Las 10 in­frac­cio­nes la­bo­ra­les más fre­cuen­tes

El Diario - - #NEGOCIOS - Ana B. Nie­to

La Au­to­ri­dad de Se­gu­ri­dad y Sa­lud en el Tra­ba­jo, OSHA, ha he­cho pú­bli­cas las 10 in­frac­cio­nes más fre­cuen­tes que re­co­gie­ron sus ar­chi­vos en 2017.

Son vio­la­cio­nes de las nor­mas la­bo­ra­les que cues­tan la sa­lud y la vi­da de los tra­ba­ja­do­res. La­men­ta­ble­men­te, las tres pri­me­ras son siem­pre las mis­mas lo que sig­ni­fi­ca que no se ha­ce lo su­fi­cien­te pa­ra so­lu­cio­nar los pro­ble­mas.

Es­tas son las vio­la­cio­nes más re­gis­tra­das:

OOP­ro­tec­ción de caí­das. Hu­bo

un to­tal de 6.072 vio­la­cio­nes so­bre to­do en el área de cons­truc­ción re­si­den­cial. OOCo­mu­ni­ca­ción de pe­li­gros. Se re­gis­tra­ron más de 4,000 ca­sos de fal­ta de pro­gra­mas de co­mu­ni­ca­ción o no ha­ber he­cho lle­gar es­tos a los em­plea­dos en si­tua­cio­nes pe­li­gro­sas. OOAn­da­mia­je. Por la fal­ta de ba­ran­das de se­gu­ri­dad o el inapro­pia­do ac­ce­so a las su­per­fi­cies.

OOP­ro­tec­ción res­pi­ra­to­ria: Se re­gis­tran mi­les de ca­sos por fa­llos a la ho­ra de te­ner pro­gra­mas en ca­so de pe­li­gro por in­ha­la­ción o no ha­cer se­gui­mien­tos mé­di­cos. OOP­ro­ce­di­mien­tos de cie­rres

y eti­que­ta­dos. OOEs­ca­le­ras en mal es­ta­do o

usa­das inapro­pia­da­men­te OOMa­ne­jo de ca­mio­nes in­dus­tria­les

OOBa­ran­di­llas de se­gu­ri­dad en ma­qui­na­ria so­bre to­do en pun­tos de ope­ra­cio­nes. OOEn­tre­na­mien­to de pro­tec­ción de caí­das. OOP­ro­ble­mas elé­tri­cos por

ins­ta­la­cio­nes tem­po­ra­les.

Los em­plea­do­res pue­den en­con­trar­se con pe­na­li­da­des si la ins­pec­ción de OSHA re­ve­la vio­la­cio­nes o no se cum­plen con los es­tán­da­res de se­gu­ri­dad y hay un pe­li­gro in­mi­nen­te que pue­de cau­sar la muer­te o he­ri­das fí­si­cas o ac­ci­den­tes que no se in­for­man a es­ta agen­cia en ocho ho­ras, en­tre otras cir­cuns­tan­cias. Y des­de 2016, por pri­me­ra vez en 25 años, se han ele­va­do las mul­tas aun­que hay cier­ta dis­cre­cio­na­li­dad a la ho­ra de im­po­ner la má­xi­ma can­ti­dad.

En ca­so de que fa­llez­ca un em­plea­do la mul­ta pa­só de $10,000 a $17,800 a los que se su­man seis me­ses de pri­sión que tam­bién se con­tem­pla­ba an­tes. Si hay vio­la­cio­nes re­pe­ti­das y que se ha­cen con co­no­ci­mien­to de ello la mul­ta pa­só de $70,000 a $124,709 el res­to tie­nen subidas me­nos pro­nun­cia­das.

El pre­cio que pa­gan los tra­ba­ja­do­res por no ha­cer se­gui­mien­to de me­di­das de se­gu­ri­dad es muy ele­va­do. Se­gún ci­fras del in­for­me anual he­cho por la con­fe­de­ra­ción sin­di­cal AFL CIO, con ci­fras de ha­ce dos años, 4,836 tra­ba­ja­do­res per­die­ron la vi­da en el tra­ba­jo en el país.

Los sin­di­ca­tos creen que son ci­fras mues­tran par­te de la ca­ra del pro­ble­ma por­que mu­chos de los ac­ci­den­tes y he­ri­dos es­tán in­fra­re­por­ta­dos.O

Un año más, en 2017 los pro­ble­mas de pro­tec­ción de caí­das li­de­ran el ran­king

MA­RIE­LA LOM­BARD

Tra­ba­ja­do­res de la cons­truc­ción en la Gran Man­za­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.