Pi­den más di­fu­sión so­bre el cán­cer pa­ra me­jo­rar la pre­ven­ción

Ex­per­tos con­cuer­dan en la im­por­tan­cia de ge­ne­rar con­cien­cia en la so­cie­dad ci­vil

La Prensa - Orlando - - #PARATI #SALUD -

Es­pe­cia­lis­tas en cán­cer de Ar­gen­ti­na, Co­lom­bia, Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos coin­ci­die­ron en que di­fun­dir in­for­ma­ción so­bre esa en­fer­me­dad fa­ci­li­ta su pre­ven­ción, se­gún ex­pu­sie­ron en el fo­ro Ro­che Press Day.

“En unos años uno de ca­da tres pa­cien­tes va a apor­tar un cán­cer. Uno de ca­da tres de esos cán­ce­res son pre­ve­ni­bles con me­di­das que des­de el pun­to de vis­ta eco­nó­mi­co no tie­nen im­pac­to en los pre­su­pues­tos gu­ber­na­men­ta­les”, ex­pli­có el doc­tor Ru­bén To­rres, rec­tor de la Uni­ver­si­dad Isa­lud de Ar­gen­ti­na.

To­rres, que ha tra­ba­ja­do en la Or­ga­ni­za­ción Pa­na­me­ri­ca­na de la Sa­lud (OPS), agre­ga que hay pa­de­ci­mien­tos en los que se pue­de re­du­cir la po­si­bi­li­dad de te­ner cán­cer.

“La obe­si­dad es un fac­tor que afec­ta en un 15 por cien­to en la in­ci­den­cia de cán­cer y se pue­de per­fec­ta­men­te pre­ve­nir; el uso de ta­ba­co, en el que afor­tu­na­da­men­te he­mos da­do pa­sos muy im­por­tan­tes en Amé­ri­ca La­ti­na, tam­bién”, di­jo.

El doc­tor Alejandro Mohar, in­ves­ti­ga­dor en cien­cias mé­di­cas del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Can­ce­ro­lo­gía (INCan) de Mé­xi­co, ma­ti­zó que hay que “tra­ba­jar en la pre­ven­ción sin ol­vi­dar que cien­tos de pa­cien­tes van a te­ner que re­ci­bir tra­ta­mien­to”.

Mohar, ar­tí­fi­ce de po­lí­ti­cas pú­bli­cas pa­ra con­tro­lar el cán­cer en su país, des­ta­ca que “uno de ca­da tres me­xi­ca­nos o ar­gen­ti­nos (en­tre otros) se­rá diag­nos­ti­ca­do de cán­cer” en al­gún mo­men­to de su vi­da.

De ahí la im­por­tan­cia de ge­ne­rar con­cien­cia en la so­cie­dad ci­vil pa­ra po­der ha­cer fren­te al desafío, ya que se cal­cu­la que al­re­de­dor de 26 mi­llo­nes de per­so­nas ten­drá cán­cer en 2030.

Car­los Fran­cis­co Fer­nán­dez, mé­di­co es­pe­cia­lis­ta del Hos­pi­tal San Ig­na­cio de Co­lom­bia y ase­sor mé­di­co de la Ca­sa Editorial El Tiem­po, opi­nó que los pe­rio­dis­tas tie­nen un pa­pel cla­ve como “tra­duc­to­res esen­cia­les en­tre ese mun­di­llo téc­ni­co, cien­tí­fi­co, bio­ló­gi­co, ge­né­ti­co y la gen­te”.

El re­to es in­men­so ya que el cre­ci­mien­to del cán­cer en el mun­do es una reali­dad, di­jo.

“La epi­de­mia de cán­cer en el mun­do y en par­ti­cu­lar en Amé­ri­ca La­ti­na ha si­do tal que ha re­ba­sa­do la ve­lo­ci­dad con la que se crea in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra el diag­nós­ti­co, los tra­ta­mien­tos y la for­ma­ción de re­cur­sos hu­ma­nos”, afir­ma Mohar.

To­rres se­ña­la que exis­ten ba­rre­ras pa­ra el ac­ce­so ya que “vi­vi­mos en el con­ti­nen­te más de­sigual del pla­ne­ta. Esa inequi­dad se ma­ni­fies­ta no so­lo en tér­mi­nos eco­nó­mi­cos sino tam­bién en ac­ce­so a diag­nós­ti­co, tra­ta­mien­to y pre­ven­ción del cán­cer”.

Se­gún Mohar, al­re­de­dor de 1 mi­llón de ca­sos de cán­cer se diag­nos­ti­can al año en Amé­ri­ca La­ti­na.

“En los pró­xi­mos 15 años es­te in­cre­men­to se­rá del 80 por cien­to”, se­ña­la.

Mohar ex­pli­ca que “la opor­tu­ni­dad es qué ha­ce­mos pa­ra cam­biar fac­to­res de ries­go”, por­que “no nos va­mos a vol­ver atle­tas, el ta­ba­co no va a des­apa­re­cer, el con­su­mo de cier­tos ali­men­tos to­ma­rá va­rias dé­ca­das pa­ra cam­biar­se”.

Ales­san­dra Durs­ti­ne, fun­da­do­ra de Ca­talyst Con­sul­ting Group, una or­ga­ni­za­ción que da ase­so­ría téc­ni­ca a ONGs que agru­pan pa­cien­tes con cán­cer y tra­ba­jan en te­mas de sa­lud, in­di­ca que “los sis­te­mas de sa­lud en Amé­ri­ca La­ti­na fue­ron crea­dos pa­ra en­fer­me­da­des in­fec­cio­sas, no pa­ra en­fer­me­da­des cró­ni­cas com­ple­jas”.

Durs­ti­ne ex­po­ne que su or­ga­ni­za­ción tra­ta de “dar apo­yo a las ONG que pue­den ha­cer re­co­men­da­cio­nes al Go­bierno y nor­mal­men­te las ONG es­tán en­fo­ca­das a las per­so­nas de ba­jos re­cur­sos”.

La es­pe­cia­lis­ta di­ce que el desafío es con­fron­tar al cán­cer con un plan cla­ro.

“Hay que sa­ber có­mo gas­tar el di­ne­ro y dón­de ha­cer la in­ver­sión. Es una en­fer­me­dad cruel cuan­do su ma­ne­jo es des­or­ga­ni­za­do”, con­si­de­ra.

Mohar con­clu­ye que la cla­ve es tra­ba­jar a fon­do en “pre­ven­ción, de­tec­ción tem­pra­na, diag­nós­ti­co y tra­ta­mien­to”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.