“Obra Chue­ca” mues­tra la co­rrup­ción en cons­truc­cio­nes

El Diario - - #NUESTROSPAÍSES - Gar­de­nia Men­do­za ME­XI­CO

Cua­tro mu­je­res que tra­ba­ja­ron du­ran­te años en es­fuer­zos ais­la­dos en con­tra de las cons­truc­cio­nes ile­ga­les de la Ciu­dad de Mé­xi­co de­ci­die­ron unir­se en un so­lo equi­po y en abril pa­sa­do, an­tes de que el sis­mo del 19 de sep­tiem­bre arro­ja­ra a la ca­ra (otra vez, 32 años des­pués) que la co­rrup­ción ma­ta, abrie­ron al pú­bli­co una pla­ta­for­ma pa­ra de­nun­cia ciu­da­da­na.

Más de 200 muer­tos des­pués 3,000 edi­fi­cios da­ña­dos, 160 de­mo­li­dos, 69 de­rrum­ba­dos y 250,000 dam­ni­fi­ca­dos la apli­ca­ción “Obra Chue­ca’’ que cuen­ta tam­bién con una pá­gi­na de in­ter­net (www. obra­chue­ca.com) arro­jó los pri­me­ros re­sul­ta­dos en­tre los que se en­con­tró un co­mún de­no­mi­na­dor: la ma­yo­ría de las irre­gu­la­ri­da­des es­tán pro­te­gi­das por la ley.

“Hay una ma­ni­pua­ción le­gis­la­ti­va pa­ra que se per­mi­ta y exis­ta una vio­la­ción sis­te­má­ti­ca del uso de sue­lo’’, ad­vir­tió Jo­se­fi­na Mac Gre­gor, de la or­ga­ni­za­ción ci­vil Ru­ta Cí­vi­ca, una de las ideó­lo­gas del pro­yec­to que has­ta el día de doy con­ta­bi­li­za 900 de­nun­cias.

Mac Gre­gor se dio cuen­ta des­de ha­ce 20 años que exis­tía un des­co­no­ci­mien­to ciu­da­dano que per­mi­tía a las au­to­ri­da­des trans­gre­dir los re­gla­men­tos y en­ri­que­cer­se -jun­to con las cons­truc­to­ras­de la au­to­ri­za­ción de obras que no cum­plen con los re­qui­si­tos.

Así em­pe­za­ron a ha­cer ta­lle­res pa­ra que la gen­te es­ten­die­ra la le­tra pe­que­ña, pe­ro no ha si­do su­fi­cien­te, se­gún arro­ja Obra Chue­ca.

A la im­pu­ni­dad, fal­ta de trans­pa­ren­cia y de­sidia se su­ma la “as­tu­cia’’ de los dipu­tados de la Asam­blea Le­gis­la­ti­va de la ca­pi­tal me­xi­ca­na pa­ra de­jar hue­cos le­ga­les y crear com­ple­jos ins­tru­men­tos opa­cos (lla­ma­dos po­lí­go­nos de ac­tua­ción, trans­fe­ren­cia de po­ten­cia­li­dad, SACs) que im­pi­den que se se­pan los nom­bres y so­cios de las cons­truc­to­ras.

“He­mos in­ten­ta­do abrir a la trans­pa­ren­cia es­tos ins­tru­men­tos pe­ro se pro­te­gen en el se­cre­to fi­du­cia­rio por­que las em­pre­sas se ma­ne­jan a tra­vés de fi­dei­co­mi­sos pri­va­dos aun­que ten­gan fon­dos pú­bli­cos (en Mé­xi­co no hay fi­dei­co­mi­sos mix­tos)’’, ad­vir­tió Mó­ni­ca Ta­pia, de la or­ga­ni­za­ción Al­ter­na­ti­vas y Ca­pa­ci­da­des.

“Las au­to­ri­da­des nos cie­rran las puer­tas pa­ra cam­biar es­ta si­tua­ción por­que son ellas los que es­tán in­vo­lu­cra­dos, los tri­bu­na­les, los asam­bleís­tas tie­nen ahí in­tere­ses y no les con­vie­ne cam­biar­los’’.

Tan só­lo en las de­nun­cias he­chas en la apli­ca­ción -pa­ra las que se re­quie­ren cier­tas ha­bi­li­da­des téc­ni­cas- la ma­yo­ría de los re­por­tes se­ña­lan irre­gu­la­ri­da­des en el uso del sue­lo en cons­truc­cio­nes ini­cia­das en los dos úl­ti­mos años (2016- 2017).

El 63% de los re­por­tes pre­sen­ta­ron de­nun­cia an­te di­fe­ren­tes au­to­ri­da­des; de ellas, un 10% in­di­ca no ha si­do ve­ri­fi­ca­da y un 8% no tie­ne san­ción, 54% no cum­plen con el re­gla­men­to, un 42% no tie­nen per­mi­sos o do­cu­men­ta­ción y un 41% tie­nen más pi­sos de los per­mi­ti­dos.

Un 9% de in­mue­bles ca­ta­lo­ga­dos co­mo his­tó­ri­cos fue­ron de­mo­li­dos a pe­sar de las ad­ver­ten­cias y el 17% de las que­jas fue­ron por in­va­sión de áreas ver­des.

En zo­nas co­mo Iz­ta­pa­la­pa, Coa­pa y Xo­chi­mil­co ya exis­tían mu­chas de­nun­cias vin­cu­la­das con un com­por­ta­mien­to ries­go­so del sub­sue­lo que se ha­cía más cla­ro con las ex­ca­va­cio­nes pro­fun­das de cons­truc­cio­nes.

En la ca­lle Az­te­ca 215 per­fo­ra­ron un ma­nan­tial y so­bre él si­guie­ron tra­ba­jan­do; en la co­lo­nia Con­de­sa al­guien que­ría un he­li­puer­to y lo hi­zo a pe­sar de que­jas y ve­ci­nos o un edi­fi­cio que ca­yó en el sis­mo te­nía re­por­tes de pro­ble­mas des­de 1985.

“No po­de­mos de­jar que si­ga así, exi­gi­mos que de­jan a la so­cie­dad te­ner par­ti­ci­pa­ción

Gre­gor.. en la crea­ción de re­gla­men­tos y to­mas de de­ci­sio­nes’’, di­jo Mac

Cua­tro mu­je­res unie­ron sus es­fuer­zos pa­ra crear una apli­ca­ción y de­nun­ciar las obras que es­tán fue­ra de la ley

/ TWIT­TER

Crea­do­ras de la app “Obra chue­ca”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.