Cam­bios en los pro­duc­tos

El Diario - - #PARATI -

John­son’s anun­ció una re­no­va­ción in­te­gral de sus en­jua­gues, lo­cio­nes y pro­duc­tos pa­ra el cui­da­do del ca­be­llo. Los cam­bios in­clu­yen me­nos ingredientes, nue­vos em­pa­ques er­go­nó­mi­cos y una hue­lla de fa­bri­ca­ción más eco­ló­gi­ca. “Na­da se con­si­de­ró sa­gra­do, pe­ro ca­da de­ci­sión te­nía un pro­pó­si­to”, di­ce Deept­ha Khan­na, pre­si­den­ta de Glo­bal Baby Ca­re. “El re­sul­ta­do es una ex­pe­rien­cia de pro­duc­to más sua­ve y sen­ci­lla que si­gue sien­do 100% John­son’s, hon­ran­do nues­tra his­to­ria de 124 años mien­tras evo­lu­cio­na­mos pa­ra las pre­fe­ren­cias de los pa­dres mo­der­nos”.

Los cam­bios cla­ve in­clu­yen:

● Más ingredientes de ori­gen na­tu­ral, co­mo el acei­te de so­ya o de co­co.

● Me­nos ingredientes en ge­ne­ral. El por­ta­fo­lio de ingredientes se re­du­jo en más del 50% y to­dos los pro­duc­tos es­tán li­bres de pa­ra­be­nos, fta­la­tos, con­ser­van­tes li­be­ra­do­res de for­mal­dehí­do y sul­fa­tos. Los co­lo­ran­tes tam­bién se eli­mi­na­ron de los pro­duc­tos prin­ci­pa­les, e in­clu­so el John­son’s Baby

● Sham­poo, uno de los pro­duc­tos de con­su­mo más re­co­no­ci­bles de la mar­ca, ya no tie­ne su to­na­li­dad do­ra­da ca­rac­te­rís­ti­ca, sino una fór­mu­la trans­pa­ren­te en­va­sa­da en una bo­te­lla ama­ri­lla trans­lú­ci­da.

● Ex­pe­rien­cia me­jo­ra­da. Pue­de que los pa­dres no­ten en­jua­gues más cre­mo­sos, cham­pús que se en­jua­gan rá­pi­da­men­te, me­jo­ra del acon­di­cio­na­mien­to en to­da la ga­ma de cui­da­do del ca­be­llo y lo­cio­nes li­ge­ras de ab­sor­ción rá­pi­da que no de­jan re­si­duos in­de­sea­dos en la piel.

● Em­pa­que con­ve­nien­te pa­ra los pa­dres. Una gran me­jo­ra que cual­quie­ra que ha­ya ba­ña­do a un re­cién na­ci­do resbaladizo pue­de apre­ciar: los nue­vos pro­duc­tos vie­nen en bo­te­llas más er­go­nó­mi­cas, con un 50% más de bom­bas pa­ra un uso con­ve­nien­te con una so­la mano. Es­to les per­mi­te a los pa­dres man­te­ner su otra mano y su aten­ción en el be­bé.

● Más gen­ti­les con el me­dio am­bien­te. La mar­ca prio­ri­zó el uso de ingredientes que no son da­ñi­nos pa­ra la vi­da y los eco­sis­te­mas acuá­ti­cos, uti­li­zan­do un sis­te­ma pa­ten­ta­do pa­ra for­mu­lar pro­duc­tos bio­de­gra­da­bles que no son tó­xi­cos ni se acu­mu­lan en el me­dio am­bien­te. be­bé y no de­jar­lo nun­ca so­lo en la ba­ñe­ra. “Los pro­duc­tos nue­vos de John­son, por ejem­plo, es­tán aho­ra di­se­ña­dos pa­ra que las ma­más pue­dan aga­rrar el ja­bón o la lo­ción con una so­la mano, y con la otra sos­te­ner al re­cién na­ci­do”.

● La par­te ex­ter­na de la hi­dra­ta­ción tam­bién es muy im­por­tan­te. “El be­bé de­be es­tar siem­pre to­man­do lí­qui­do, a tra­vés del pe­cho de la ma­dre o del bi­be­rón”.

● Co­mo par­te del cui­da­do dia­rio, hay que cor­tar bien las uñas del be­bé. “No re­co­men­da­mos cor­tar­las los tres pri­me­ros me­ses sino man­te­ner­las lim­pias y ba­ji­tas con una li­ma. Las ti­je­ras pue­den ha­cer­le da­ño a la cu­tí­cu­la y cau­sar una in­fec­ción”.

● Usar pro­duc­tos hi­dra­tan­tes es­pe­cia­les pa­ra el be­bé. “Yo re­co­mien­do apli­car­los dan­do un ma­sa­je, por­que eso ayu­da a la re­la­ción con­tac­to de la ma­dre o pa­dre, piel a piel, con el in­fan­te”.

“Y al­go que ten­go que re­cor­dar­les a los pa­dres de hoy en día es no usar tec­no­lo­gía en esos mo­men­tos. De­jar la ta­ble­ta, la compu­tado­ra o el ce­lu­lar a un la­do, pri­me­ro por­que ese mo­men­to es im­por­tan­te pa­ra el desa­rro­llo del be­bé y, por otro la­do, hay que evi­tar cual­quier ti­po de dis­trac­ción por­que un be­bé se pue­de aho­gar en 20 cen­tí­me­tros de agua, por lo que cual­quier dis­trac­ción pue­de ser muy pe­li­gro­sa”, fi­na­li­za el ex­per­to.l

/SHUTTERSTOCK

La sa­lud de tu hi­jo de­pen­de de los pe­que­ños cui­da­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.