Tem­po­ra­da de com­pras ¿pre­pa­ra­dos?

Si va uti­li­zar el cré­di­to, ase­gú­re­se de que no le per­ju­di­que su his­to­rial y la fac­tu­ra de las fies­tas sea un do­lor de ca­be­za

El Diario - - #NEGOCIOS - Ana B. Nie­to

El fin de se­ma­na más im­por­tan­te de la tem­po­ra­da de com­pras es­tá a la vuel­ta de la es­qui­na. Em­pie­za el mis­mo día de Ac­ción de Gra­cias, pues­to que mu­chas tien­das abren con pro­mo­cio­nes en esa jor­na­da fes­ti­va, y si­gue con el Black Fri­day.

A es­to hay que su­mar el Fin de Se­ma­na de Pe­que­ños Ne­go­cios, que se ha con­so­li­da­do es­tos úl­ti­mos años en la agen­da de las com­pras, y el Ci­ber­lu­nes que se man­tie­ne a pe­sar de que ya ca­si na­die tie­ne que es­pe­rar al pri­mer día de tra­ba­jo tras la fes­ti­vi­dad fa­mi­liar y co­mer­cial, pa­ra com­prar en In­ter­net.

En to­tal y se­gún la Fe­de­ra­ción Na­cio­nal de Mi­no­ris­tas (NFR) se es­pe­ra que unos 164 mi­llo­nes de per­so­nas par­ti­ci­pen de es­te lar­go fin de se­ma­na de com­pras, es de­cir, el 69% del país. El vier­nes si­gue sien­do el día en el que más con­su­mi­do­res se de­di­ca­rán a es­ta ac­ti­vi­dad y un 43% lo ha­rá el fin de se­ma­na pa­ra apo­yar a los pe­que­ños ne­go­cios. La ma­yo­ría de los que sa­len de com­pras lo ha­cen por los des­cuen­tos aun­que el 23% con­si­de­ra que sim­ple­men­te es al­go que ha­cer con el tiem­po que se tie­ne.

Aho­ra bien, ¿es­tá pre­pa­ra­do o pre­pa­ra­da? An­tes de sa­lir, car­te­ra en mano, de­di­que su tiem­po a ha­cer o con­si­de­rar lo si­guien­te:

1. No sal­ga sin un pre­su­pues­to. Ha­ga una lis­ta de las per­so­nas a las que quie­re ha­cer el re­ga­lo, lo que qui­sie­ra re­ga­lar, su pre­cio y lo que pue­de gas­tar­se. Si la su­ma de lo que quie­re gas­tar y lo que pue­de gas­tar no cua­dran, re­ví­se­la con la idea de re­ba­jar el cos­to de lo que com­pra (la in­ten­ción tam­bién cuen­ta) o prio­ri­ce a quién pue­de dar­le el ob­se­quio que us­te­de desea­ba. 2. Com­pa­re pre­cios. La tec­no­lo­gía ayu­da. Los e mails o co­mu­ni­ca­cio­nes de re­ba­jas en las apli­ca­cio­nes de sus tien­das fa­vo­ri­tas por no ha­blar de pá­gi­nas don­de se ofre­cen des­cuen­tos y cu­po­nes le vie­nen bien pa­ra pla­ni­fi­car los gas­tos y los días en los que le con­vie­ne com­prar o có­mo.

3. Com­pre en una vez. Pro­cu­re ha­cer com­pras on li­ne a la vez pa­ra po­der eli­mi­nar los cos­tos de en­vío en ca­so de que use la mis­ma pla­ta­for­ma co­mer­cial. Es al­go que ayu­da a or­ga­ni­zar­se me­jor y aho­rra.

4. Uti­li­ce bien el cré­di­to. Es­ta es una de las cla­ves que pue­de be­ne­fi­ciar o per­ju­di­car du­ran­te me­ses sus cuen­tas. Se­gún Wa­llet­hub, una em­pre­sa que ase­so­ra en la red so­bre tar­je­tas de cré­di­to y otros pro­duc­tos fi­nan­cie­ros, los emi­so­res de tar­je­tas y las tien­das afi­lia­das “si­guen la tra­di­ción de los co­mer­cian­tes y ofre­cen sus me­jo­res pro­mo­cio­nes du­ran­te es­tas fies­tas”. Es­ta em­pre­sa ha iden­ti­fi­ca­do las que les pa­re­cen las me­jo­res tar­je­tas (pue­de ver­las en www.wa­llet­hub.com/ best-cre­dit-cards-for-ho­li­day-shop­ping/) te­nien­do en cuen­ta las me­jo­res gra­ti­fi­ca­cio­nes (con pun­tos, mi­llas o di­ne­ro de vuel­ta), el me­jor cos­to, el más lar­go pe­rio­do con la ta­sa de ini­cia­ción al 0%, el me­jor APR

y las ga­ran­tías de uso.

Si va a re­cu­rrir al cré­di­to ten­ga en cuen­ta que aun­que ga­ne tiem­po pa­ra pa­gar la fac­tu­ra, es­ta hay que pa­gar­la por lo que no pue­de gas­tar más de lo que se pue­de per­mi­tir. Ade­más con­si­de­re una se­rie de cues­tio­nes fun­da­men­ta­les pa­ra no per­ju­di­car su his­to­ria cre­di­ti­cia. lOSo­li­ci­tar una tar­je­ta es abrir una lí­nea de cré­di­to. Si tie­ne mu­chas pue­de per­ju­di­car su his­to­ria cre­di­ti­cia por­que se con­si­de­ra­rá que requiere mu­chos prés­ta­mos. lOTie­ne que mi­rar cuál es su ca­li­fi­ca­ción cre­di­ti­cia pa­ra sa­ber si la tie­ne lo su­fi­cien­te­men­te bue­na co­mo pa­ra que se la con­ce­dan o con una lí­nea de cré­di­to que le com­pen­se. lOSi no pue­de pa­gar sus gas­tos de una vez no de­je de pa­gar a tiem­po el mí­ni­mo de­bi­do pa­ra no es­tro­pear su ca­li­fi­ca­ción de cré­di­to. Si no tie­ne una tar­je­ta con pro­mo­ción de ta­sa del 0% pro­cu­re pa­gar cuan­to an­tes lo que de­be pa­ra que no crez­ca su deu­da al rit­mo de las ta­sas de in­te­rés. lORe­cuer­de que las ta­sas son las que mues­tran el APR (por­cen­ta­je anual) y sue­len ser más ele­va­das en las emi­ti­das con una tien­da. lO­Las tar­je­tas emi­ti­das por un co­mer­cian­te son al­go más fá­ci­les de con­se­guir pe­ro ade­más del APR más ele­va­do (que so­lo es un pro­ble­ma si no se pa­ga to­da la can­ti­dad al tér­mino del mes) los des­cuen­tos a los que se tie­ne ac­ce­so son so­lo pa­ra esa tien­da cuan­do otras tar­je­tas ge­ne­ra­les los ex­tien­den a más com­pras. Ase­gú­re­se que la tien­da de la que tie­ne la tar­je­ta es la que más vi­si­ta. lOO­jo con cos­tos que lle­gan sin ape­nas dar­se cuen­ta. Re­cuer­de que hay tar­je­tas tie­ne cuo­ta de re­no­va­ción anual y que hay al­go que se lla­ma “pla­nes de in­tere­ses di­fe­ri­dos”. Es­to úl­ti­mo hay que te­ner­lo muy en­cuen­ta por­que sig­ni­fi­ca que si tie­ne un pe­rio­do de me­ses pa­ra pa­gar con una ta­sa del 0% y no lo apro­ve­cha, se le car­ga­rán los in­tere­ses no des­de el día que se aca­be el pe­rio­do de in­tro­duc­ción sino des­de que se hi­zo la com­pra. l

Hay que sa­lir de com­pras con pla­nes e in­for­ma­ción./

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.