QUIE­RE AB­BOTT ‘RE­CU­PE­RAR’ EL VO­TO HIS­PANO

Pro­me­te en Con­fe­ren­cia de Li­de­ra­zo que se es­me­ra­rá por con­se­guir apo­yo la­tino

El Diario de El Paso - - PORTADA -

Aus­tin— Greg Ab­bott pue­de no te­ner un opo­si­tor se­rio pa­ra la re­elec­ción to­da­vía, pe­ro ya se mar­có una me­ta: re­cu­pe­rar y ex­pan­dir el vo­to his­pano. A pri­me­ra vis­ta, pa­re­ce una ta­rea di­fí­cil, con Do­nald Trump sien­do una de las fi­gu­ras de ma­yor re­pu­dio en­tre los his­pa­nos y con Ab­bott ha­bien­do apo­ya­do la con­tro­ver­sial Ley SB 4, co­no­ci­da co­mo ley ‘an­ti­ciu­da­des san­tua­rio’ y ley ‘mués­tra­me tus pa­pe­les’.

Sin em­bar­go, el sábado, ha­blan­do Ab­bott en San An­to­nio an­te miem­bros de la Con­fe­ren­cia de Li­de­raz­go His­pa­na, di­jo que se es­me­ra­ría por con­se­guir el apo­yo de los re­pu­bli­ca­nos his­pa­nos.

‘Lo que sa­be­mos es que quien quie­ra que se pos­tu­le con­tra mí, va­mos a lu­char y lo va­mos a derrotar’, di­jo Ab­bott. ‘Pe­ro lo que quie­ro que se­pan es que mu­cho más im­por­tan­te que ga­nar es­ta elec­ción es ga­nar­nos a la pró­xi­ma ge­ne­ra­ción’, afir­mó.

La con­fe­ren­cia, a la que asis­tie­ron 250 ac­ti­vis­tas, fue la pri­me­ra de una se­rie orien­ta­da ha­cia un ob­je­ti­vo que se es­tá con­vir­tien­do en el cen­tro de la can­di­da­tu­ra de Ab­bott a la re­elec­ción: in­cre­men­tar el 44 por cien­to del vo­to his­pano que re­ci­bió en 2014. Mi­ran­do a 2018, no só­lo ba­sar­se en ese nú­me­ro, sino ha­cer­lo sus­tan­cial­men­te, con un ojo en la cap­tu­ra de una ma­yo­ría.

‘Pla­nea­mos em­pren­der, si es ne­ce­sa­rio, com­ba­te cuer­po a cuer­po con nues­tros opo­nen­tes pa­ra ga­nar el vo­to his­pano’, di­jo Da­ve Car­ney, je­fe po­lí­ti­co de Ab­bott, en una en­tre­vis­ta re­cien­te.

Ab­bott, que hi­zo del Va­lle del Río Gran­de, un gran en­cla­ve his­pano, su pri­me­ra parada des­pués de lan­zar su cam­pa­ña de re­elec­ción en ju­lio, es­tá per­si­guien­do has­ta aho­ra el vo­to his­pano sin la pre­sen­cia de un opo­nen­te de­mó­cra­ta se­rio en 2018, aun­que el par­ti­do in­sis­te en que sur­gi­rá uno.

Mien­tras tan­to, los de­mó­cra­tas apuntan a una va­rie­dad de fac­to­res que creen que obs­ta­cu­li­za­rán los es­fuer­zos de Ab­bott, in­clu­yen­do el pre­si­den­te in­cen­dia­rio de su par­ti­do, Do­nald Trump, y la nue­va ley de ‘ciu­da­des san­tua­rio’ del es­ta­do que Ab­bott de­fen­dió.

El pro­yec­to de ley SB4 del Se­na­do en par­ti­cu­lar, di­cen, pre­sen­ta un nue­vo obs­tácu­lo abrup­to pa­ra Ab­bott pa­ra su­pe­rar con la co­mu­ni­dad his­pa­na, que cor­te­jó en 2014 al pre­su­mir que su es­po­sa, Cecilia, se con­ver­ti­ría en la pri­me­ra da­ma his­pa­na del es­ta­do.

‘Es un mun­do com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te aho­ra’, di­jo Cris­tó­bal Alex, pre­si­den­te del Pro­yec­to La­tino Vic­tory, gru­po de­mó­cra­ta que tra­ba­ja pa­ra ele­gir a los latinos.

‘Aquí es­tá la co­sa: Sí, la es­po­sa de Greg Ab­bott es la­ti­na y oi­go que es una bue­na per­so­na, pe­ro Ab­bott es real­men­te un desas­tre de ca­te­go­ría 5 pa­ra los latinos y la gente del es­ta­do de Te­xas’, ad­vier­te.

En una en­tre­vis­ta des­pués de su dis­cur­so, Ab­bott re­cha­zó el en­fo­que de­mó­cra­ta en la SB4, que pre­ten­de cas­ti­gar a los agen­tes de la ley lo­ca­les que no coope­ren ple­na­men­te con las au­to­ri­da­des fe­de­ra­les de In­mi­gra­ción. Ha plan­tea­do preo­cu­pa­cio­nes acer­ca de la dis­cri­mi­na­ción ra­cial, pe­ro Ab­bott di­jo que ve la ley más co­mo ac­ti­vo que co­mo un pa­si­vo cuan­do lle­ga a los vo­tan­tes his­pa­nos.

La co­mu­ni­dad his­pa­na, di­jo: ‘quie­re co­mu­ni­da­des se­gu­ras co­mo to­dos los de­más’.

Cuan­do se tra­ta de Trump, Ab­bott ex­pre­só su con­fian­za en que los latinos de Te­xas lo ven co­mo ‘com­ple­ta­men­te in­de­pen­dien­te’.

El EvEn­to se reali­zó el sábado pa­sa­do, en San An­to­nio

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.