Es tiem­po de ayu­dar

La solidaridad de la co­mu­ni­dad e in­for­ma­ción opor­tu­na han si­do cla­ves pa­ra en­fren­tar el azo­te del hu­ra­cán Ir­ma

La Prensa - Orlando - - PORTADA - Ce­ci­lia Fi­gue­roa B@ce­ci­lia­fi­gue­roa ES­PE­CIAL PA­RA LA PREN­SA

Mu­chos re­si­den­tes de la Flo­ri­da Cen­tral ama­ne­cie­ron el pa­sa­do lu­nes agra­de­ci­dos, lue­go del pa­so ame­na­za­dor del hu­ra­cán Ir­ma, y aún es­tán re­cu­pe­rán­do­se del sus­to de una no­che lar­ga que nun­ca ol­vi­da­rán en­tre ad­ver­ten­cias de tor­na­dos, inun­da­cio­nes y la ru­ta in­cier­ta del fe­nó­meno.

“Es­toy agra­de­ci­da de que no nos pa­só na­da. No pu­di­mos dor­mir, vien­do las no­ti­cias, fue una no­che lar­ga, nun­ca en mi vi­da me ha­bía sen­ti­do tan ate­mo­ri­za­da, la fuer­za del vien­to y las fuer­tes llu­vias fue­ron ho­rri­bles, es­to fue muy ame­na­zan­te pa­ra no­so­tros. Pe­ro creo que Dios nos pro­te­gió y esas ora­cio­nes de to­das par­tes del mun­do nos lle­ga­ron. Es­ta­mos sa­nos y sal­vos y eso es lo que im­por­ta, el res­to se arre­gla”, di­jo la puer­to­rri­que­ña Zahi­ra Da­mudt, re­si­den­te de St. Cloud, que ex­pe­ri­men­tó jun­to a su hi­ja el azo­te de Ir­ma en la ca­sa de unas amis­ta­des que es­ta­ban pre­pa­ra­das pa­ra el hu­ra­cán con pa­ne­les de ma­de­ra en la ca­sa, un ge­ne­ra­dor eléc­tri­co y co­mi­da pa­ra va­rios días, tal co­mo las au­to­ri­da­des ad­vir­tie­ron a los re­si­den­tes de Flo­ri­da.

“Fue­ron co­mo 12 ho­ras de in­cer­ti­dum­bre, des­de que em­pe­zó la llu­via, lue­go las rá­fa­gas de vien­to y fue des­de la me­dia­no­che has­ta las dos y me­dia de la ma­dru­ga­da que se sin­tió el pa­so po­ten­te

cuan­do el rui­do del vien­to fue in­ce­san­te”, ex­pre­só es­ta ma­dre de fa­mi­lia, que ha vi­vi­do otros hu­ra­ca­nes co­mo Char­ley, en 2004, pe­ro en­fa­ti­zó que es­te hu­ra­cán es el peor que ha vi­vi­do.

Así, es­te hu­ra­cán his­tó­ri­co, Ir­ma, de ca­te­go­ría 5, que afec­tó va­rias de las An­ti­llas me­no­res, Puer­to Ri­co, Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, Cu­ba, Hai­tí y en­tró por Key West en Flo­ri­da, lle­gó a Or­lan­do, co­mo ca­te­go­ría 2, lo su­fi­cien­te­men­te po­ten­te pa­ra cau­sar grandes es­tra­gos.

Al sur de Or­lan­do, Mi­llie Mo­li­na y su es­po­so pa­sa­ron la no­che en vi­lo, “con los ner­vios de pun­ta”, co­mo otros, si­guien­do el pa­so del hu­ra­cán que era in­cier­to y que gi­ró un tan­to ha­cia es­ta zo­na cuan­do se di­ri­gía a la zo­na de Tam­pa.

“Es­te hu­ra­cán nos te­nía al bor­de de un ata­que de ner­vios, sus cam­bios de ru­ta, la ve­lo­ci­dad de los vien­tos y co­mo a úl­ti­ma ho­ra cam­bió de ru­ta y co­gió a mu­chos de sor­pre­sa. Iba pa­ra Tam­pa, lue­go a Na­ples y gra­cias a Dios, ba­jó de ca­te­go­ría, por­que si no se­ría otro cuen­to”, di­jo la puer­to­rri­que­ña, que vi­ve des­de ha­ce18 años en Flo­ri­da.

La ciu­dad de Or­lan­do, los con­da­dos de Oran­ge, Os­ceo­la, Se­mi­no­le y go­bier­nos lo­ca­les se man­tie­nen fir­mes en las ad­ver­ten­cias a los ciu­da­da­nos de no sa­lir de sus ca­sas si no es ne­ce­sa­rio. Los to­ques de que­da en Or­lan­do y Os­ceo­la son has­ta las 6:00 pm de es­te lu­nes.

In­di­ca­ron que hay per­so­nal de emer­gen­cia eva­luan­do los da­ños y tra­ba­jan­do en la lim­pie­za de áreas inun­da­das, se han re­por­ta­do la caí­da de pos­tes de elec­tri­ci­dad, se­má­fo­ros que no es­tán fun­cio­nan­do y es­com­bros que pue­den ser un ries­go pa­ra los ciu­da­da­nos.

Aque­llos que no cuen­ten con ser­vi­cios de ener­gía eléc­tri­ca de­ben lla­mar a sus pro­vee­do­res lo­ca­les, y so­lo de­ben lla­mar al ser­vi­cio de emer­gen­cias 911 pa­ra si­tua­cio­nes ur­gen­tes pa­ra fa­ci­li­tar las ope­ra­cio­nes de emer­gen­cia.

Las es­cue­las pú­bli­cas se man­tie­nen ce­rra­das has­ta el martes, el ae­ro­puer­to de Or­lan­do (MCO) aún si­gue ce­rra­do y mu­chas en­ti­da­des y or­ga­ni­za­cio­nes, co­mo los par­ques, anun­cia­ron su cie­rre es­te lu­nes. Pe­ro su aper­tu­ra de­pen­de­rá de los da­ños o in­con­ve­nien­tes cau­sa­dos por el hu­ra­cán, por eso mu­chos si­guen a tra­vés de las re­des so­cia­les, sis­te­mas de men­sa­je y los no­ti­cie­ros los anun­cios al res­pec­to.

Ir­ma se de­gra­dó a tor­men­ta tro­pi­cal tras per­der fuer­za al cru­zar Flo­ri­da y se di­ri­ge al sur de Geor­gia.

En Flo­ri­da, 4.5 mi­llo­nes de per­so­nas se que­da­ron sin ser­vi­cio de ener­gía eléc­tri­ca.l

CORTESÍA MI­LLIE MO­LI­NA

Aun­que me­no­res en com­pa­ra­ción a otros lu­ga­res, Ir­ma de­jó da­ños en el área de Or­lan­do, co­mo en la ca­sa de Mi­llie Mo­li­na.

CE­CI­LIA FI­GUE­ROA

Mu­chas ca­lles de la re­gión su­frie­ron inun­da­cio­nes tras esl azo­te de Ir­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.