De­vas­ta hu­ra­cán Mi­chael es­ta­dos del Sur; van al me­nos 6 muertos

El Diario de El Paso - - PORTADA -

Me­xi­co Beach, Flo­ri­da – La pe­que­ña co­mu­ni­dad de Me­xi­co Beach, ubi­ca­da en la cos­ta es­ta­dou­ni­den­se del Gol­fo de Mé­xi­co, era vis­ta co­mo la som­bra de la “Vie­ja Flo­ri­da”.

Aho­ra es­tá he­cha pe­da­zos. El me­teo­ro ha de­ja­do ya 6 muertos en es­ta­dos del Sur del país.

Azo­ta­das di­rec­ta­men­te por el hu­ra­cán Mi­chael, las vi­vien­das de la lo­ca­li­dad con una po­bla­ción de mil 190 ha­bi­tan­tes que­da­ron des­tro­za­das o fue­ron arran­ca­das de sus ci­mien­tos.

Los bar­cos fue­ron arro­ja­dos co­mo si fue­ran ju­gue­tes. Y pa­re­cía que ha­bía caí­do una bom­ba en las ca­lles más cer­ca­nas al mar.

Lo que la ma­re­ja­da ci­cló­ni­ca de 9 pies (2.7 me­tros) no des­tru­yó, lo hi­cie­ron los vien­tos de 155 mi­llas por ho­ra (250 ki­ló­me­tros por ho­ra).

Aho­ra, los res­ca­tis­tas y re­si­den­tes tie­nen pro­ble­mas pa­ra lle­gar a la vi­lla de­vas­ta­da pa­ra eva­luar la mag­ni­tud del da­ño y bus­car a los cien­tos de per­so­nas que se cree se que­da­ron en sus ca­sas du­ran­te el pa­so de la tor­men­ta.

Mis­he­lle McP­her­son y su ex esposo bus­ca­ban a la ma­dre de un ami­go el jue­ves. La mu­jer vi­vía en una pe­que­ña ca­sa de la­dri­llos ubi­ca­da a unas 150 yar­das (130 me­tros) de dis­tan­cia de la cos­ta del Gol­fo de Mé­xi­co y pen­só que es­ta­ría bien si se que­da­ba ahí du­ran­te la tor­men­ta.

Su ca­sa se des­mo­ro­nó. “¡Aggy! ¡Aggy!”, gri­ta­ba McP­her­son. Lo úni­co que se es­cu­cha­ba era el eco den­tro de la ca­sa me­dio des­trui­da y el rui­do de las olas.

“¿Creen que su cuer­po es­té aquí? ¿Creen que se ha­ya ido flo­tan­do?”, pre­gun­tó.

Mien­tras ca­mi­na­ba por la ca­lle, McP­her­son se­ña­ló al­gu­nas pie­zas de lo que era la ca­sa de la mu­jer. “Es el as­pa de su ven­ti­la­dor de te­cho. Esa es una bal­do­sa del pi­so”.

Un vi­deo gra­ba­do des­de un dron el jue­ves mos­tró un pa­no­ra­ma im­pac­tan­te de des­truc­ción en Me­xi­co Beach. Po­cos in­mue­bles es­ta­ban in­tac­tos.

John Humph­ress, ca­za­dor de tor­men­tas y pi­lo­to de dro­nes, lle­gó a Me­xi­co Beach a las 17:00 ho­ras del miér­co­les, po­cas ho­ras des­pués de que Mi­chael ha­bía azo­ta­do la cos­ta. Des­cri­bió lo que vio co­mo “apo­ca­líp­ti­co”.

Los fun­cio­na­rios es­ta­ta­les in­for­ma­ron que 285 per­so­nas de la lo­ca­li­dad se rehu­sa­ron a aban­do­nar la zo­na an­tes de la lle­ga­da del hu­ra­cán, pe­se a que ha­bía una or­den obli­ga­to­ria de eva­cua­ción.

Un equi­po de la Guar­dia Na­cio­nal arri­bó al área y en­con­tró a 20 so­bre­vi­vien­tes du­ran­te la no­che. Más equi­pos de res­ca­te se­guían tra­ba­jan­do en la zo­na el jue­ves. Se des­co­no­cía el des­tino de mu­chos otros re­si­den­tes, se­ña­la­ron las au­to­ri­da­des.

Humph­ress, quien pa­só la no­che en su ca­mio­ne­ta so­bre un puen­te cer­ca de Me­xi­co Beach, di­jo que no ha­bía vis­to nin­gún muer­to.

El jue­ves, los re­si­den­tes que eva­cua­ron in­ten­ta­ron re­gre­sar.

El re­ve­ren­do Eddie LaFoun­tain, pas­tor en la Pri­me­ra Igle­sia Bau­tis­ta de Me­xi­co Beach, fue uno de ellos. Di­jo que el lu­gar era un “des­tino tu­rís­ti­co fa­mi­liar” que atraía a per­so­nas que bus­ca­ban paz y tran­qui­li­dad en

Un equi­po de la Guar­dia Na­cio­nal en­con­tró a 20 so­bre­vi­vien­tes du­ran­te la no­che

lu­gar de la at­mós­fe­ra va­ca­cio­nis­ta de otras co­mu­ni­da­des a lo lar­go de la fran­ja no­roes­te de Flo­ri­da.

La ma­yo­ría de los re­si­den­tes es­tán in­vo­lu­cra­dos en la in­dus­tria ho­te­le­ra, agre­gó. Al­gu­nos al­qui­lan ca­sas pa­ra tu­ris­tas, mien­tras que otros tra­ba­jan lim­pian­do las vi­vien­das. Otros más son pro­pie­ta­rios o tra­ba­jan en res­tau­ran­tes, ren­tan ka­yaks o bar­cos pa­ra pes­car. LaFoun­tain tie­ne un ne­go­cio de cor­tar el cés­ped.

Pe­se a la des­truc­ción, LaFoun­tain cree que la ma­yo­ría de la gen­te va a re­cons­truir lo que se da­ñó.

“Creo que la gen­te va a te­ner un gran co­ra­zón y mu­cha ca­pa­ci­dad de re­cu­pe­ra­ción. Los des­cri­bi­mos co­mo obs­ti­na­dos y tes­ta­ru­dos. Creo que re­gre­sa­rán”, se­ña­ló LaFoun­tain mien­tras ma­ne­ja­ba a Me­xi­co Beach.

LOs Da­ÑOs son cuan­tio­sos

aL­Gu­nas PeR­sO­nas re­gre­sa­ron pa­ra ver sus vi­vien­das de­rrum­ba­das

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.