Vo­ta­ción po­ne en guar­dia a de­fen­so­res de de­re­chos ci­vi­les

El Diario de El Paso - - Texas Y NM - Ch­ris­ti­na A. Cas­sidy / As­so­cia­ted Press

Atlan­ta— Es­tos son só­lo al­gu­nas de las dificultades que po­drían per­tur­bar el pro­ce­so elec­to­ral por to­do el país el día de las elec­cio­nes. Mien­tras que la ma­yo­ría de las elec­cio­nes tie­nen sus pro­pias fa­llas, a los ex­per­tos les preo­cu­pa que es­te año se ten­gan con­di­cio­nes pro­pi­cias pa­ra que ha­ya pro­ble­mas en las ca­si­llas elec­to­ra­les en la na­ción.

Es­te es el pri­mer año de elec­cio­nes pre­si­den­cia­les que no cuen­ta con una pro­vi­sión cla­ve pa­ra la apli­ca­ción de la Ley fe­de­ral de De­re­chos Elec­to­ra­les, y 14 es­ta­dos han pues­to en vi­gor nue­vas res­tric­cio­nes de re­gis­tro o pa­ra vo­tar.

Agre­gan­do un ele­men­to más a la in­cer­ti­dum­bre que se vi­ve, es un lla­ma­do he­cho por el can­di­da­to pre­si­den­cial re­pu­bli­cano, Do­nald Trump, a sus par­ti­da­rios pa­ra que mo­ni­to­reen las ca­si­llas en ca­so de que se sus­ci­te un frau­de elec­to­ral, y al Go­bierno fe­de­ral le preo­cu­pa que ha­ya hac­kers que pu­die­ran in­ten­tar in­te­rrum­pir el pro­ce­so de las elec­cio­nes.

To­do es­to ha pues­to a los de­fen­so­res de de­re­chos ci­vi­les en guar­dia.

“Pa­sa­rán mu­chas co­sas en es­ta elec­ción de las que nos ten­dre­mos que cui­dar”, di­jo Pen­da Hair, abo­ga­da de de­re­chos ci­vi­les que re­pre­sen­tó a la Aso­cia­ción Na­cio­nal pa­ra el Pro­gre­so de las Per­so­nas de Co­lor (NAACP) de Ca­ro­li­na del Nor­te en su de­man­da pa­ra re­vo­car la ley de iden­ti­fi­ca­ción del vo­tan­te del es­ta­do.

Sin que ha­ya es­tán­da­res na­cio­na­les pa­ra vo­tar, las le­yes va­rían en­tre los es­ta­dos, in­clu­so en­tre con­da­dos.

Los ex­per­tos elec­to­ra­les y gru­pos de de­re­chos ci­vi­les ins­tan a los vo­tan­tes a que in­ves­ti­guen y se in­for­men an­tes de acu­dir a las ca­si­llas. Eso in­clu­ye ve­ri­fi­car que es­tén re­gis­tra­dos y en­con­trar la ubi­ca­ción co­rrec­ta don­de les to­ca vo­tar, así co­mo tam­bién en­ten­der sus de­re­chos en ca­so de que ha­ya pro­ble­mas.

Un ele­men­to adi­cio­nal a la po­ten­cial con­fu­sión son las nue­vas le­yes de iden­ti­fi­ca­ción del vo­tan­te pues­tas en vi­gor en nue­ve es­ta­dos, así co­mo tam­bién una re­duc­ción de ho­ras al pe­rio­do de votaciones an­ti­ci­pa­das y cam­bios a ubi­ca­cio­nes de ca­si­llas en al­gu­nas en­ti­da­des.

Fun­cio­na­rios es­ta­ta­les han di­cho que el con­da­do no ofre­ció votaciones en do­min­go en el 2012 y que el ac­tual plan in­ten­ta im­ple­men­tar un in­cre­men­to al ho­ra­rio de la tar­de que se po­ne a dis­po­si­ción du­ran­te el pe­rio­do de votaciones an­ti­ci­pa­das.

Las lar­gas fi­las con­lle­va­ron a la frus­tra­ción de los elec­to­res en la elec­ción pri­ma­ria de Ari­zo­na en mar­zo, cuan­do al­gu­nos vo­tan­tes del área de Phoe­nix es­pe­ra­ron ho­ras pa­ra po­der emi­tir sus vo­tos lue­go que fun­cio­na­rios elec­to­ra­les del con­da­do abrie­ran tan só­lo 60 ca­si­llas, me­nos de la mi­tad de lo acos­tum­bra­do.

Me­lis­sa Dun­mo­re, una tra­ba­ja­do­ra so­cial de 26 años de Phoe­nix, aún no sa­be si su vo­to en la elec­ción pri­ma­ria fue con­ta­do. Ella es­pe­ró una ho­ra pa­ra vo­tar, só­lo pa­ra que le di­je­ran que no es­ta­ba re­gis­tra­da, a pe­sar de ha­ber re­vi­sa­do su es­ta­tus an­tes de acu­dir a la ca­si­lla.

Dos per­so­nas se re­gis­tra­ban en Ty­ler, Te­xas, a fi­na­les de sep­tiem­bre

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.