Ini­cian de­mo­li­ción, pe­se a or­den ju­di­cial

Fre­na juz­ga­do ac­ción de al­gu­nos pro­pie­ta­rios; ac­ti­vis­tas se nie­gan a aban­do­nar la zo­na

El Diario de El Paso - - PORTADA - Luis Her­nán­dez/El Dia­rio de El Pa­so

Un juz­ga­do nue­va­men­te tu­vo que in­ter­ve­nir ayer, lue­go de que due­ños ini­cia­ran la des­truc­ción de cuan­do me­nos cin­co pro­pie­da­des en el ba­rrio Du­ran­gui­to, en desaca­to a una or­den ju­di­cial emi­ti­da el día an­te­rior.

La ac­ción por par­te de los pro­pie­ta­rios pro­vo­có que ac­ti­vis­tas en con­tra del plan pa­ra des­apa­re­cer el ba­rrio y cons­truir ahí una nue­va are­na municipal de even­tos nue­va­men­te se apos­ta­ran en­tre los tras­ca­bos y los edi­fi­cios.

Los da­ños se con­cen­tra­ron en los si­guien­tes edi­fi­cios so­bre Chihuahua Street: la an­ti­gua ga­le­ría ‘Flor de Lu­na’, cons­trui­da en 1885, la vi­vien­da nú­me­ro 303; el edi­fi­cio de dos pi­sos en el 309, sec­cio­nes del mer­ca­do ‘El Tiradero’ y la bar­da de la vi­vien­da del 315. Las obras fue­ron efec­tua­das por JMR De­mo­li­tion a par­tir de las 7:15 a.m.

Po­li­cías mu­ni­ci­pa­les in­di­ca­ron a los tra­ba­ja­do­res que ce­sa­ran las la­bo­res, lue­go de que una abo­ga­da les mos­tra­ra la or­den ju­di­cial ori­gi­nal con­tra la des­truc­ción de edi­fi­cios que ac­ti­vis­tas e his­to­ria­do­res con­si­de­ran co­mo ‘his­tó­ri­cos’.

“Es­ta­mos vien­do es­ta ma­ña­na una ac­ción ile­gal por par­te de la Ciu­dad y pro­pie­ta­rios co­mo Ale­jo Res­tre­po. A pe­sar de una or­den ju­di­cial que de­te­nía la de­mo­li­ción, los edi­fi­cios tie­nen da­ños. La com­pa­ñía no de­mo­lió ni un so­lo edi­fi­cio, lo que sí hi­zo fue da­ñar sec­cio­nes de va­rios edi­fi­cios, los cua­les son con­si­de­ra­dos co­mo ‘in­va­lua­bles’ por ex­per­tos en edi­fi­cios his­tó­ri­cos”, di­jo Yo­lan­da Ley­va, or­ga­ni­za­do­ra del gru­po ac­ti­vis­ta Pa­so del Sur.

Al­gu­nos fun­cio­na­rios es­ta­ta­les, mu­ni­ci­pa­les y del Con­da­do de El Pa­so es­tu­vie­ron pre­sen­tes pa­ra apo­yar a los ma­ni­fes­tan­tes en con­tra de la de­mo­li­ción.

La re­pre­sen­tan­te del Dis­tri­to 8, en don­de se ubi­ca Du­ran­gui­to, Ce­ci­lia Li­zá­rra­ga, acu­dió al lu­gar pe­ro se fue al ser cues­tio­na­da por los ma­ni­fes­tan­tes.

El Ayun­ta­mien­to de El Pa­so ofre­ció una con­fe­ren­cia de pren­sa ho­ras des­pués, reite­ran­do que aca­tó la or­den ori­gi­nal de la Oc­ta­va Corte de Ape­la­cio­nes, emi­ti­da el lu­nes.

“A la Ciu­dad aún no le per­te­ne­cen es­tas pro­pie­da­des ni las con­tro­la y no ini­ció, re­pi­to, la Ciu­dad no ini­ció las de­mo­li­cio­nes. Los due­ños de las pro­pie­da­des que es­tán sien­do de­mo­li­das no es­ta­ban in­clui­dos en la or­den ju­di­cial”, afir­mó el al­cal­de Dee Mar­go.

Du­ran­te el trans­cur­so del día, el área de Du­ran­gui­to fue sa­tu­ra­da por po­li­cías mu­ni­ci­pa­les, al­gu­nos con uni­for­mes y ar­ma­du­ra an­ti­mo­ti­nes. En al­gún mo­men­to, ha­bía más po­li­cías que ma­ni­fes­tan­tes.

“Se ha cues­tio­na­do la pre­sen­cia de los ofi­cia­les de Po­li­cía y si es­to re­pre­sen­ta una vio­la­ción de la or­den ju­di­cial. La Po­li­cía no es­tá ahí pa­ra ayu­dar con la de­mo­li­ción, ob­via­men­te ese no es el tra­ba­jo de los ofi­cia­les, ellos es­tán ahí pa­ra man­te­ner la paz y la se­gu­ri­dad de los in­di­vi­duos in­vo­lu­cra­dos”, di­jo Syl­via Bo­run­da Firth, abo­ga­da de la Ciu­dad.

Hu­bo mo­men­tos de ten­sión en­tre los ma­ni­fes­tan­tes y la Po­li­cía. Los ma­ni­fes­tan­tes tra­ta­ron de qui­tar las re­jas que eran co­lo­ca­das por los tra­ba­ja­do­res de JMR De­mo­li­tion. Va­rios ele­men­tos de la Po­li­cía in­ter­vi­nie­ron, pe­ro no hu­bo arres­tos.

“Las re­jas son ne­ce­sa­rias es­pe­cial­men­te por­que las pro­pie­da­des es­tán par­cial­men­te de­mo­li­das, te­ne­mos se­rias preo­cu­pa­cio­nes de que se las­ti­me la gen­te que es­tá en­tran­do en pro­pie­dad pri­va­da”, agre­gó Firth.

“El Ayun­ta­mien­to es­tá en to­tal cum­pli­mien­to de la or­den, el ad­mi­nis­tra­dor municipal [Tommy González] ha da­do ins­truc­cio­nes de que se cum­pla con la or­den y es­pe­ra­mos que to­do es­to sea re­suel­to en las cor­tes”, agre­gó Firth.

Mar­go de­cla­ró que la Ciu­dad no tie­ne la au­to­ri­dad pa­ra apli­car la or­den ju­di­cial so­bre los pro­pie­ta­rios y que la fuer­te pre­sen­cia po­li­cia­ca se de­bió a ra­zo­nes de se­gu­ri­dad.

“Te­ne­mos mu­cha gen­te que se reunió en el área y en­ten­de­mos que es­ta si­tua­ción es im­por­tan­te pa­ra ellos, pe­ro les pe­di­mos que pro­tes­ten de ma­ne­ra cal­ma­da y no im­pi­dan la co­lo­ca­ción de las re­jas, el mo­vi­mien­to de vehícu­los o cual­quier otro ac­to que sea pe­li­gro­so”, ex­pli­có.

A lo lar­go de la tar­de se pre­sen­ta­ron arres­tos de los ma­ni­fes­tan­tes, se im­pi­dió el re­in­gre­so de cual­quier per­so­na que sa­lie­ra de la ma­ni­fes­ta­ción y la en­tra­da de ali­men­tos pa­ra los pro­tes­tan­tes.

Al­re­de­dor de las 5 p.m. se pre­sen­tó una nue­va or­den de la Oc­ta­va Corte de Ape­la­cio­nes en la que se iden­ti­fi­ca­ron los ocho edi­fi­cios pro­te­gi­dos ba­jo es­te dic­ta­men y re­cal­có que se efec­tuó una vio­la­ción de la pre­via or­den cuan­do se reali­zó una de­mo­li­ción par­cial.

Ade­más, obli­ga a que la Ciu­dad sus­pen­da ór­de­nes pre­vias pa­ra la de­mo­li­ción de los ocho edi­fi­cios.

“Es­ta or­den su­pera la au­to­ri­dad del al­cal­de, del ad­mi­nis­tra­dor municipal, la abo­ga­da de la Ciu­dad y el De­par­ta­men­to de Po­li­cía”, de­cla­ró Max Gross­man, his­to­ria­dor y li­ti­gan­te que in­ter­pu­so una de­man­da en con­tra de la Ciu­dad pa­ra bus­car ob­te­ner la pre­ser­va­ción de los edi­fi­cios del ba­rrio Du­ran­gui­to.

VA­RIOS IN­MUE­BLES se vie­ron afec­ta­dos par­cial­men­te

UN OFI­CIAL res­guar­da uno de los in­mue­bles afec­ta­dos

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.