Re­ve­lan or­den de Te­xas pa­ra ex­cluir a alum­nos es­pe­cia­les

El Diario de El Paso - - Panorama - As­so­cia­ted Press Hous­ton Ch­ro­ni­cle

La­re­do— Po­cos días an­tes de que co­men­za­ra el ci­clo es­co­lar del 2007, los ad­mi­nis­tra­do­res de dis­tri­tos lla­ma­ron a una jun­ta de per­so­nal de emer­gen­cia. Se­gún re­por­ta el Hous­ton Ch­ro­ni­cle, el De­par­ta­men­to de Edu­ca­ción de Te­xas (TEA) ha­bía de­ter­mi­na­do que te­nían de­ma­sia­dos alum­nos en edu­ca­ción es­pe­cial, anun­cia­ron los ad­mi­nis­tra­do­res, y ha­bían crea­do un plan: sa­car a tan­tos ni­ños co­mo se pu­die­ra.

Los em­plea­dos hi­cie­ron lo que se les or­de­nó, y du­ran­te ese año es­co­lar, el Dis­tri­to Es­co­lar In­de­pen­dien­te de La­re­do pur­gó sus lis­tas, sa­can­do a cer­ca de un ter­cio de sus alum­nos de edu­ca­ción es­pe­cial, de acuer­do con los da­tos del dis­tri­to. Más de 700 ni­ños fue­ron for­za­dos fue­ra de la edu­ca­ción es­pe­cial y de regreso a la edu­ca­ción re­gu­lar. So­la­men­te 78 nue­vos alum­nos en­tra­ron a la pri­me­ra.

‘Bá­si­ca­men­te to­ma­mos ni­ños y los sa­ca­mos’, na­rró Ma­ri­ce­la Gon­zá­lez, te­ra­peu­ta de len­gua­je de una es­cue­la pri­ma­ria. ‘Pen­sa­mos que era in­jus­to, pe­ro lo hi­ci­mos’.

La ver­sión de Gon­zá­lez, con­fir­ma­da por dos com­pa­ñe­ros y por do­cu­men­tos del dis­tri­to, ilus­tra có­mo al­gu­nas es­cue­las de Te­xas han sa­ca­do a ni­ños con dis­ca­pa­ci­da­des de los ser­vi­cios que re­que­rían, pa­ra po­der obe­de­cer el de­cre­to del de­par­ta­men­to que no más del 8.5 por cien­to de los alum­nos de­bían re­ci­bir edu­ca­ción es­pe­cial. El en­con­tró que los dis­tri­tos es­co­la­res que bus­ca­ban cum­plir con la me­di­da ar­bi­tra­ria no so­la­men­te vol­vie­ron más di­fí­cil ac­ce­der a es­tos ser­vi­cios sino que se avo­ca­ron a ex­pul­sar de ellos a cien­tos y cien­tos de ni­ños.

En el Dis­tri­to Es­co­lar In­de­pen­dien­te de San Fe­li­pe del Río, en el Oes­te de Te­xas, ha­ce años que los fun­cio­na­rios de­ja­ron de aten­der a ni­ños con una for­ma de au­tis­mo.

En el Dis­tri­to Es­co­lar In­de­pen­dien­te de Bra­zos­port, en el Gol­fo de Mé­xi­co, los em­plea­dos re­ci­bie­ron ins­truc­cio­nes en el 2009 de de­jar de dar ser­vi­cios tu­to­ria­les a alum­nos con dis­le­xia se­ve­ra.

En el Dis­tri­to Es­co­lar In­de­pen­dien­te del No­roes­te, cer­ca de Fort Worth, los ad­mi­nis­tra­do­res di­je­ron a los pa­dres de fa­mi­lia que ya no po­dían ofre­cer te­ra­pias de len­gua­je a alum­nos de pre­pa­ra­to­ria que tar­ta­mu­dea­ban. Y en el Dis­tri­to Es­co­lar In­de­pen­dien­te de Alief, dos em­plea­dos re­cor­da­ron que les ha­bían da­do ins­truc­cio­nes de su­ge­rir fal­sa­men­te a los pa­dres que sus hi­jos de al­gu­na ma­ne­ra se ha­bían cu­ra­do de dis­ca­pa­ci­da­des se­rias.

‘Me di­je­ron que tu­vie­ra to­das es­tas jun­tas con los pa­dres de los ni­ños con dis­tin­tas dis­ca­pa­ci­da­des y les di­je­ra co­sas co­mo: Ah, Johnny se es­tá desem­pe­ñan­do tan bien. Nos gus­ta­ría in­ten­tar in­te­grar­lo a la edu­ca­ción ge­ne­ral, y por su­pues­to que lo apo­ya­re­mos’, ex­pre­só Ch­ris­ti­ne Da­mia­ni, quien fue­ra di­rec­to­ra de edu­ca­ción es­pe­cial pa­ra la se­cun­da­ria Alief an­tes de ju­bi­lar­se el año pa­sa­do. ‘Na­da de eso era ver­dad’.

En ge­ne­ral, los alum­nos de edu­ca­ción es­pe­cial de Te­xas tie­nen una pro­ba­bi­li­dad de 55 por cien­to más al­ta de que los re­gre­sen a la edu­ca­ción ge­ne­ral que el pro­me­dio na­cio­nal, se­gún los da­tos re­co­lec­ta­dos por el De­par­ta­men­to de Edu­ca­ción de Es­ta­dos Uni­dos.

Tie­nen 5 ve­ces más pro­ba­bi­li­dad de ser ex­pul­sa­dos ha­cia una es­cue­la dis­ci­pli­na­ria, se­gún las es­ta­dís­ti­cas.

‘Es­tá bien trans­fe­rir a un ni­ño de edu­ca­ción es­pe­cial a edu­ca­ción ge­ne­ral si real­men­te ya no ne­ce­si­ta los ser­vi­cios’, co­men­tó Frank Ho­lle­man, se­cre­ta­rio ad­jun­to de Edu­ca­ción, ob­ser­van­do que la ley fe­de­ral ex­hor­ta a las es­cue­las a re­eva­luar a los alum­nos de edu­ca­ción es­pe­cial ca­da tres años. ‘Pe­ro si al ni­ño se le cam­bia só­lo pa­ra cum­plir con un nú­me­ro ar­bi­tra­rio, es una ac­ción que pue­de afec­tar la ca­rre­ra es­co­lar com­ple­ta del ni­ño y su vi­da en­te­ra. Eso de­be pa­rar­se in­me­dia­ta­men­te’.

Es­tas pur­gas ex­pli­can en par­te có­mo fue que los dis­tri­tos han re­du­ci­do dra­má­ti­ca­men­te sus ín­di­ces de ni­ños en edu­ca­ción es­pe­cial en la dé­ca­da desde que el TEA creó esa me­ta del 8.5 por cien­to de ins­crip­cio­nes co­mo par­te del sis­te­ma de mo­ni­to­reo de los dis­tri­tos.

El por­cen­ta­je de alum­nos en edu­ca­ción es­pe­cial ba­jó drás­ti­ca­men­te de estar muy cer­ca del pro­me­dio na­cio­nal del 13 por cien­to a exac­ta­men­te el 8.5 por cien­to, el nú­me­ro más bajo de cual­quier es­ta­do, por un am­plio mar­gen.

The Ch­ro­ni­cle re­ve­ló es­te nú­me­ro-me­ta el mes pa­sa­do y re­por­tó que el TEA lo im­ple­men­tó ca­lla­da­men­te mien­tras en­fren­ta­ba un re­cor­te pre­su­pues­tal es­ta­tal de mil cien mi­llo­nes de dó­la­res, sin con­sul­tar a los le­gis­la­do­res es­ta­ta­les, el Go­bierno fe­de­ral ni in­ves­ti­ga­ción al­gu­na.

La ley fe­de­ral obli­ga a to­das las es­cue­las pú­bli­cas a pro­por­cio­nar edu­ca­ción es­pe­cial a to­dos los ni­ños con dis­ca­pa­ci­da­des que la re­quie­ran. En res­pues­ta a la in­ves­ti­ga­ción de The Ch­ro­ni­cle, el 3 de oc­tu­bre, el De­par­ta­men­to de Edu­ca­ción de Es­ta­dos Uni­dos or­de­nó al TEA que pu­sie­ra fin a esa ci­fra me­ta a me­nos que pu­die­ra de­mos­trar que nin­gún ni­ño ha si­do pri­va­do de los ser­vi­cios.

El de­par­ta­men­to ade­más dio ins­truc­cio­nes a los fun­cio­na­rios es­ta­ta­les pa­ra que le re­por­ten có­mo pu­do ser que los dis­tri­tos ha­yan ne­ga­do los ser­vi­cios a los alum­nos con dis­ca­pa­ci­da­des y có­mo pien­san ‘re­me­diar el efecto de di­chas prác­ti­cas’.

Re­por­ta Hous­ton Ch­ro­ni­cle que en 2007 de­ter­mi­na­ron que es­ta­ba de­ma­sia­do al­ta la ci­fra: la re­du­je­ron del 13 al 8.5 por cien­to

Es­tu­dian­tEs En un sa­lón de cla­ses

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.