Van con­tra drea­mers te­xa­nos

El Diario de El Paso - - PORTADA - San­dra Ve­láz­quez Es­pe­cial pa­ra El Dia­rio de El Pa­so

Aus­tin— Le­gis­la­do­res re­pu­bli­ca­nos, envalentonados por la vic­to­ria de Do­nald Trump, han pre­sen­ta­do un pro­yec­to de ley pa­ra que los uni­ver­si­ta­rios in­do­cu­men­ta­dos de­jen de pa­gar ta­ri­fas de co­le­gia­tu­ra co­rres­pon­dien­tes a re­si­den­tes te­xa­nos.

El pro­yec­to de ley pre­sen­ta­do por go­nat­han Stric­kland, re­pre­sen­tan­te es­ta­tal por el Dis­tri­to 92 con se­de en Bed­ford, pro­po­ne de­ro­gar la lla­ma­da Ley No­rie­ga que des­de principios de la dé­ca­da pa­sa­da in­clu­ye a los es­tu­dian­tes in­do­cu­men­ta­dos, tam­bién co­no­ci­dos co­mo drea­mers, en la ta­ri­fa pre­fe­ren­cial de las uni­ver­si­da­des pú­bli­cas de Te­xas.

"El cum­pli­mien­to de las le­yes es im­por­tan­te pa­ra la su­per­vi­ven­cia de cual­quier re­pú­bli­ca cons­ti­tu­cio­nal", afir­ma Stric­kland en su si­tio web.

"Más allá de ase­gu­rar nues­tras fron­te­ras, de­be­mos te­ner en cuen­ta que la razón por la cual los ile­ga­les vie­nen aquí es por los be­ne­fi­cios gra­tui­tos que les da tan­to el Es­ta­do co­mo la Fe­de­ra­ción. Es ho­ra de eli­mi­nar ima­nes co­mo la edu­ca­ción y cui­da­do mé­di­co gra­tui­to, y la be­ne­fi­cen­cia", agre­ga.

Es­ta es la se­gun­da oca­sión en que Stric­kland pro­po­ne de­ro­gar la Ley No­rie­ga que ha per­mi­ti­do a mi­les de jó­ve­nes in­do­cu­men­ta­dos con bue­nas ca­li­fi­ca­cio­nes ob­te­ner una ca­rre­ra uni­ver­si­ta­ria. El le­gis­la­dor en no­viem­bre del 2015 pre­sen­tó la pro­pues­ta por pri­me­ra oca­sión, la cual pa­só al co­mi­té de Asun­tos de Es­ta­do, don­de los de­mó­cra­tas lo­gra­ron blo­quear­la.

Ca­si dos años des­pués y en un am­bien­te don­de pos­tu­ras ul­tra­con­ser­va­do­ras dis­fru­tan un se­gun­do ai­re gra­cias a Trump, los re­pu­bli­ca­nos es­pe­ran un re­sul­ta­do di­fe­ren­te.

“Es tiem­po de po­ner a los jó­ve­nes de Te­xas pri­me­ro. No más pre­cios re­du­ci­dos a quie­nes que­bran­tan la ley”, tui­teó Stric­kland es­ta se­ma­na, al dar a co­no­cer su pro­pues­ta.

Ac­ti­vis­tas la­ti­nos ya co­mien­zan a mo­vi­li­zar­se en con­tra de es­ta pro­pues­ta, y tie­nen de alia­dos a al­gu­nos de los re­pre­sen­tan­tes de­mó­cra­tas que de­rro­ta­ron la ini­cia­ti­va en el 2015 y re­gre­sa­rán a la Le­gis­la­tu­ra en enero, tras ha­ber si­do re­elec­tos.

“Pu­di­mos fre­nar el cam­bio la vez pa­sa­da, in­clu­so con me­nos alia­dos”, re­cal­có Ro­ber­to Alon­zo, re­pre­sen­tan­te del Dis­tri­to 104 con se­de en Da­llas.

El le­gis­la­dor se­ña­ló que Stric­kland se con­tra­di­ce al ex­pre­sar su opo­si­ción a la Ley No­rie­ga.

“Ellos pue­den de­cir lo que quie­ran, pe­ro la ley aquí en Te­xas di­ce que a los jó­ve­nes se les co­bra co­mo re­si­den­tes del es­ta­do; esa es la ley”, en­fa­ti­zó.

Alon­zo di­jo no te­mer que Stric­kland y los re­pu­bli­ca­nos más con­ser­va­do­res per­se­ve­ren en es­ta oca­sión, aun­que tan­to la gu­ber­na­tu­ra co­mo la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes te­xa­na y el Se­na­do es­ta­tal es­tén ba­jo con­trol de ese par­ti­do.

Mien­tras tan­to, drea­mers co­mo Flor Val­dés a par­tir de enero –mes en que to­ma po­se­sión Trump co­mo pre­si­den­te y mes en que ini­cia su se­sión bie­nal la Le­gis­la­tu­ra es­ta­tal– ten­drán que vi­vir con más preo­cu­pa­cio­nes.

“Si no hu­bie­ra es­ta­do dis­po­ni­ble [esa ta­ri­fa], no me hu­bie­ra si­do po­si­ble es­tu­diar la uni­ver­si­dad”, re­fle­xio­nó Val­dés, oriun­da de la Ciu­dad de Mé­xi­co y es­tu­dian­te de úl­ti­mo se­mes­tre de pro­duc­ción y ra­dio en la Uni­ver­si­dad de Te­xas en Ar­ling­ton.

Pa­ra Val­dés, la edu­ca­ción su­pe­rior ini­ció en el Co­le­gio Co­mu­ni­ta­rio del Con­da­do de Ta­rrant, pa­gan­do la ta­ri­fa de re­si­den­te te­xa­na que Stric­kland quie­re des­apa­re­cer pa­ra los in­do­cu­men­ta­dos.

Y, se­ña­la Val­dés, la ta­ri­fa de re­si­den­te es­ta­tal no es gra­tui­ta; ella tu­vo que tra­ba­jar pa­ra cos­tear­se sus es­tu­dios del co­le­gio co­mu­ni­ta­rio, y al mis­mo tiem­po pa­gar sus gas­tos de vi­da y aho­rrar pa­ra la uni­ver­si­dad.

De­rro­ta na­cio­nal, es­pe­ran­za es­ta­tal

La pro­pues­ta en con­tra de la Ley No­rie­ga re­sur­ge en un am­bien­te de in­cer­ti­dum­bre ali­men­ta­do por el triun­fo de Trump, quien du­ran­te su cam­pa­ña pro­me­tió eli­mi­nar el ali­vio mi­gra­to­rio co­no­ci­do co­mo DA­CA (Ac­ción Di­fe­ri­da pa­ra los Lle­ga­dos en la In­fan­cia) que ha am­pa­ra­do de la de­por­ta­ción y otor­ga­do per­mi­sos de tra­ba­jo a más de 700 mil jó­ve­nes in­do­cu­men­ta­dos.

Pe­ro Alon­zo ex­pli­có que a pe­sar de ha­ber “per­di­do” a ni­vel na­cio­nal, los de­mó­cra­tas ga­na­ron te­rreno en Te­xas, y sus ri­va­les –cuan­do me­nos aque­llos que no se cie­gan an­te los cam­bios de­mo­grá­fi­cos– lo sa­ben.

“La gen­te cree que en Te­xas se es­tá aca­ban­do el mun­do, pe­ro ga­na­mos cin­co dipu­tacio­nes a los re­pu­bli­ca­nos, una Da­llas, una en Hous­ton, y tres en San An­to­nio”, se­ña­ló el ve­te­rano le­gis­la­dor y abo­ga­do.

The Cen­ter for Ame­ri­can Pro­gress cal­cu­la que eli­mi­nar DA­CA le res­ta­ría por lo me­nos 433.4 bi­llo­nes de dó­la­res al pro­duc­to in­terno bru­to (PIB) de Es­ta­dos Uni­dos en la pró­xi­ma dé­ca­da.

El es­ta­do en­fren­ta un aus­te­ro pre­su­pues­to por el co­lap­so de la in­dus­tria pe­tro­le­ra, por lo cual le­gis­la­do­res de am­bos par­ti­dos ten­drán que to­mar en cuen­ta cual­quier ac­ción o ley que le cues­ten di­ne­ro al es­ta­do.

“To­do se vi­gi­la, to­do se va a to­mar en cuen­ta”, ex­pli­có Alon­zo.

Ade­más, el im­pac­to eco­nó­mi­co al es­ta­do de “des­con­tar­le” la co­le­gia­tu­ra a los jó­ve­nes in­do­cu­men­ta­dos es me­nos de lo que la gen­te pen­sa­ría.

Se­gún ar­chi­vos de la Le­gis­la­tu­ra, en el 2013 unos 24 mil 760 in­do­cu­men­ta­dos pa­ga­ban co­le­gia­tu­ra pre­fe­ren­cial en las uni­ver­si­da­des y co­le­gios co­mu­ni­ta­rios de Te­xas. Ese nú­me­ro equi­va­le so­la­men­te al 1.87 por cien­to de la po­bla­ción es­tu­dian­til to­tal.

Bus­CAn De­ro­GAr ley pa­ra pa­gar co­le­gia­tu­ra uni­ver­si­ta­ria co­mo re­si­den­tes le­ga­les

al­gu­nos ac­ti­vis­tas han al­za­do su voz en de­fen­sa de los es­tu­dian­tes

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.