Em­pre­sa vin­cu­la­da a Trump res­ta­ble­ce­rá elec­tri­ci­dad

El Diario de El Paso - - PANORAMA -

He­le­na– La em­pre­sa Whi­te­fish Energy, con se­de en Mon­ta­na y que es­tá vin­cu­la­da al go­bierno del pre­si­den­te Do­nald Trump, ob­tu­vo el con­tra­to mi­llo­na­rio pa­ra ayu­dar a res­ta­ble­cer gran par­te de la red eléc­tri­ca de Puer­to Ri­co, la cual que­dó des­trui­da luego de que el hu­ra­cán Ma­ría azo­ta­ra la zo­na.

La com­pa­ñía exis­te des­de ha­ce dos años y la se­ma­na pa­sa­da anun­ció que ob­tu­vo un con­tra­to por 300 mi­llo­nes de dó­la­res con la Au­to­ri­dad de Ener­gía Eléc­tri­ca de Puer­to Ri­co pa­ra re­pa­rar par­te de la red eléc­tri­ca de la is­la.

Es­te es el con­tra­to más gran­de otor­ga­do a cual­quier em­pre­sa pa­ra los es­fuer­zos de re­cons­truc­ción de Puer­to Ri­co des­pués del pa­so del ci­clón.

El acuer­do su­peró el con­tra­to por 240 mi­llo­nes de dó­la­res que Fluor Cor­po­ra­tion fir­mó con el Cuer­po de In­ge­nie­ros del Ejér­ci­to de Es­ta­dos Uni­dos, tam­bién pa­ra ayu­dar a de­vol­ver­le la ener­gía eléc­tri­ca a la is­la, y el con­tra­to por 35.1 mi­llo­nes de dó­la­res que se ga­nó Wes­ton So­lu­tions pa­ra pro­veer dos ge­ne­ra­do­res tem­po­ra­les de ener­gía pa­ra la ca­pi­tal de Puer­to Ri­co, San Juan.

El con­tra­to ha ge­ne­ra­do preo­cu­pa­ción en­tre con­gre­sis­tas de­mó­cra­tas, da­do que Whi­te­fish só­lo te­nía dos em­plea­dos el día que el hu­ra­cán Ma­ría gol­peó la is­la (20 de sep­tiem­bre). En es­te mo­men­to, Whi­te­fish ya tie­ne 300 em­plea­dos en Puer­to Ri­co y di­ce que otros 700 es­tán en ca­mino. Tal cre­ci­mien­to rá­pi­do es tí­pi­co en­tre las com­pa­ñías de ser­vi­cios pú­bli­cos cuan­do se ad­ju­di­can gran­des con­tra­tos.

El mar­tes, una co­mi­sión de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes y una del Se­na­do pi­die­ron que se re­vi­se el con­tra­to con Whi­te­fish.

“Le es­toy pi­dien­do a la Ofi­ci­na de Ren­di­ción de Cuen­tas del Go­bierno que in­ves­ti­gue las cir­cuns­tan­cias que ro­dean el mul­ti­mi­llo­na­rio con­tra­to ad­ju­di­ca­do a Whi­te­fish Energy, una em­pre­sa nue­va con so­lo dos em­plea­dos”, di­jo la se­na­do­ra de­mó­cra­ta Maria Cant­well, el miem­bro de ma­yor ran­go en la Co­mi­sión de Ener­gía y Re­cur­sos Na­tu­ra­les del Se­na­do.

“El ta­ma­ño y los de­ta­lles des­co­no­ci­dos de es­te con­tra­to plan­tean nu­me­ro­sas pre­gun­tas”, di­jo el vo­ce­ro de la Co­mi­sión de Re­cur­sos Na­tu­ra­les de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, Pa­rish Bra­den.

Otros han cues­tio­na­do que la Au­to­ri­dad de Ener­gía Eléc­tri­ca de Puer­to Ri­co no ha­ya ele­gi­do a una com­pa­ñía más gran­de y es­ta­ble­ci­da.

“El Con­gre­so ne­ce­si­ta en­ten­der por qué le die­ron el con­tra­to a Whi­te­fish y si ha­bía dis­po­ni­bles otras op­cio­nes más ren­ta­bles”, di­jo el se­na­dor de­mó­cra­ta Raúl Gri­jal­va.

El di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la Au­to­ri­dad de Ener­gía Eléc­tri­ca de Puer­to Ri­co, Ri­car­do Ra­mos, le di­jo a la pren­sa la se­ma­na pa­sa­da que es­co­gie­ron a Whi­te­fish por­que no pi­dió un gran pa­go por ade­lan­ta­do.

La otra com­pa­ñía que com­pe­tía por el con­tra­to, cu­yo nom­bre se des­co­no­ce, pe­día un an­ti­ci­po de 25 mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra co­men­zar a rea­li­zar el tra­ba­jo, se­gún Ra­mos.

“En ese mo­men­to no es­tá­ba­mos en con­di­cio­nes de ofre­cer esa ga­ran­tía. La otra em­pre­sa no pi­dió una ga­ran­tía de pa­go”, ase­gu­ró.

Pe­ro algunos en el Ca­pi­to­lio es­tán preo­cu­pa­dos por­que di­cen que Whi­te­fish pue­de ha­ber­se ga­na­do el con­tra­to por otra ra­zón.

La di­mi­nu­ta em­pre­sa de ser­vi­cios pú­bli­cos tie­ne su se­de en Whi­te­fish, en el re­mo­to es­ta­do de Mon­ta­na, que tam­bién es la ciu­dad na­tal del se­cre­ta­rio del In­te­rior, Ryan Zin­ke.

Tan­to Zin­ke co­mo el pre­si­den­te de Whi­te­fish Energy, Andy Tech­mans­ki, ad­mi­ten que se co­no­cen. La ofi­ci­na de Zin­ke ase­gu­ra que Whi­te­fish es una “ciu­dad pe­que­ña”, con una po­bla­ción de ca­si 6 mil ha­bi­tan­tes. Y uno de los hi­jos del se­cre­ta­rio del In­te­rior “se unió a un ami­go que tra­ba­jó en un em­pleo de ve­rano en uno de los si­tios de cons­truc­ción (de Whi­te­fish)”.

El vo­ce­ro de Whi­te­fish, Ken Lu­ce, con­fir­mó un in­for­me de NBC Mon­ta­na, pu­bli­ca­do el 1 de oc­tu­bre, que ci­ta­ba a Tech­mans­ki di­cien­do que ha­bía bus­ca­do a Zin­ke des­pués de ga­nar el con­tra­to pa­ra que ayu­da­ra a que la is­la ob­ten­ga re­cur­sos más rá­pi­da­men­te pa­ra su re­cons­truc­ción.

Sin em­bar­go, Lu­ce le di­jo a CNN que la com­pa­ñía no hi­zo nin­gu­na so­li­ci­tud al go­bierno, ex­cep­to una des­pués de que se fir­mó el con­tra­to, el 26 de sep­tiem­bre.

“El se­cre­ta­rio no tu­vo ab­so­lu­ta­men­te na­da que ver con que Whi­te­fish se ga­na­ra el con­tra­to”, di­jo.

La ofi­ci­na de Zin­ke ad­mi­tió que re­ci­bió un co­rreo de Tech­mans­ki, pe­ro di­jo que na­die en esa en­ti­dad to­mó nin­gu­na me­di­da adi­cio­nal. Es­te mar­tes, la vo­ce­ra del De­par­ta­men­to del In­te­rior le di­jo a CNN que Zin­ke no ju­gó nin­gún pa­pel en la ad­ju­di­ca­ción del con­tra­to a Whi­te­fish en Puer­to Ri­co.

Tech­mans­ki, quien des­cri­be a la pe­que­ña com­pa­ñía co­mo es­pe­cia­li­za­da en “pro­yec­tos en te­rre­nos di­fí­ci­les y mon­ta­ño­sos”, ha mi­ni­mi­za­do los la­zos que tie­ne con el go­bierno.

La red que­dó des­trui­da tras el pa­so del hu­ra­cán Ma­ría

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.