CO­MO ADUL­TOS, TRAS­LA­DAN A ME­NO­RES DE­TE­NI­DOS

El Diario de El Paso - - PORTADA - Luis Her­nán­dez/El Dia­rio de El Pa­so

De acuer­do con las le­yes vi­gen­tes en Te­xas, per­so­nas en­tre 10 y 17 años de­ben ser es­po­sa­das du­ran­te los tras­la­dos fue­ra del Cen­tro de Jus­ti­cia Ju­ve­nil del Con­da­do, co­mo el que fue cap­ta­do ayer por la cá­ma­ra de El Dia­rio de El Pa­so

El ca­so de un ni­ño que fue tras­la­da­do es­po­sa­do y con gri­lle­tes de las ins­ta­la­cio­nes de la Cor­te del Con­da­do ha­cia el Cen­tro de Jus­ti­cia Ju­ve­nil ha cau­sa­do po­lé­mi­ca.

Ba­jo la po­lí­ti­ca ac­tual de tras­la­do de me­no­res que se en­cuen­tran ba­jo la de­ten­ción de Cen­tro de Jus­ti­cia Ju­ve­nil del Con­da­do de El Pa­so, los ni­ños y ado­les­cen­tes ba­jo su cui­da­do de­ben de ser tras­la­da­dos con me­di­das de se­gu­ri­dad si­mi­la­res a las de cri­mi­na­les de ma­yor edad.

Es­to sig­ni­fi­ca que ni­ños y ado­les­cen­tes de en­tre 10 a 17 años de edad, son pues­tos ba­jo res­tric­cio­nes fí­si­cas, co­mo el de ser es­po­sa­dos al mo­men­to de ser tras­la­da­dos a cual­quier sec­tor fue­ra del cen­tro de de­ten­ción ju­ve­nil.

El pro­to­co­lo dic­ta que los gri­lle­tes nun­ca de­ben ser re­mo­vi­dos del jo­ven al me­nos que se re­quie­ra pa­ra com­ple­tar cier­tos exá­me­nes fí­si­cos ta­les co­mo exá­me­nes pél­vi­cos, pro­ce­di­mien­tos qui­rúr­gi­cos, y tam­bién in­cluir ex­plo­ra­cio­nes de MRI o Cat Scan, don­de las es­po­sas y gri­lle­tes pue­den in­ter­fe­rir con el equi­po mé­di­co.

“Es­ta me­di­da es­tá ba­jo las nor­mas Có­di­go Ad­mi­nis­tra­ti­vo de Te­xas 341.71, es­to no es na­da fue­ra de lo co­mún pe­ro si oca­sio­na un po­co de shock a las per­so­nas al ver a un ni­ño es­po­sa­do de es­ta ma­ne­ra”, di­jo Ro­ger Mar­tí­nez, je­fe de Li­ber­tad Con­di­cio­nal Ju­ve­nil del Cen­tro de Jus­ti­cia Ju­ve­nil del Con­da­do de El Pa­so.

Mar­tí­nez ex­pli­ca que por cues­tio­nes de pri­va­ci­dad y se­gu­ri­dad de los me­no­res de edad no tie­ne au­to­ri­za­do ex­pli­car las ra­zo­nes de­trás de los ca­sos de de­ten­ción. Pe­ro afir­ma que es­tas me­di­das son es­ta­ble­ci­das pa­ra res­guar­dar la se­gu­ri­dad de tan­to el me­nor de­te­ni­do, co­mo el del ofi­cial.

El ca­so par­ti­cu­lar que re­por­ta el Dia­rio de El Pa­so es el de un me­nor de edad no iden­ti­fi­ca­do, que fue tras­la­da­do des­de las ins­ta­la­cio­nes de la Cor­te del Con­da­do ha­cia el Cen­tro de Jus­ti­cia Ju­ve­nil. El me­nor, que ba­jo el es­ta­tu­to del cen­tro ten­dría que te­ner mí­ni­mo de 10 años pa­ra arri­ba, pa­só es­po­sa­do y con gri­lle­tes en las pier­nas.

El psi­có­lo­go Pa­blo S. Pa­di­lla Gar­cía, quien se es­pe­cia­li­za en asun­tos te­ra­pia fa­mi­liar es­ti­pu­la que las po­lí­ti­cas de dis­ci­pli­na du­ra pue­den ac­ti­var un ci­clo cri­mi­nal en los me­no­res, au­men­tan­do la de­ser­ción es­co­lar y otros ac­tos de­lic­ti­vos.

“Es en mi opi­nión que es­tos protocolos, no so­lo de arres­tos sino en ge­ne­ral a las fal­tas o de­li­tos me­no­res in­frin­gi­dos por ado­les­cen­tes y ni­ños de­be­rían ser tra­ta­dos con tra­ta­mien­tos psi­co­ló­gi­cos y con me­nos cár­cel o de­ten­ción”, co­men­tó

Reite­ran­do que el tra­tar una con­duc­ta dis­rup­ti­va con un cas­ti­go, y más aun uno des­pro­por­cio­na­do a la fal­ta, pue­de pro­du­cir un au­men­to en la con­duc­ta dis­rup­ti­va mis­ma del me­nor.

Por el mo­men­to el vo­ce­ro del Cen­tro de Jus­ti­cia Ju­ve­nil del Con­da­do de El Pa­so re­co­no­ce que es­tas me­di­das pue­den pa­re­cer alar­man­tes pa­ra la co­mu­ni­dad, pe­ro re­afir­ma que los es­tán­da­res de cui­da­do y de tra­to de los me­no­res son de los me­jo­res del es­ta­do e in­clu­so han si­do los es­tán­da­res a se­guir de otras ins­ti­tu­cio­nes de Jus­ti­cia Ju­ve­nil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.