Man­tie­nen po­lé­mi­ca: exi­gen re­nun­cia de je­fe de EPPD

El Diario de El Paso - - PORTADA - Vie­ne de Por­ta­da (Sa­bri­na Zu­ni­ga/el Dia­rio de El Pa­so) szu­ni­ga@dia­riou­sa.com

La Red Fron­te­ri­za por los De­re­chos Hu­ma­nos (BNHR) y 14 or­ga­ni­za­cio­nes lo­ca­les em­pren­die­ron el martes una pe­ti­ción co­mu­ni­ta­ria lla­man­do al Ca­bil­do de El Pa­so a dar un vo­to de des­con­fian­za al je­fe del De­par­ta­men­to de Po­li­cía (EPPD) Greg Allen, pi­dien­do su re­nun­cia, exi­gien­do res­pon­sa­bi­li­dad y cam­bios in­me­dia­tos en la cor­po­ra­ción.

La ma­ni­fes­ta­ción tu­vo lu­gar a las afue­ras del edi­fi­cio mu­ni­ci­pal de la Ciu­dad de El Pa­so, en el 300 de la ca­lle Camp­bell, en el Cen­tro de El Pa­so. De acuer­do con los pro­tes­tan­tes, “EPPD cuen­ta con una lar­ga y pro­ble­má­ti­ca his­to­ria de abu­so y ma­la con­duc­ta”.

Uno de los ca­sos más men­cio­na­dos, fue la muer­te de Erik Sa­las-sán­chez, quien en el 2015 fa­lle­ció a ma­nos de un po­li­cía de EPPD.

“Las co­mu­ni­da­des de El Pa­so han te­ni­do su­fi­cien­te. Nos uni­mos al es­pí­ri­tu del mo­vi­mien­to Black Li­ves Mat­ter al exi­gir res­pon­sa­bi­li­dad po­li­cial en nues­tra pro­pia ciu­dad”, di­jo Fer­nan­do Gar­cía, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de BNHR. (Sa­bri­na Zu­ni­ga)

Agre­gó que du­ran­te los úl­ti­mos diez años, ba­jo la di­rec­ción de Allen, los ofi­cia­les de EPPD se han li­bra­do de con­de­nas y cul­pas de ata­ques bru­ta­les e in­ne­ce­sa­rios, han ejer­ci­do abu­so de po­der y prác­ti­cas de ma­la con­duc­ta.

“Nos ne­ga­mos a pa­sar por al­to su do­ble mo­ral de cas­ti­gar a la co­mu­ni­dad y a los po­bres, pe­ro no a los agen­tes que es­tán ma­tan­do y hos­ti­gan­do a los ha­bi­tan­tes de El Pa­so. Ya no acep­ta­re­mos la cul­tu­ra de im­pu­ni­dad que ha crea­do un pro­ble­ma sis­té­mi­co den­tro de EPPD”, ex­pre­só Gar­cía.

Ade­más de la ma­ni­fes­ta­ción, la coa­li­ción pi­de re­for­mas en un con­jun­to de de­man­das que son par­te de la cam­pa­ña ‘Justicia pa­ra El Pa­so: Po­li­ce Chan­ge Now’.

Las prin­ci­pa­les de­man­das de la cam­pa­ña son que la Ciu­dad de El Pa­so ‘de­je de de­fen­der a los agen­tes de Po­li­cía que han ma­ta­do a los ha­bi­tan­tes de El Pa­so’ y, en cam­bio, en­fo­que sus re­cur­sos y es­fuer­zos pa­ra lle­var la justicia a las fa­mi­lias de aque­llos que han su­fri­do muer­tes y abu­sos por par­te de EPPD.

Hay mi­les de ciu­da­da­nos que di­fie­ren

El Dia­rio de El Pa­so pi­dió la po­si­ción de EPPD en re­la­ción con la pro­tes­ta del martes, en don­de la cor­po­ra­ción ex­pre­só en una de­cla­ra­ción que “en un país don­de la li­ber­tad de mar­cha pa­cí­fi­ca y la li­ber­tad de ex­pre­sión son un de­re­cho de la Pri­me­ra En­mien­da y es tan apre­cia­do, es su de­re­cho ab­so­lu­to”.

Sin em­bar­go, tam­bién ex­pre­só que hay más de mil 100 ofi­cia­les de Po­li­cía en El Pa­so y un nú­me­ro in­cal­cu­la­ble de otras or­ga­ni­za­cio­nes co­mu­ni­ta­rias y ciu­da­da­nos que di­fie­ren con las de­man­das de los pro­tes­tan­tes, es­cri­bió En­ri­que Ca­rri­llo, vo­ce­ro de EPPD.

Martes de justicia

La pro­tes­ta del martes es la pri­me­ra de una se­rie de ma­ni­fes­ta­cio­nes que BNHR y las or­ga­ni­za­cio­nes de apo­yo con­ti­nua­rán ce­le­bran­do ca­da martes, de acuer­do con BNHR.

“Martes de Justicia, es la opor­tu­ni­dad en la que los gru­pos se re­uni­rán pa­ra ex­pre­sar es­tas de­man­das fren­te al Ca­bil­do y al De­par­ta­men­to de Po­li­cía de El Pa­so. Las pro­tes­tas con­ti­nua­rán in­de­fi­ni­da­men­te, has­ta que se cum­plan las de­man­das de la cam­pa­ña”, de­cla­ró la coa­li­ción.

“Es ho­ra de una re­vi­sión. La Ciu­dad de El Pa­so de­be res­pon­sa­bi­li­zar al je­fe de EPPD y dar­le un vo­to de des­con­fian­za, pe­dir­le que re­nun­cie e im­ple­men­tar las re­for­mas ne­ce­sa­rias al de­par­ta­men­to aho­ra”, se­ña­ló Gar­cía.

El je­fe de Po­li­cía de­be re­nun­ciar, aña­dió.

Al­zan pe­ti­ción

Uno de los ca­sos emblemátic­os de bru­ta­li­dad policiaca, de acuer­do con los ma­ni­fes­tan­tes, fue el de Erik Sán­chez en el 2015.

“Per­di­mos a Erik ha­ce más de cin­co años por la vio­len­cia po­li­cial. Es­ta­ba des­ar­ma­do y en nues­tra pro­pia casa cuan­do la Po­li­cía de El Pa­so le dis­pa­ró en la es­pal­da. Cuan­do le dis­pa­ra­ron, no es­ta­ba co­me­tien­do nin­gún de­li­to, es­ta­ba en su pro­pia casa”, ex­pre­só No­ra Sa­las-sán­chez, la her­ma­na ge­me­la de Erik, en nom­bre de su fa­mi­lia.

“Mis pa­dres han tra­ta­do de bus­car justicia en las Cor­tes y continúan esa lu­cha pa­ra ase­gu­rar­se de que es­to no le su­ce­da a otras fa­mi­lias. Apre­cia­mos el in­te­rés de la co­mu­ni­dad en general por lo que le su­ce­dió a nues­tra fa­mi­lia y el es­fuer­zo pa­ra evi­tar que otras fa­mi­lias su­fran de la mis­ma ma­ne­ra que no­so­tros he­mos su­fri­do”, ex­pre­só.

Asi­mis­mo, la BNHR se en­cuen­tra le­van­tan­do fir­mas y el lle­na­do de pe­ti­cio­nes pa­ra pre­sen­tar al Ca­bil­do la vo­lun­tad de los re­si­den­tes que exi­gen la re­nun­cia de Allen.

“El Pa­so es una ciu­dad es­pe­cial, pe­ro no so­mos in­mu­nes a los pro­ble­mas per­pe­tra­dos por un sis­te­ma arrai­ga­do en el ra­cis­mo y la su­pre­ma­cía blan­ca; te­ne­mos que re­co­no­cer es­to y te­ne­mos que pe­dir a los lí­de­res de nues­tra ciu­dad que lo ha­gan me­jor”, ex­pre­só J. J. Mar­tí­nez, pre­si­den­te de los Jó­ve­nes De­mó­cra­tas de El Pa­so.

La BNHR se en­cuen­tra le­van­tan­do fir­mas y el lle­na­do de pe­ti­cio­nes pa­ra pre­sen­tar al Ca­bil­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.