Hon­ran­do el le­ga­do de RBG •

El Diario de El Paso - - PORTADA - Jo­sé Ló­pez Za­mo­rano

Was­hing­ton— “Ya era ho­ra”, res­pon­dió Ruth Ba­der Gins­burg cuan­do se le pre­gun­tó so­bre el mo­vi­mien­to #Metoo, du­ran­te una de sus lú­ci­das y ge­ne­ro­sas char­las pú­bli­cas, en el Sun­dan­ce Film Fes­ti­val en 2018. “Du­ran­te mu­cho tiem­po, las mu­je­res guar­da­ron si­len­cio, pen­san­do que no po­dían ha­cer na­da al res­pec­to, pe­ro aho­ra la ley es­tá de la­do de las mu­je­res, o de los hom­bres, que son hos­ti­ga­dos y eso el al­go bueno”.

Cuan­do es­tu­dia­ba la li­cen­cia­tu­ra en la pres­ti­gio­sa Cor­nell Uni­ver­sity, don­de se gra­duó pri­me­ra en su cla­se, Ruth Ba­der ha­bía si­do víc­ti­ma de hos­ti­ga­mien­to cuan­do un pro­fe­sor le ofre­ció bue­nas ca­li­fi­ca­cio­nes a cam­bio de fa­vo­res se­xua­les. No fue la úni­ca ad­ver­si­dad que en­con­tró en su vi­da. En 1960 fue re­cha­za­da co­mo asis­ten­te del ma­gis­tra­do de la Su­pre­ma Cor­te de Jus­ti­cia Felix Frank­fur­ter por una sen­ci­lla ra­zón: era mu­jer.

Trein­ta y seis años des­pués, la ma­gis­tra­da de Jus­ti­cia Ruth Ba­der Gins­burg es­cri­bió la opi­nión ma­yo­ri­ta­ria de la Cor­te Su­pre­ma en el ca­so Uni­ted Sta­tes v. Virginia que des­man­te­ló la po­lí­ti­ca de ad­mi­sio­nes de “só­lo va­ro­nes” del Ins­ti­tu­to Mi­li­tar de Virginia, ba­jo el ar­gu­men­to de que era vio­la­to­ria de la cláu­su­la 14 de la Cons­ti­tu­ción que ga­ran­ti­za pro­tec­ción igua­li­ta­ria ba­jo la ley.

En con­tra vo­tó su cer­cano ami­go per­so­nal y ri­val ideo­ló­gi­co, el ma­gis­tra­do An­to­nin Sca­lia. La amis­tad vi­ta­li­cia en­tre una de las más agu­das men­tes li­be­ra­les y una de las más in­te­li­gen­tes men­tes con­ser­va­do­ras si­gue fas­ci­nan­do a las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes. En 2008, Sca­lia re­sol­vió el enig­ma de la si­guien­te ma­ne­ra: “Ata­co ideas, no ata­co per­so­nas, Al­gu­nas muy bue­nas per­so­nas tie­nen muy ma­las ideas”.

Pe­ro en pers­pec­ti­va, las ideas que de­fen­dió Ruth Ba­der Gins­burg co­mo la se­gun­da mu­jer en lle­gar a la Su­pre­ma Cor­te de Jus­ti­cia, pa­re­cen es­tar más en sin­to­nía con el sen­tir del pú­bli­co es­ta­dou­ni­den­se que las de sus co­le­gas con­ser­va­do­res. Fue una cam­peo­na de los de­re­chos de las mu­je­res, de los mi­gran­tes, de la co­mu­ni­dad LGBT y de los en­fer­mos men­ta­les.

En uno de sus más re­cien­tes casos, la ma­gis­tra­da afec­ti­va­men­te co­no­ci­da co­mo No­to­rious R.B.G. se su­mó a la opi­nión ma­yo­ri­ta­ria de la cor­te, es­cri­ta por el pre­si­den­te del tri­bu­nal, John Ro­berts, que con­si­de­ró co­mo “ar­bi­tra­ria y ca­pri­cho­sa” la de­ci­sión de la ad­mi­nis­tra­ción Trump de can­ce­lar uni­la­te­ral­men­te el Pro­gra­ma DACA.

En 2016 par­ti­ci­pó en la opi­nión ma­yo­ri­ta­ria de la cor­te en un ca­so que ayu­dó a des­man­te­lar una ley de Te­xas que im­po­nía res­tric­cio­nes a las clí­ni­cas que ofre­cían ser­vi­cios de abor­to. Tres años des­pués del ca­so le di­jo a The New York Ti­mes que “lo ele­men­tal es que el go­bierno no tie­ne de­re­cho a to­mar esa de­ci­sión por una mu­jer”.

En­cues­tas mues­tran que la ma­yo­ría de los es­ta­dou­ni­den­ses apo­yan un ali­vio pa­ra los “Drea­mers” y quie­ren man­te­ner le­gal el abor­to.

¿Có­mo hon­rar en­ton­ces el le­ga­do de una lu­cha­do­ra que ba­ta­lló con­tra la dis­cri­mi­na­ción, con­tra la ad­ver­si­dad, con­tra el cán­cer, con­tra la in­jus­ti­cia y nun­ca se rin­dió? Ya en su le­cho de muer­te, pe­leó su úl­ti­ma ba­ta­lla: Uno de sus úl­ti­mos de­seos fue no ser rem­pla­za­da has­ta la lle­ga­da de un nue­vo pre­si­den­te.

Las es­pon­tá­neas ma­ni­fes­ta­cio­nes de jó­ve­nes fren­te a la Su­pre­ma Cor­te des­pués de la muer­te de una mu­jer fí­si­ca­men­te di­mi­nu­ta, pe­ro una lu­cha­do­ra so­cial gi­gan­te, mues­tran que las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes tie­nen cla­ro có­mo hon­rar ese le­ga­do: mo­vi­li­zán­do­se y con­vo­can­do a vo­tar el 3 de no­viem­bre. En una de las pan­car­tas se­pul­ta­da en un río de flo­res pós­tu­mas po­día leer­se cla­ra­men­te: “Hoy llo­ra­mos, ma­ña­na pe­lea­mos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.