45 años de la muer­te de Clemente

El le­ga­do de un in­mor­tal co­mo pe­lo­te­ro y ejem­plar co­mo hom­bre

La Prensa - Orlando - - #PANORAMA2018 #DEPORTES - Se­ri­vi­cios de Im­pre­me­dia

Puer­to Ri­co re­cuer­da có­mo ha­ce 45 años per­dió a uno de sus lu­mi­na­rias más que­ri­das, tan­to en el de­por­te co­mo por su ser­vi­cio al ser hu­mano: el pe­lo­te­ro Roberto Clemente.

Y aun­que nin­gún or­ga­nis­mo ni en­ti­dad gu­ber­na­men­tal or­ga­ni­zó ayer al­gún even­to pa­ra la oca­siónn la is­la, se­gún con­fir­mó el miem­bro del So­ciety for Ame­ri­can Ba­se­ball Re­search (SABR), Án­gel Co­lón, los puer­to­rri­que­ños y se­gui­do­res del béis­bol re­cuer­dan bien to­das las ges­tas que reali­zó Clemente den­tro y fue­ra del te­rreno.

Du­ran­te sus 18 tem­po­ra­das en las Gran­des Li­gas con los Pi­ra­tas de Pit­ts­burgh, Clemente ga­nó cua­tro tí­tu­los de ba­teo, un pre­mio de “Ju­ga­dor Más Va­lio­so” en las Gran­des Li­gas en 1966 y tu­vo dos apa­ri­cio­nes en la Se­rie Mun­dial.

Ba­teó pa­ra .317 de pro­me­dio de por vi­da, fue se­lec­cio­na­do do­ce ve­ces al Jue­go de las Es­tre­llas e igual nú­me­ro de oca­sio­nes fue ga­lar­do­na­do con un “Guan­te de oro” en las Gran­des Li­gas por su ex­ce­len­te de­fen­sa.

Tal fue su ex­ce­len­cia de­fen­si­va que en 1958 sa­có a 22 co­rre­do­res pa­ra ga­nar el pri­me­ro de un ré­cord de cin­co tí­tu­los de asis­ten­cias.

Clemente se con­vir­tió en 1972 en el pri­mer pe­lo­te­ro la­ti­noa­me­ri­cano en la his- to­ria de las Gran­des Li­gas en co­nec­tar 3.000 im­pa­ra­bles, ci­fra que au­to­má­ti­ca­men­te lle­va a cual­quier ju­ga­dor al Sa­lón de la Fa­ma.

El de­por­tis­ta mu­rió el 31 de di­ciem­bre de 1972 mien­tras trans­por­ta­ba ayu­da a los dam­ni­fi­ca­dos de un te­rre­mo­to que azo­tó Ni­ca­ra­gua, de­jan­do un le­ga­do im­por­tan­te no só­lo de­por­ti­vo, sino co­mo fi­gu­ra pú­bli­ca, so­li­da­ria y com­pro­me­ti­da.

El avión en el que Clemente y otras per­so­nas via­ja­ban se es­tre­lló en las aguas al nor­te de San Juan. La na­ve ni los tri­pu­lan­tes ja­más fue­ron en­con­tra­dos.

En 1971 las Gran­des Li­gas creó el “Pre­mio del Co­mi­sio­na­do”, que se en­tre­ga­ría anual­men­te al ju­ga­dor que sea se­lec­cio­na­do por su ca­rác­ter ad­mi­ra­ble y sus con­tri­bu­cio­nes ca­ri­ta­ti­vas a la co­mu­ni­dad.

No obs­tan­te, tras la muer­te de Clemente, el nom­bre del pre­mio cam­bió al “Pre­mio Roberto Clemente”, que se en­tre­ga al pe­lo­te­ro que me­jor re­pre­sen­ta al béis­bol en tér­mi­nos de per­so­na­li­dad, tra­ba­jos en la co­mu­ni­dad, fi­lan­tro­pía y con­tri­bu­cio­nes po­si­ti­vas tan­to den­tro co­mo fue­ra de te­rreno.

Clemente en­tró al Sa­lón de la Fa­ma en 1973, un año des­pués de su muer­te. Só­lo tres ju­ga­do­res en la his­to­ria de las Gran­des Li­gas han si­do se­lec­cio­na­dos pa­ra es­tar en la in­mor­ta­li­dad del béis­bol lue­go de un año de su re­ti­ro. Se su­po­ne que to­do pe­lo­te­ro re­ti­ra­do, es­pe­re al me­nos cin­co años pa­ra su po­si­ble en­tra­da al re­cin­to.

Ade­más de Clemente, otros tres puer­to­rri­que­ños han si­do ele­gi­dos al Sa­lón de la Fa­ma: Orlando “Pe­ru­chín” Ce­pe­da, Roberto Alo­mar e Iván Ro­drí­guez.

Alo­mar, Clemente y Wi­llie Mays son los úni­cos tres ju­ga­do­res en la his­to­ria que han al­can­za­do más de .300 de pro­me­dio de ba­teo, que ade­más han lo­gra­do diez Guan­tes de Oro, que han si­do se­lec­cio­na­do a diez Jue­gos de Es­tre­llas y que al me­nos han ga­na­do dos Se­ries Mun­dia­les.l

AR­CHI­VO GETTY IMAGES

Roberto Clemente es el beis­bo­lis­ta la­ti­noa­me­ri­cano más em­ble­má­ti­co de la his­to­ria. Roberto Clemente fue un pe­lo­te­ro ex­cep­cio­nal y un ser hu­mano con va­lo­res mo­ra­les su­pe­rio­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.