Cotto es de nue­vo cam­peón; po­dría ir con­tra Ca­ne­lo o Go­lov­kin

Vic­to­ria cla­ra so­bre Ka­me­gai lo po­ne en lis­ta pa­ra el ga­na­dor en­tre ‘Ca­ne­lo’ y Go­lov­kin

La Prensa - Orlando - - PORTADA - Jai­ro Giraldo B@jai­ro­gi­ral­do10

Mi­guel Cotto re­gre­só el sá­ba­do pa­sa­do tras ca­si dos años de au­sen­cia de los en­so­ga­dos pa­ra de­jar en cla­ro que su idea de dispu­tar una pe­lea fi­nal an­tes de ba­jar­le el te­lón a su ca­rre­ra tie­ne mu­cho sen­ti­do.

Aun­que el bo­ri­cua en­fren­tó a un ri­val me­nor co­mo el ja­po­nés Yos­hihi­ro Ka­me­gai, com­ba­ti­vo pe­ro li­mi­ta­do, a Cotto le bas­tó po­ner so­bre el cua­dri­lá­te­ro del Stu­bHub Cen­ter de Car­son, Ca­li­for­nia una bue­na ver­sión de su bo­xeo pa­ra do­mi­nar de cam­pa­na a cam­pa­na y de­jar en cla­ro que si­gue sien­do un bo­xea­dor vi­gen­te.

Obli­ga­do co­mo es­ta­ba a de­jar una gran im­pre­sión, Cotto es­pan­tó tem­prano el co­men­ta­do óxi­do por el re­ce­so tan pro­lon­ga­do y an­te un enemi­go rá­pi­do, mo­ve­di­zo y en­trón, tu­vo pier­nas y con­di­ción fí­si­ca pa­ra ga­nar y su­mar con to­do mé­ri­to su sex­to tí­tu­lo mun­dial, es­ta vez co­mo su­per­wel­ter ver­sión de la OMB.

El trá­mi­te del com­ba­te de­mos­tró que el ja­po­nés no te­nía pe­ga­da pa­ra da­ñar a Cotto, y su ata­que fron­tal era blo­quea­do por el bo­ri­cua con re­cias com­bi­na­cio­nes arri­ba y pa­sos la­te­ra­les.

“(Ka­me­gai) es un pe­lea­dor ru­do, un opo­nen­te ru­do. Des­de co­mo el sex­to asal­to sa­bía que no lo no­quea­ría”, ad­mi­tió Cotto, que lu­ció só­li­do en su pe­so na­tu­ral, pe­ro que co­nec­tó los me­jo­res gol­pes a Ka­me­gai sin po­der ti­rar­lo a la lo­na.

Ese po­der de asi­mi­la­ción del ni­pón no de­ses­pe­ró al de Ca­guas, quien su­mó uno tras otro asal­tos ga­na­dos pa­ra com­ple­tar una de­ci­sión uná­ni­me inob­je­ta­ble: 120-108, 118-110 y 119-109.

“Per­dí con un gran cam­peón”, di­jo Ka­me­gai. “Pe­ro di una gran gue­rra y fui a bus­car­lo to­do el tiem­po. Creí que él se can­sa­ría al fi­nal, pe­ro no fue así y no ten­go ex­cu­sas”.

Cam­peón en cua­tro ca­te­go­rías: wel­ters ju­nior, wel­ters, su­per­wel­ters y me­diano, Cotto, en­tre­na­do por Fred­die Roach en Los Án­ge­les y ma­ne­ja­do por Gol­den Boy Pro­mo­tions, sin du­da lo­gró su ob­je­ti­vo de con­se­guir que pu­sie­ran so­bre él los re­flec­to­res y de­jó pa­ra to­dos una ac­tua­ción so­bre­sa­lien­te.

A pe­sar de res­ca­tar los aplau­sos de sus se­gui­do­res en el Oes­te, fuen­tes cer­ca­nas a Cotto han di­cho que el bo­ri­cua pre­vi­le­gia su úl­ti­mo com­ba­te en Nue­va York y aún en su na­tal Puer­to Ri­co.

“Pa­se lo que pa­se... El 31 de di­ciem­bre yo de­jó de ser un bo­xea­dor”, vol­vió a re­afir­mar­lo en la con­fe­ren­cia de pren­sa pos­te­rior al com­ba­te. Por aho­ra se es­pe­ra el re­sul­ta­do de la pe­lea de Saúl “Ca­ne­lo” Álvarez an­te Gen­nady Go­lov­kin pa­ra sa­ber si de ahí sa­le el úl­ti­mo ri­val de Mi­guel Cotto.l

«Cum­plo 37 años en oc­tu­bre 29. Estoy muy or­gu­llo­so de to­do lo que he lo­gra­do. Es ho­ra de dis­fru­tar a mi fa­mi­lia. Una más en di­ciem­bre, y eso se­rá to­do»

/GETTY IMAGES

Mi­guel Cotto (der.) cas­ti­gó du­ra­men­te al ja­po­nés Yos­hihi­ro Ka­me­gai, pe­ro no pu­do no­quear­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.