Al re­cha­zar NAFTA, Trump po­ne en pe­li­gro eco­no­mía de EU

El Diario de El Paso - - OPINIÓN -

El fu­tu­ro de la eco­no­mía es­ta­dou­ni­den­se es­tá en jue­go es­ta se­ma­na en una con­fe­ren­cia a puer­ta ce­rra­da en­tre los tres prin­ci­pa­les so­cios co­mer­cia­les. A par­tir de ayer, re­pre­sen­tan­tes de Es­ta­dos Uni­dos, Ca­na­dá y Mé­xi­co ini­cia­ron una cuar­ta ron­da de ne­go­cia­cio­nes so­bre la re­vi­sión del Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio de Amé­ri­ca del Nor­te (NAFTA), un pac­to de 24 años que ha in­ter­co­nec­ta­do pro­fun­da­men­te tres gran­des eco­no­mías.

A me­nu­do se di­ce que los pre­si­den­tes tie­nen la cul­pa o la glo­ria por el es­ta­do de la eco­no­mía, a pe­sar de que han he­cho re­la­ti­va­men­te po­co pa­ra afec­tar­lo. Pe­ro si el pre­si­den­te Do­nald Trump to­ma una de­ci­sión im­pru­den­te so­bre NAFTA, po­dría le­sio­nar gra­ve­men­te a los tra­ba­ja­do­res de los tres paí­ses, y se­ría di­rec­ta­men­te res­pon­sa­ble.

Cuan­do el pro­ce­so de re­ne­go­cia­ción co­men­zó du­ran­te el ve­rano, hu­bo es­pe­ran­zas de que los fun­cio­na­rios es­ta­dou­ni­den­ses pu­die­ran acep­tar una re­vi­sión mo­de­ra­da. El acuer­do co­mer­cial fue es­cri­to cuan­do na­ció la eco­no­mía de la tec­no­lo­gía de la información; las nue­vas nor­mas co­mer­cia­les po­drían mo­der­ni­zar la ma­ne­ra en que la re­gión co­mer­cial nor­te­ame­ri­ca­na tra­ta los pro­duc­tos di­gi­ta­les. La nue­va tec­no­lo­gía po­dría sim­pli­fi­car el pro­ce­so adua­ne­ro. La coor­di­na­ción de las nor­mas so­bre las pe­que­ñas em­pre­sas tam­bién po­dría ayu­dar­las a com­pe­tir más efec­ti­va­men­te en los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les. Es­tos y otros cam­bios eran ra­zo­na­bles y al al­can­ce de la mano.

Pe­ro las am­bi­cio­nes de la ad­mi­nis­tra­ción Trump pa­re­cen mu­cho más gran­des, la­men­ta­ble­men­te. Aun­que la po­si­ción de Es­ta­dos Uni­dos no es­tá muy cla­ra, las in­di­ca­cio­nes pa­ra la con­fe­ren­cia de es­ta se­ma­na son alar­man­tes, y los so­cios co­mer­cia­les des­con­fían de va­rias de­man­das po­ten­cia­les de Es­ta­dos Uni­dos. Por ejem­plo, in­sis­tir en que ca­da au­to­mó­vil ex­por­ta­do des­de Mé­xi­co con­ten­ga una can­ti­dad pres­cri­ta de pie­zas en Es­ta­dos Uni­dos o mano de obra po­dría al­te­rar un co­mer­cio trans­fron­te­ri­zo fi­na­men­te ajus­ta­do. Fa­bri­can­tes de au­to­mó­vi­les y par­tes ad­vier­ten que los pre­cios de los au­to­mó­vi­les su­birían y mi­les de em­pleos en Es­ta­dos Uni­dos se ve­rían ame­na­za­dos.

Abo­lir los pro­ce­sos crea­dos por NAFTA pa­ra re­sol­ver desacuer­dos so­bre prác­ti­cas co­mer­cia­les e in­ver­sio­nes trans­fron­te­ri­zas sus­ci­ta­ría la opo­si­ción tan­to de Ca­na­dá co­mo de Mé­xi­co, ca­da uno de los cua­les in­sis­te en te­ner un fo­ro neu­tral pa­ra pre­sen­tar que­jas.

La adi­ción de una cláu­su­la de ca­du­ci­dad de cin­co años a NAFTA, que re­que­ri­ría que to­das las par­tes reanu­da­ran el pac­to ca­da me­dio de­ce­nio, anu­la­ría el pro­pó­si­to del acuer­do co­mer­cial, que es crear cer­te­za y pre­vi­si­bi­li­dad en el co­mer­cio trans­fron­te­ri­zo.

Ca­da uno de es­tos pun­tos y otros más vio­la­rían el prin­ci­pio fun­da­men­tal de que el go­bierno de­be­ría, en la me­di­da de lo po­si­ble, per­mi­tir que la in­ver­sión lle­gue a don­de más se ne­ce­si­ta pa­ra que los bie­nes se pue­dan ven­der al ma­yor nú­me­ro de per­so­nas al pre­cio más ba­jo. Si los ofi­cia­les co­mer­cia­les de Trump in­sis­ten en una o to­das es­tas de­man­das irra­zo­na­bles, po­drían po­ner las ne­go­cia­cio­nes co­mer­cia­les en un pun­to muer­to.

El pre­si­den­te, du­ran­te mu­cho tiem­po un crí­ti­co de NAFTA, po­dría en­ton­ces de­se­char el acuer­do por com­ple­to. In­de­pen­dien­te­men­te de las crí­ti­cas que hu­bo so­bre NAFTA ha­ce un cuar­to de si­glo, el acuer­do ya ha re­for­ma­do la eco­no­mía, so­bre to­do pa­ra me­jor. Des­ha­cer la in­te­gra­ción eco­nó­mi­ca aho­ra po­dría traer a Es­ta­dos Uni­dos, y a sus so­cios co­mer­cia­les, gra­ves da­ños eco­nó­mi­cos ma­si­vos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.