AYU­DA EMO­CIO­NAL

La Prensa - Orlando - - #OPINIÓN - Eva Pa­gán Hill

Aun­que vi­vi­mos en el Si­glo 21, to­da­vía hay re­sis­ten­cia y es­tig­ma aso­cia­do a bus­car ayu­da emo­cio­nal. Pen­sa­mos que si va­mos a con­se­je­ría la gen­te va a pen­sar que es­ta­mos locos. En mu­chas igle­sias nos di­cen que ore­mos pe­ro que no bus­que­mos con­se­je­ría pro­fe­sio­nal.

En tiem­pos en que ha ha­bi­do tan­tos desas­tres, tan­to ni­ños co­mo adul­tos es­ta­mos es­tre­sa­dos. Mu­chos es­tán vi­vien­do sin luz, agua ni otras ne­ce­si­da­des bá­si­cas. Otros se han mu­da­do a otros estados (tan­to los texanos co­mo puer­to­rri­que­ños) crean­do más sen­ti­mien­to de pér­di­da por­que han de­ja­do atrás fa­mi­lia­res, ami­gos y to­do lo que han co­no­ci­do to­da su vi­da.

To­dos le da­mos man­te­ni­mien­to pre­ven­ti­vo a nues­tros au­to­mó­vi­les y los cui­da­mos más que lo que cui­da­mos nues­tra sa­lud men­tal y emo­cio­nal. Mu­chos va­mos al mé­di­co y de­ci­mos “Me sien­to ner­vio­so(a)” o “No pue­do dor­mir” y nos re­ce­tan Xa­nax, Va­lium y Ati­van que son me­di­ca­men­tos al­ta­men­te adic­ti­vos, cuan­do se­ría más sa­lu­da­ble ha­blar con un te­ra­pis­ta pa­ra apren­der téc­ni­cas de re­la­ja­mien­to y des­tre­zas pa­ra li­diar con el es­trés.

Estados Uni­dos es la na­ción don­de más me­di­ca­men­tos an­ti­de­pre­si­vos o con­tra la an­sie­dad son re­ce­ta­dos por mé­di­cos ge­ne­ra­lis­tas. Es cier­to que hay per­so­nas que tie­nen des­ba­lan­ces quí­mi­cos, si­mi­la­res a la dia­be­tes, que cau­san de­pre­sión o es­qui­zo­fre­nia y ne­ce­si­tan me­di­ca­men­tos. Ellos tam­bién se be­ne­fi­cian de con­se­je­ría acom­pa­ñan­do los me­di­ca­men­tos.

Lo tris­te es que no bus­car ayu­da con­tri­bu­ye a mu­chos otros pro­ble­mas, co­mo adic­ción, abu­so do­més­ti­co y de ni­ños, sui­ci­dio y ho­mi­ci­dio.

Hay re­cur­sos dis­po­ni­bles pa­ra ayu­dar. La Aso­cia­ción de Sa­lud Men­tal de la Flo­ri­da Cen­tral los pue­de ayu­dar a con­se­guir esa ayu­da. His­pa­nic Coun­se­ling Ser­vi­ces y A Great Li­fe Ser­vi­ces ofre­cen con­se­je­ría en es­pa­ñol tan­to en Or­lan­do co­mo en Kis­sim­mee. Tam­bién pue­den lla­mar al 211 o con­tac­tar la ofi­ci­na de HO­LA pa­ra re­fe­ri­dos.

No ol­vi­da­mos que “es me­jor pre­ve­nir que te­ner que re­me­diar”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.