In­ves­ti­gan pre­sun­to abu­so se­xual in­fan­til de sa­cer­do­te

Lo acu­san de rea­li­zar prác­ti­cas in­de­cen­tes con un me­nor de 15 años

El Diario de El Paso - - FRONTERA - As­so­cia­ted Press

Bran­den­burg, Ky.— Un sa­cer­do­te de Louis­vi­lle fue acu­sa­do es­te mar­tes de ata­car se­xual­men­te a un ni­ño du­ran­te un cam­pa­men­to de ve­rano que acos­tum­bra­ba a lle­var a ca­bo, aun­que fue en­con­tra­do no cul­pa­ble de una se­gun­da ver­sión del mis­mo car­go.

El re­ve­ren­do Jo­seph Hem­mer­le fue en­con­tra­do cul­pa­ble de un car­go por rea­li­zar prác­ti­cas in­de­cen­tes o in­mo­ra­les con un me­nor de 15 años.

Pe­ro el ju­ra­do lo exo­ne­ró de la se­gun­da ver­sión.

Des­pués de de­li­be­rar du­ran­te dos ho­ras, el ju­ra­do del jui­cio que se efec­tuó en el Con­da­do Mea­de, en­tre­gó el ve­re­dic­to, lue­go em­pe­zó a con­si­de­rar la sen­ten­cia.

Hem­mer­le en­fren­ta has­ta 10 años en pri­sión.

El sa­cer­do­te de 74 años, fue acu­sa­do de co­me­ter abu­so se­xual en su cam­pa­men­to de ve­rano ca­tó­li­co en los años 1970.

Es­te mar­tes de­cla­ró que en oca­sio­nes apli­ca­ba una lo­ción de ca­la­mi­na en los ge­ni­ta­les de los ni­ños que asis­tían al cam­pa­men­to, con su per­mi­so, pe­ro ne­gó abu­sar de su acu­sa­dor.

Hem­mer­le ase­gu­ró, des­de el es­tra­do de tes­ti­gos, que nun­ca abu­só de la pre­sun­ta víctima, Mi­chael No­rris.

El Cam­pa­men­to Tall Trees se lle­va­ba a ca­bo en ese con­da­do du­ran­te el ve­rano, lo or­ga­ni­zó Hem­mer­le du­ran­te tres dé­ca­das a par­tir de los años 1970.

No­rris co­men­tó que cuan­do te­nía 10 años, Hem­mer­le lo co­lo­có sin ro­pa so­bre un ban­co y abu­só se­xual­men­te de él en la ca­ba­ña per­so­nal del sa­cer­do­te.

No­rris de­cla­ró que fue a ver al cura pa­ra que le apli­ca­ra un tra­ta­mien­to con­tra una hie­dra ve­ne­no­sa. Hem­mer­le de­cla­ró que no re­cuer­da que No­rris ha­ya asis­ti­do al cam­pa­men­to, pe­ro ‘no hay nin­gu­na du­da en mi men­te’ que no abu­só de él.

Tam­bién agre­gó que cual­quier ni­ño que te­nía con­tac­to con una hie­dra ve­ne­no­sa u otro pro­ble­ma mé­di­co era en­via­do a un dis­pen­sa­rio que ha­bía en el cam­pa­men­to.

Se­ña­ló que les po­nía lo­ción de ca­la­mi­na a los ni­ños que su­frían de sar­pu­lli­do.

Ad­mi­tió que en una oca­sión, le apli­có esa lo­ción en los ge­ni­ta­les de al­gu­nos ni­ños des­pués de pe­dir­les per­mi­so.

Hem­mer­le di­jo que les pre­gun­ta­ba a los ni­ños, ‘¿qué ha­ría tu ma­má?”.

El fis­cal Je­remy Logs­don, asis­ten­te del pro­cu­ra­dor de Com­mon­wealth, di­jo en sus úl­ti­mas de­cla­ra­cio­nes de es­te mar­tes que esa prác­ti­ca era ex­tra­ña.

‘Aún en los años 1970, uno no le to­ca­ría los ge­ni­ta­les a los ni­ños’, di­jo Logs­don.

Agre­gó que ha­bía un te­lé­fono en las ins­ta­la­cio­nes que po­dría ha­ber­se uti­li­za­do pa­ra lla­mar a los pa­dres si hu­bie­ra ha­bi­do al­gu­na du­da so­bre el tra­ta­mien­to.

No­rris, quien vi­ve en Houston pe­ro cre­ció en Louis­vi­lle, son­rió y abra­zó a su es­po­sa y va­rios fa­mi­lia­res que es­ta­ban en la Cor­te, cuan­do se le­yó el ve­re­dic­to.

‘Me sien­to reivin­di­ca­do, yo no men­tí en eso’, di­jo.

No­rris aña­dió que ‘por 15 mi­nu­tos de pla­cer’ que tu­vo Hem­mer­le, No­rris ‘tu­vo que su­frir du­ran­te 43 años’.

Re­la­tó que in­ten­tó sui­ci­dar­se cuan­do era ado­les­cen­te y aban­do­nó la pre­pa­ra­to­ria.

Da­vid Lam­ber­tus, abo­ga­do de Hem­mer­le, lla­mó a va­rios tes­ti­gos que asis­tie­ron al cam­pa­men­to en los años 1970 y ca­da uno di­jo que los ni­ños nun­ca fue­ron a la ca­ba­ña de Hem­mer­le pa­ra re­ci­bir al­gún tra­ta­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.