Lu­chan por sub­sis­tir lo­te­ros de la Ala­me­da

Ven­tas por In­ter­net y re­ce­sión del 2008, en­tre los fac­to­res que afec­tan al sec­tor

El Diario de El Paso - - Portada - Chan­tal Arreo­la/Es­pe­cial pa­ra El Dia­rio de El Pa­so

Du­ran­te to­da una ge­ne­ra­ción, la ave­ni­da Ala­me­da fue un des­tino obli­ga­to­rio pa­ra los que an­da­ban en bus­ca de un vehícu­lo usa­do. Más de una do­ce­na de lo­tes a lo lar­go de es­ta ca­lle que une a la zo­na cen­tral con el Valle Ba­jo de El Pa­so rea­li­za­ban al­re­de­dor de 30 ven­tas men­sua­les, a de­cir de sus pro­pie­ta­rios, y pros­pe­ra­ban sin in­ver­tir mu­cho en anun­cios y otras pro­mo­cio­nes.

Pe­ro a me­dia­dos de la dé­ca­da pa­sa­da la so­cie­dad abra­zó el In­ter­net, y los lo­te­ros per­die­ron a mu­chos de sus clien­tes de­bi­do al cla­si­fi­ca­do en lí­nea. La web les dio a los com­pra­do­res la fa­cul­tad de eli­mi­nar al in­ter­me­dia­rio, y ver qué ca­rro les gus­ta­ba sin ne­ce­si­dad de sa­lir de sus ca­sas.

Lue­go vino la re­ce­sión del 2008, que fue la es­to­ca­da fi­nal pa­ra al­gu­nos lo­te­ros de la Ala­me­da. Hoy en día, los que que­dan lu­chan por sub­sis­tir en un am­bien­te des­fa­vo­ra­ble.

“Ha cam­bia­do mu­cho la eco­no­mía en El Pa­so. An­tes del 2008 veía­mos có­mo la gen­te es­pe­ra­ba el in­co­me tax y lo usa­ba ex­clu­si­va­men­te pa­ra com­prar un ca­rro”, se­ña­ló Ivon­ne To­rres­dey, vi­ce­pre­si­den­ta de To­rres­dey Mo­tors, en la Ala­me­da.

Ven­tas por In­ter­net y re­ce­sión del 2008, en­tre los fac­to­res que afec­tan al sec­tor

Te­nía­mos mu­cha gen­te. Re­cuer­do que nues­tro úl­ti­mo clien­te se iba has­ta las 8 de la no­che... pe­ro ya no es igual”, agre­ga la em­pre­sa­ria.

Ese ne­go­cio y otros lo­te­ros afir­man que sus ven­tas han dis­mi­nui­do de en­tre 20 y 30 au­tos al mes –ca­si uno dia­rio– a en­tre cin­co y ocho, o sea, uno o dos por se­ma­na.

“La gen­te ha­ce una com­pa­ra­ción so­bre los pre­cios en In­ter­net y nues­tros pre­cios, y eso re­du­ce el va­lor de nues­tro pro­duc­to”, di­jo To­rres­dey. “Tie­nes que es­tar más al pen­dien­te de cui­dar los pre­cios y la ca­li­dad, por­que si tú no me quie­res co­mo clien­te, el de en­fren­te me es­tá es­pe­ran­do”.

La era de las ven­tas por In­ter­net no só­lo ha afec­ta­do a es­tos co­mer­cian­tes, sino tam­bién a los ne­go­cios de ca­rro­ce­ría con los que és­tos man­te­nían una re­la­ción pa­ra re­pa­rar y pro­veer ser­vi­cio de ta­pi­ce­ría a au­tos de se­gun­da y ter­ce­ra mano. To­dos tie­nen ya me­nos em­plea­dos, y han te­ni­do que vol­ver­se más efi­cien­tes.

“Uno co­mo pro­pie­ta­rio tie­ne que ha­cer más co­sas, co­mo la­var vehícu­los, lle­var­los a los ta­lle­res y ba­jar el nú­me­ro del per­so­nal pa­ra que no nos ga­ne el gas­to men­sual”, di­jo Jo­sé Luis Her­nán­dez, otro lo­te­ro de la Ala­me­da.

Tra­tan de eli­mi­nar com­pe­ten­cia ‘des­leal’

Rubén Gon­zá­lez, ase­sor y re­cau­da­dor de im­pues­tos del Con­da­do de El Pa­so, di­jo que los lo­tes de au­tos usa­dos con­tri­bu­yen con más de un mi­llón de dó­la­res en im­pues­tos al año.

Él con­si­de­ra que es­ta es una in­dus­tria que tie­ne un lu­gar en la eco­no­mía de la re­gión y que de­be sub­sis­tir.

Es por eso que la de­pen­den­cia a su car­go tra­ta de eli­mi­nar la com­pe­ten­cia “des­leal” que en­fren­tan los lo­te­ros.

“Hay mu­cho más di­ne­ro que se pue­de re­cau­dar por­que exis­ten al­gu­nos ne­go­cios que son in­for­ma­les y de los cua­les no sa­be­mos de sus ven­tas” y no re­por­tan im­pues­tos, di­jo Gon­zá­lez. “Ese es un pro­ble­ma muy gran­de que el Con­da­do de El Pa­so tie­ne que so­lu­cio­nar”.

No es ilí­ci­to que una per­so­na ven­da un vehícu­lo de su pro­pie­dad, pe­ro si a eso se de­di­ca pa­ra ga­nar­se la vi­da, de­be re­por­tar las ven­tas y pa­gar im­pues­tos. Ya el Con­da­do re­por­tó al­gu­nos pro­ble­mas ais­la­dos con lo­te­ros jua­ren­ses que, an­te las se­ve­ras li­mi­tan­tes que les ha im­pues­to la Adua­na me­xi­ca­na pa­ra que in­gre­sen au­tos de El Pa­so a Ciu­dad Juá­rez, los han tra­ta­do de ven­der en El Pa­so sin te­ner licencia co­mer­cial aquí.

Pa­ra te­ner más con­trol de es­tos ne­go­cios in­for­ma­les, a par­tir de di­ciem­bre to­dos los ne­go­cios de ven­ta de au­tos usa­dos ten­drán que ob­te­ner una nue­va licencia es­ta­tal.

“Con es­to bus­ca­mos eli­mi­nar a to­dos esos ne­go­cios in­for­ma­les que ven­den los sá­ba­dos y domingos y de­jan al con­su­mi­dor sin nin­gu­na ga­ran­tía de que va a re­ci­bir un tí­tu­lo vá­li­do, con to­das las fir­mas re­que­ri­das”, afir­mó.

Agre­gó que tan­to los com­pra­do­res de au­tos ofer­ta­dos en In­ter­net co­mo quie­nes com­pran de un lo­te o de una es­qui­na, pue­den vi­si­tar la pá­gi­na web: www. vehi­clehis­tory.gov pa­ra ob­te­ner in­for­ma­ción so­bre el vehícu­lo que es­tén por com­prar.

Mien­tras tan­to, lo­te­ros de la ave­ni­da Ala­me­da, co­mo To­rres­dey y Her­nán­dez, se­gui­rán tra­tan­do de ajus­tar­se, y so­bre­vi­vir, an­te la nue­va reali­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.