Ar­te, po­der, activismo y ne­go­cio de crea­ti­vas ma­dres la­ti­nas

La Raza Chicago - - FRONT PAGE - Bel­hú Sa­na­bria LA RA­ZA

Co­lec­ti­vo Ma­ri­po­sas bus­ca em­po­de­rar a las mu­je­res de Chica­go a tra­vés del ar­te he­cho a mano en su co­mu­ni­dad

Es­tas mu­je­res em­pren­de­do­ras mues­tran su ar­te he­cho a mano en mer­ca­dos ar­te­sa­na­les: ca­da pie­za es úni­ca y cui­da­do­sa­men­te tra­ba­ja­da an­tes de po­ner­se a la ven­ta a com­pra­do­res lo­ca­les.

Ellas son par­te del Co­lec­ti­vo Ma­ri­po­sas, cu­yo pro­pó­si­to es em­po­de­rar a la mu­jer por me­dio del ar­te. “Les pro­pu­se a una de mis ami­gas y a mi her­ma­na Hil­da Burgos te­ner nues­tro co­lec­ti­vo pa­ra tra­tar de ven­der nues­tras pro­pias co­sas y al mis­mo tiem­po em­po­de­rar a otras mu­je­res”, di­jo Maribel Burgos, quien fun­dó el co­lec­ti­vo en sep­tiem­bre de 2015.

En el mer­ca­do ar­te­sa­nal se ven­den dis­tin­tos ti­pos de pro­duc­tos y pie­zas úni­cas que son he­chas en su ma­yo­ría por mu­je­res que son ma­dres. Tra­ba­jan en jo­ye­ría, ma­nua­li­da­des, pro­duc­tos na­tu­ra­les, pin­tu­ras, re­ci­cla­je, por men­cio­nar al­gu­nos.

Se­gún sus miem­bros, su co­lec­ti­vo se lla­ma Ma­ri­po­sas y pa­ra que la oru­ga se con­vier­ta ma­ri­po­sa tie­ne que su­frir una me­ta­mor­fo­sis. Di­cho co­lec­ti­vo tam­bién com­bi­na el ar­te con el activismo.

Burgos di­ce que hay mu­chas per­so­nas que tie­nen ta­len­to pa­ra el ar­te ylas ma­nua­li­da­des, pe­ro que las ha­cen pa­ra sí mis­mas, so­bre to­do las mu­je­res y amas de ca­sa. “Mu­chas mu­je­res te­jen, ha­cen jo­ye­ría, pe­ro lo ha­cen co­mo un pa­sa­tiem­po y aun­que qui­sie­ran ha­cer­lo co­mo una ma­ne­ra de te­ner una ga­nan­cia no se atre­ven por­que pien­san que es al­go im­po­si­ble”, ex­pli­có Maribel quien uti­li­za piel pa­ra ela­bo­rar pul­se­ras, are­tes y otras jo­yas.

“Di­fí­cil com­pe­tir con sus pre­cios”

Pe­ro tam­bién hay re­tos que en­fren­tan las ar­te­sa­nas que ha­cen sus tra­ba­jos a mano. “Hay mu­cha gen­te que apre­cia lo he­cho a mano por­que va­lo­ra mu­cho el tra­ba­jo del ar­te­sano, pe­ro hay quie­nes pre­fie­ren lo ba­ra­to, lo ‘Ma­de in Chi­na’, por­que es mu­cho más ba­ra­to, es di­fí­cil com­pe­tir con sus pre­cios”, hi­zo hin­ca­pié Burgos a La Ra­za.

El co­lec­ti­vo se ini­ció con seis in­te­gran­tes, pe­ro de­bi­do a otras res­pon­sa­bi­li­da­des en es­te úl­ti­mo año lo han con­for­ma­do Maribel e Hil­da Burgos y Yen­di Gon­zá­lez, és­ta úl­ti­ma ya ha crea­do su pro­pia lí­nea de pro­duc­to.

El her­mano de Yen­di Gon­zá­lez mu­rió al ser atro­pe­lla­do por un con­duc­tor que tex­tea­ba mien­tras ma­ne­ja­ba, es­to le ori­gi­nó sen­ti­mien­tos en­con­tra­dos. “To­do em­pe­zó por la muer­te de mi her­mano, to­das las emo­cio­nes, sen­ti­mien­tos, lo plas­mé en mi ar­te, to­do el co­ra­je, to­da la tris­te­za…”, di­jo.

Maribel con­tó que Yen­di creó su pro­pia lí­nea de pro­duc­to. “Ya me sa­lí del co­lec­ti­vo co­mo ma­ri­po­sa, vo­lé, ya ten­go mi pro­pio es­pa­cio”, di­jo. Y agre­gó: “Yen­di es­tá aho­ri­ta en el pro­ce­so que ella es­tá des­pe­gan­do, es­tá ha­cien­do su lí­nea y es­tá ha­cien­do sus co­sas y al mis­mo tiem­po es­ta­mos vien­do la ma­ne­ra de te­ner más in­te­gran­tes y que más gen­te se

Ar­te­sa­nas, mu­chas de ellas ma­dres his­pa­nas, crean y ven­den sus pro­duc­tos en Chica­go.

in­vo­lu­cre”.

Gon­zá­lez co­men­zó con el co­lec­ti­vo des­de ha­ce más de un año y me­dio y em­pe­zó re­ci­clan­do cor­cho­la­tas pa­ra tra­ba­jar su jo­ye­ría ar­te­sa­nal y materiales re­ci­cla­bles. “Es­toy tra­tan­do de ha­cer un ne­go­cio, sa­lir ade­lan­te por mí mis­ma, no pue­do des­cui­dar a mis hi­jos. Quie­ro tra­tar de ver otros es­pa­cios fue­ra de Pil­sen pa­ra se­guir em­po­de­ran­do a más mu­je­res”, men­cio­nó.

Ro­sa­lía Gas­par ha­ce pro­duc­tos na­tu­ra­les usan­do acei­tes esen­cia­les y cris­ta­les. Ela­bo­ra sa­les pa­ra el ba­ño, per­fu­mes pa­ra el cuer­po, ja­bo­nes y ex­fo­lian­tes. “El en­fo­que de mi pro­duc­to es po­der sa­nar con pro­duc­tos na­tu­ra­les he­chos por ma­má tie­rra”, se­ña­ló Gas­par, quien WLHQH FHUWLÀFDFL­yQ HQ HQHU­gía Reiki -téc­ni­ca ener­gé­ti­ca que per­mi­te ac­ti­var los pro­ce­sos cu­ra­ti­vos na­tu­ra­les del cuer­po- y es­tá en pro­ce­so de FHUWLÀFDUVH HQ DURPDWHUDSLD

“Por esa gen­te que apre­cia lo he­cho a mano es que nos ins­pi­ra­mos y lo se­gui­mos ha­cien­do”, pun­tua­li­zó Maribel Burgos.O

FOTOS: BEL­HÚ SA­NA­BRIA / LA RA­ZA

Las her­ma­nas Hil­da y Maribel Burgos en el mer­ca­di­to ar­te­sa­nal en la Ca­tri­na Ca­fé del ba­rrio de Pil­sen. Ellas son par­te del gru­po de mu­je­res ar­te­sa­nas Co­lec­ti­vo Ma­ri­po­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.