Los in­mi­gran­tes su­fren me­nos in­far­tos y em­bo­lias

Es­tas y otras en­fer­me­da­des co­ro­na­rias tie­nen me­nor in­ci­den­cia en los ex­tran­je­ros ra­di­ca­dos en es­te país se­gún un in­for­me

La Prensa - Orlando - - #PARATI #SALUD - EFE LOS ÁN­GE­LES

El in­far­to, otras en­fer­me­da­des co­ro­na­rias y las em­bo­lias tie­nen me­nor in­ci­den­cia en los ex­tran­je­ros ra­di­ca­dos en es­te país que en los na­ci­dos en los Es­ta­dos Uni­dos, re­ve­la un es­tu­dio.

La in­ves­ti­ga­ción rea­li­za­da por la Aso­cia­ción Es­ta­dou­ni­den­se del Co­ra­zón (AHA) y pu­bli­ca­da en la re­vis­ta cien­tí­fi­ca de es­ta or­ga­ni­za­ción en­con­tró que un 5.5% de los in­mi­gran­tes adul­tos que vi­ven en los Es­ta­dos Uni­dos su­fren en­fer­me­da­des co­ro­na­rias.

El por­cen­ta­je de es­ta­dou­ni­den­ses re­si­den­tes en el país que pre­sen­tan es­tas afec­cio­nes es del 8.2%.

En un co­men­ta­rio al in­for­me, Eduar­do Sán­chez, je­fe mé­di­co pa­ra Pre­ven­ción de la AHA, re­sal­tó que el por­cen­ta­je de la po­bla­ción que ha su­fri­do un in­far­to es de 2.7% pa­ra las los hom­bres y las mu­je­res es­ta­dou­ni­den­ses y de 2.1% pa­ra los hom­bres y mu­je­res na­ci­dos en el ex­te­rior.

Se­gún se­ña­ló Jing Fang, epi­de­mió­lo­ga de los Cen­tros pa­ra el Con­trol y la Pre­ven­ción de En­fer­me­da­des (CDC) y au­to­ra lí­der del re­por­te, “el nú­me­ro de años que las per­so­nas han vi­vi­do en los Es­ta­dos Uni­dos no se re­la­cio­na con el ries­go de en­fer­me­da­des co­ro­na­rias del co­ra­zón o em­bo­lias”.

En su es­tu­dio, los in­ves­ti­ga­do­res de CDC atri­bu­ye­ron la in­ci­den­cia me­nor de es­tos pro­ble­mas en los in­mi­gran­tes, a lo que de­no­mi­na­ron “efec­to de una in­mi­gra­ción sa­lu­da­ble”.

Así, los ana­lis­tas con­si­de- ran que aque­llos que de­ci­den mi­grar a otros paí­ses “ge­ne­ral­men­te son más saludables que los de­más ya sea de­bi­do a au­to se­lec­ción o por ba­rre­ras le­ga­les o fí­si­cas”.

Uti­li­zan­do da­tos de la En­cues­ta de la En­tre­vis­ta Na­cio­nal de Sa­lud de 2006 a 2014, el es­tu­dio ana­li­zó in­for­ma­ción de cer­ca de 259,000 per­so­nas, de las cua­les un 16.4%% eran ex­tran­je­ras.

La mi­tad de los in­mi­gran­tes (50.1%) pro­ve­nía de Mé­xi­co, Cen­troa­mé­ri­ca o el Ca­ri­be, 17.3% ve­nía de Asia, 16.2% de Eu­ro­pa y 6.5% de Su­ra­mé­ri­ca.

No obs­tan­te, el aná­li­sis re­sal­tó que en­tre los in­mi­gran­tes tam­bién exis­ten diferencias se­gún su ori­gen.

Así, las per­so­nas pro­ve­nien­tes de Su­ra­mé­ri­ca tie­nen un 1.1% de pre­va­len­cia de em­bo­lia com­pa­ra­do con el 2.3% de los na­ci­dos en Mé­xi­co.

Pa­ra Fang, las con­clu­sio­nes del es­tu­dio per­mi­ten en­fo­car de me­jor ma­ne­ra los pro­gra­mas de pre­ven­ción y edu­ca­ción pa­ra ca­da uno de es­tos gru­pos.

Cer­ca de 610,000 per­so­nas mue­ren ca­da año en los Es­ta­dos Uni­dos por pro­ble­mas car­día­cos, lo que equi­va­le

CDC.. a un 23.5% del to­tal de las muer­tes en el país, se­gún da­tos de

ARCHIVO.

Los la­ti­nos en ma­yor pe­li­gro de mo­rir por es­tas en­fer­me­da­des son los de ori­gen me­xi­cano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.