La ex­cu­sa de Evo Mo­ra­les pa­ra man­te­ner­se en el po­der

El Diario de El Paso - - OPINIÓN - Andrés Op­pen­hei­mer

Mien­tras mu­chos de no­so­tros es­tá­ba­mos con­cen­tra­dos en la ma­sa­cre de Las Ve­gas y en la tar­día res­pues­ta del pre­si­den­te Trump al dra­ma hu­ma­ni­ta­rio de Puer­to Ri­co, hay un cre­cien­te es­cán­da­lo po­lí­ti­co en Su­da­mé­ri­ca que es­ta pa­san­do ca­si inad­ver­ti­do: la can­di­da­tu­ra in­cons­ti­tu­cio­nal del pre­si­den­te bo­li­viano Evo Mo­ra­les a un cuar­to man­da­to.

Los ar­gu­men­tos de Mo­ra­les pa­ra ator­ni­llar­se en el po­der son tan ri­dícu­los que se­rían gra­cio­sos si to­do es­to no es­tu­vie­ra su­ce­dien­do en uno de los paí­ses más po­bres del mun­do.

A pe­sar de que la pro­pia Cons­ti­tu­ción de 2009 es­cri­ta por Mo­ra­les le prohí­be pos­tu­lar­se a una nue­va re­elec­ción cuan­do ter­mi­ne su ac­tual man­da­to en 2019, y a pe­sar de que Mo­ra­les per­dió un re­fe­rén­dum en 2016 que ha­bía con­vo­ca­do él mis­mo pa­ra lo­grar re­ele­gir­se, el pre­si­den­te po­pu­lis­ta bo­li­viano es­tá in­ten­tan­do pos­tu­lar­se pa­ra un cuar­to pe­río­do de cin­co años.

Los le­gis­la­do­res de su par­ti­do, el MAS, re­cien­te­men­te pre­sen­ta­ron una pe­ti­ción al Tri­bu­nal de Jus­ti­cia con­tro­la­do por Mo­ra­les pa­ra de­cla­rar la “in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad” de la cláu­su­la cons­ti­tu­cio­nal que le prohi­bía una nue­va re­elec­ción. La pe­ti­ción di­ce que la ac­tual Cons­ti­tu­ción vio­la el ar­tícu­lo 23 de la Con­ven­ción Ame­ri­ca­na de De­re­chos Hu­ma­nos, que es­ta­ble­ce que a na­die se le de­be ne­gar el de­re­cho a ser ele­gi­do.

El mi­nis­tro de De­fen­sa, Rey­mi Fe­rrei­ra, di­jo que el de­re­cho de Mo­ra­les a un nue­vo man­da­to es­tá con­sa­gra­do en la Con­ven­ción, tam­bién co­no­ci­da co­mo el Pac­to de San Jo­sé, que es­tá por en­ci­ma de la Cons­ti­tu­ción bo­li­via­na, in­for­mó el dia­rio bo­li­viano El Mun­do el 21 de sep­tiem­bre. Fe­rrei­ra agre­gó que los “de­re­chos hu­ma­nos” de Mo­ra­les pa­ra vol­ver a pos­tu­lar­se tam­bién in­va­li­dan los re­sul­ta­dos del re­fe­rén­dum del 21 de fe­bre­ro de 2016, en el que los bo­li­via­nos re­cha­za­ron la so­li­ci­tud del pre­si­den­te de vol­ver a ser can­di­da­to.

Una de­le­ga­ción gu­ber­na­men­tal bo­li­via­na en­ca­be­za­da por el mi­nis­tro de Jus­ti­cia Héc­tor Ar­ce y la pre­si­den­ta de la Cá­ma­ra de Dipu­tados, Ga­brie­la Montaño, via­jó es­ta se­ma­na a Was­hing­ton pa­ra de­fen­der el nue­vo plan de re­elec­ción de Mo­ra­les ante la Or­ga­ni­za­ción de Es­ta­dos Ame­ri­ca­nos.

Mo­ra­les, que ya ha­bía cam­bia­do la Cons­ti­tu­ción en 2009 pa­ra per­mi­tir su re­elec­ción en ese mo­men­to, aho­ra se com­pa­ra con la can­ci­ller ale­ma­na An­ge­la Mer­kel. La je­fa de es­ta­do ale­ma­na fue re­cien­te­men­te re­ele­gi­da pa­ra un cuar­to man­da­to.

“Si Mer­kel fue re­ele­gi­da cua­tro ve­ces, ¿por qué no pue­do ha­cer­lo yo?”, di­ce Mo­ra­les. En un tuit del 24 de sep­tiem­bre, Mo­ra­les fe­li­ci­tó a Mer­kel por su re­elec­ción y es­cri­bió: “La re­elec­ción ga­ran­ti­za la con­ti­nui­dad de los pro­yec­tos a me­diano y lar­go pla­zo”.

Pe­ro Mo­ra­les es­tá le­jos de ser An­ge­la Mer­kel. Mer­kel es la je­fa de es­ta­do de una de­mo­cra­cia par­la­men­ta­ria, que pue­de ser des­pe­di­da por el par­la­men­to en cual­quier mo­men­to. Mo­ra­les en­ca­be­za un sis­te­ma pre­si­den­cia­lis­ta, en que el pre­si­den­te –es­pe­cial­men­te des­de que asu­mió el car­go en 2006– tie­ne po­de­res ca­si ab­so­lu­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.