es­ta­do al fren­te por varios años de las ini­cia­ti­vas pa­ra com­ba­tir el trá­fi­co hu­mano, se re­fi­rió al arres­to de Fe­rrer de ser un “enor­me fac­tor de cam­bo” en los es­fuer­zos pa­ra po­ner­le un al­to al trá­fi­co de me­no­res pa­ra ac­tos se­xua­les.

Los agen­tes es­ta­ta­les de Te­xas ca­tea­ron las oficinas de Back­pa­ge en Da­llas lue­go que sur­gie­ran acu­sa­cio­nes de que víc­ti­mas del trá­fi­co se­xual, adul­tas y me­no­res, eran for­za­das a pros­ti­tuir­se por me­dio de anun­cios so­li­ci­tan­do acom­pa­ñan­tes que eran postea­dos en el si­tio de in­ter­net.

CARL FE­RRER fue detenido el pa­sa­do jue­ves en Hous­ton

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.