DES­PUÉS DE TRUMP TEN­DRE­MOS QUE REINVENTAR EL PAÍS

La Raza Chicago - - FRONT PAGE - Antonio Za­va­la

Me ima­gino que es­te país ya no se­rá el mis­mo des­pués de los cua­tro años de la ges­tión pre­si­den­cial de Do­nald Trump.

Por lo que les pi­do a los lec­to­res re­cor­dar bien có­mo era es­te país an­tes de Trump pa­ra así po­der re­gre­sar a esos idea­les y a la lar­ga tra­di­ción de to­le­ran­cia y com­pa­sión a los me­nos pri­vi­le­gia­dos.

Co­mo he­mos vis­to en es­tos cin­co me­ses de la era Trump, la ad­mi­nis­tra­ción re­pu­bli­ca­na se ha en­fo­ca­do en ata­car a los in­mi­gran­tes his­pa­nos, a ODV PXMHUHV D OD FRPXQLGDG LGBTQ y a las co­mu­ni­da­des mu­sul­ma­nas, en las cua­les Trump y su equi­po ven a un te­rro­ris­ta en cada per­so­na.

Con Trump re­na­ce el ra­cis­mo y el des­pre­cio a la di­ver­si­dad en ac­ti­tu­des, pos­tu­ras y cul­tu­ra. Es­ta ad­mi­nis­tra­cion HVWD ÀMD HQ TXHUHU UHJUHVDU al país al pa­sa­do cuan­do las mi­no­rías de co­lor, co­mo los me­xi­ca­nos y los afro­ame­ri­ca­nos, es­ta­ban res­trin­gi­das a sus ba­rrios po­bres sin opor­tu­ni­da­des ni po­si­bi­li­da­des.

Con el sur­gi­mien­to del mo­vi­mien­to de pro­tec­ción al me­dio am­bien­te en 1970 cre­ció una ola de preo­cu­pa­ción y con­se­cuen­te­men­te le­yes pa­ra res­trin­gir a las gran­des cor­po­ra­cio­nes pa­ra que no con­ta­mi­na­ran los ríos, la­gos y la vi­da ma­ri­na y aviar.

Aho­ra Trump y su equi­po de per­so­nas sin con­cien­cia am­bien­tal han de­cre­ta­do SRQHU ÀQ D YDULDV PHGLGDV de pro­tec­ción al me­dio am­bien­te y así dar­le li­ber­tad a las gran­des cor­po­ra­cio­nes de ex­plo­tar los re­cur­sos na­tu­ra­les, in­clu­yen­do los bos­ques, co­mo si to­do es­to no fue­ra un le­ga­do que te­ne­mos que pro­te­ger y res­guar­dar pa­ra las fu­tu­ras ge­ne­ra­cio­nes.

Y, sea­mos cla­ros, nues­tra for­ma de go­bierno y Cons­ti­tu­ción tam­bién es­tán en rie­sJR EDMR 7UXPS XQ SUHVLGHQWH ca­ren­te de ex­pe­rien­cia y for­ma­ción po­lí­ti­ca pa­ra ma­neMDU D XQD JUDQ QDFL­yQ FRPR es es­te país.

6LQ MXVWLILFDFL­yQ DOJXQD Trump de pron­to des­pi­dió a Ja­mes Co­mey, el di­rec­tor de la FBI, y tam­bién di­vul­gó a ORV HPEDMDGRUHV UXVRV HQ OD misma Ca­sa Blan­ca, se­gún el dia­rio Was­hing­ton Post, VHFUHWRV FRQÀDGRV D (VWDGRV Uni­dos por un ter­cer país.

Por lo que es­ta co­lum­na pi­de que se ace­le­re la in­ves­ti­ga­ción so­bre si hu­bo o no ne­xos y coor­di­na­ción en­tre la cam­pa­ña de Trump y Ru­sia.

Tam­bién es­ta co­lum­na se atre­ve a de­cir que por el bien del país Do­nald Trump de­be­ría re­nun­ciar a su pues­to, ya que su ad­mi­nis­tra­ción a es­ca­sos cin­co me­ses na­ve­ga en aguas tur­bu­len­tas. El país no me­re­ce una ad­mi­nis­tra­ción así.

Por eso pi­do a los lec­to­res TXH SLHQVHQ HQ OR TXH VLJQLÀFD es­te país por­que des­pués de Trump ten­dre­mos to­dos que re­cons­truir­lo y re­gre­sar­lo a sus idea­les ex­pre­sa­dos en la Cons­ti­tu­ción: “Sos­te­ne­mos es­tas ver­da­des co­mo evi­den­tes de que to­dos los hom­bres son crea­dos igua­les”.

Y va­le apun­tar que es­te SD­tV EDMR 7UXPS VH HVWi ¶OD­ti­noa­me­ri­ca­ni­zan­do’ con un pre­si­den­te que mien­te, nun­ca se dis­cul­pa, acu­sa a sus ad­ver­sa­rios de de­li­tos sin prue­ba al­gu­na y acu­sa a la pren­sa de fa­bri­car no­ti­cias fal­sas.

Pien­so que aho­ra los es­ta­du­ni­den­ses se es­tán dan­do cuen­ta de to­do lo que los his­pa­nos en Amé­ri­ca La­ti­na he­mos su­fri­do con go­bier­nos dis­fun­cio­na­les co­mo el de Mr. Trump. A ellos les di­go wel­co­me, her­ma­nos.O

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.