Se­gui­rán fa­mi­lias de in­mi­gran­tes SU­JE­TAS A DE­TEN­CIO­NES

El Diario de El Paso - - Clima - Agen­cias

San An­to­nio – El pró­xi­mo pre­si­den­te de los Es­ta­dos Uni­dos he­re­da­rá dos po­lí­ti­cas de in­mi­gra­ción di­vi­si­vas.

El can­di­da­to re­pu­bli­cano Do­nald Trump ha pro­me­ti­do ter­mi­nar la ma­nio­bra eje­cu­ti­va me­jor co­no­ci­da y qui­zás más con­tro­ver­sial de Oba­ma, el pro­gra­ma de ac­ción de­fe­ri­da que ha otor­ga­do per­mi­sos de tra­ba­jo a 1.2 mi­llo­nes de jó­ve­nes in­mi­gran­tes que en­tra­ron ile­gal­men­te al país. La can­di­da­ta de­mó­cra­ta Hi­llary Clin­ton di­jo que ella con­ti­nua­rá el pro­gra­ma.

Mien­tras tan­to, Clin­ton ha ofre­ci­do que ella abo­li­rá la me­nos co­no­ci­da po­lí­ti­ca de de­ten­ción de fa­mi­lias, y Trump ha di­cho que él re­ten­drá a to­dos los in­mi­gran­tes atrapados en la fron­te­ra has­ta que sus ca­sos de de­por­ta­ción se re­suel­van.

Ba­jo el nue­vo con­tra­to en­tre la Ciu­dad de Eloy, Ari­zo­na, ICE y la Cor­po­ra­ción de Co­rrec­cio­na­les de Es­ta­dos Uni­dos, el Go­bierno le pa­ga­rá 13 mi­llo­nes al mes pa­ra ope­rar el cen­tro de de­ten­cio­nes Di­lley, cer­ca de la mi­tad de lo que le es­ta­ba pa­gan­do pre­via­men­te.

Alon­zo Pe­ña, el ex sub­di­rec­tor de ICE, ex­pre­só que du­da que la agen­cia ha­ga cual­quier cam­bio ma­yor ‘por­que las elec­cio­nes es­tán tan cer­ca y las ideas de los dos can­di­da­tos son com­ple­ta­men­te opues­tas, así co­mo lo que quie­ren ha­cer con la in­mi­gra­ción’.

Des­pués del drás­ti­co in­cre­men­to de fa­mi­lias cen­troa­me­ri­ca­nas que cru­za­ban al va­lle del Río Bra­vo en el 2014, ICE cons­tru­yó el cen­tro Di­lley, el más gran­de del país, y mo­di­fi­có el cen­tro del Con­da­do Kar­nes pa­ra re­te­ner ni­ños, que lue­go ex­pan­dió a su ca­pa­ci­dad ac­tual.

ICE y los con­ce­sio­na­rios de los dos cen­tros se­ña­la­ron que no son los tí­pi­cos cen­tros de de­ten­cio­nes. Las fa­mi­lias tie­nen al­go de li­ber­tad de mo­vi­mien­to den­tro de las ins­ta­la­cio­nes, los ni­ños van a es­cue­las ahí den­tro y tie­nen al­gu­nas co­mo­di­da­des co­mo cam­pos pa­ra de­por­tes, áreas de jue­go y ac­ce­so a te­lé­fo­nos y compu­tado­ras.

‘ICE se ase­gu­ra de que es­tos cen­tros re­si­den­cia­les ope­ren en un am­bien­te abier­to. Los mis­mos pro­por­cio­nan cui­da­do mé­di­co, cuar­tos de jue­go, tra­ba­ja­do­ras so­cia­les, y ser­vi­cios edu­ca­ti­vos; y fa­ci­li­tan el ac­ce­so a con­se­jo le­gal’, acla­ró la agen­cia en un co­mu­ni­ca­do.

El es­ta­do de Texas otor­gó la li­cen­cia pa­ra la ins­ta­la­ción del Con­da­do Kar­nes ba­jo las nue­vas re­glas apro­ba­das es­te año, pe­ro un juez obs­tru­yó los es­fuer­zos por con­ce­sio­nar tam­bién el cen­tro Di­lley. ICE reporta que aho­ra re­tie­ne a la ma­yo­ría de las fa­mi­lias por un pe­río­do cor­to, lue­go les per­mi­te con­ti­nuar con su ca­so de in­mi­gra­ción mien­tras vi­ven en Es­ta­dos Uni­dos.

Mi­che­lle Bra­né, di­rec­to­ra del Pro­gra­ma de De­re­chos y Jus­ti­cia pa­ra los Mi­gran­tes de la Co­mi­sión de Re­fu­gio pa­ra Mu­je­res, ex­pre­só que a ella le gus­ta­ría ver que ter­mi­na­ran las prác­ti­cas de ca­si en­car­ce­lar, in­clu­yen­do el ho­ra­rio pa­ra ir a la ca­ma.

A las fa­mi­lias se les de­be­ría dar al­go de li­ber­tad co­mo ele­gir cuán­do se van los ni­ños a la ca­ma, pre­pa­rar sus pro­pios ali­men­tos y de­ci­dir cuán­do co­men, cla­mó.

El Go­bierno se be­ne­fi­cia­ría más si pro­ce­sa­ra los ca­sos de las fa­mi­lias rá­pi­da­men­te en la fron­te­ra y los ayu­da­ra a in­te­grar­se en Es­ta­dos Uni­dos y les au­xi­lia­ra en na­ve­gar el com­ple­jo sis­te­ma ju­di­cial de in­mi­gra­ción de Es­ta­dos Uni­dos, ar­gu­men­tó Bra­né.

Amy Fis­cher, di­rec­to­ra de po­lí­ti­cas del Cen­tro de Edu­ca­ción y Ser­vi­cios Le­ga­les pa­ra In­mi­gran­tes y Re­fu­gia­dos, ubi­ca­do en San An­to­nio, co­men­tó que Sa­rah Sal­da­ña, la di­rec­to­ra de ICE, di­jo a un pa­nel de la agen­cia du­ran­te una con­fe­ren­cia te­le­fó­ni­ca que de­ja­ría la pre­sen­ta­ción de un re­por­te pa­ra la si­guien­te ad­mi­nis­tra­ción, pe­ro ex­pre­só frus­tra­ción de que hu­bie­ran re­co­men­da­do ter­mi­nar la de­ten­ción de fa­mi­lias.

‘Sal­da­ña ade­más ex­pli­có que ba­jo la ley ellos no tie­nen la au­to­ri­dad pa­ra ter­mi­nar la de­ten­ción de fa­mi­lias’, re­la­tó Fis­cher. ‘Si ella es­tá ale­gan­do que no es le­gal que el ICE fre­ne las de­ten­cio­nes de fa­mi­lias aho­ra, en­ton­ces es­ta­ban que­bran­tan­do la ley an­tes del 2014’.

Erik Ruark, di­rec­tor de in­ves­ti­ga­ción del gru­po res­tric­ti­vo Num­ber­sUSA, co­men­tó que los 77 mil 674 in­mi­gran­tes via­jan­do en gru­pos fa­mi­lia­res que fue­ron aprehen­di­dos en el año fis­cal 2016, el nú­me­ro más gran­de des­de que la Pa­tru­lla Fron­te­ri­za co­men­zó a lle­var cuen­tas en el 2013, in­di­ca que de­te­ner a las fa­mi­lias no ha te­ni­do mu­cho im­pac­to. Su gru­po apo­ya un fin a la ac­ción de­fe­ri­da, la cual se­gún di­jo ha ex­hor­ta­do a que más in­mi­gran­tes tra­ten de en­trar a Es­ta­dos Uni­dos aun cuan­do no ca­li­fi­quen pa­ra el pro­gra­ma.

La pos­tu­ra de Ruark es que las fa­mi­lias pro­ve­nien­tes de Cen­troa­mé­ri­ca son mi­gran­tes por ra­zo­nes eco­nó­mi­cas y por tan­to no ca­li­fi­can pa­ra re­ci­bir asi­lo. Ex­pre­só que Es­ta­dos Uni­dos de­be­ría po­der de­por­tar­los rá­pi­da­men­te sin li­be­rar­los den­tro del país pa­ra dar­les una au­dien­cia en la cor­te.

‘Nos gus­ta­ría ase­gu­rar­nos de que la gen­te que es­tá es­pe­ran­do au­dien­cias de­fi­ni­ti­vas de su ca­so no son li­be­ra­das en el in­te­rior’, de­cla­ró Ruark. ‘Nos gus­ta­ría ver que el sis­te­ma ha­ce lo que se su­po­ne que de­be ha­cer. Tam­po­co nos gus­ta ver a las fa­mi­lias de­te­ni­das. Y la ma­ne­ra de so­lu­cio­nar eso es pro­ce­sar mu­cho más rá­pi­do’.

Me­ses atrás, ICE dio mues­tras de que es­ta­ba con­si­de­ran­do re­du­cir su ca­pa­ci­dad de de­ten­ción de fa­mi­lias. En el pre­su­pues­to en­via­do por DHS al Con­gre­so se pi­dió di­ne­ro su­fi­cien­te só­lo pa­ra mil ca­mas de de­ten­ción de fa­mi­lias, y Sal­da­ña tes­ti­fi­có en mar­zo que la agen­cia es­ta­ba con­si­de­ran­do re­te­ner adul­tos en el Con­da­do Kar­nes.

Una ofi­cial de DHS en el cen­tro Di­lley, al Sur de Texas

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.