De­tectan virus del Nilo en mos­qui­tos de Tulsa

La Semana - - FRONT PAGE / PORTADA -

TULSA, OK – El Depar­ta­mento de Salud de Tulsa con­firmó que un grupo de mos­qui­tos recolec­ta­dos de las tram­pas de la ci­u­dad está in­fec­tado con el Virus del Oeste del Nilo. Es im­por­tante que los res­i­dentes re­cuer­den to­mar pre­cau­ciones con­tra esta en­fer­medad y otras trans­mi­ti­das por los mos­qui­tos. Hasta el mo­mento no hay ca­sos del virus reg­istra­dos en hu­manos den­tro del con­dado.

“Nue­stro pro­grama de vig­i­lan­cia de los mos­qui­tos está per­ma­nen­te­mente bus­cando ras­tros del virus del Oeste del Nilo”, dijo Bernard Dindy, man­ager del ser­vi­cio de salud medioam­bi­en­tal del Depar­ta­mento de Salud de Tulsa. “Pero so­bre to­das las cosas, tra­ba­jamos proac­ti­va­mente para con­tro­lar la población de mos­qui­tos fu­mi­gando para matar a las lar­vas antes de su adul­tez”.

El virus del Oeste del Nilo se con­ta­gia por la pi­cadura de un mos­quito in­fec­tado que se con­ta­gia de las aves in­fec­tadas y luego trasmite la en­fer­medad a los hu­manos, ca­bal­los y otros mamíferos.

Los prin­ci­pales sín­tomas del virus in­cluyen la fiebre re­pentina, los dolores de cabeza, los mareos y de­bil­i­dad mus­cu­lar. En­tre las com­pli­ca­ciones que deriva la en­fer­medad se des­ta­can las mi­grañas, di­fi­cul­tad en la con­cen­tración, tem­blores, de­bil­i­dad mus­cu­lar ex­trema y paráli­sis de los miem­bros. Si usted o al­guien que conoce fue pi­cado por un mos­quito en las úl­ti­mas dos se­m­anas y pre­senta al­guno de es­tos sín­tomas, no dude en con­tac­tar a su médico.

Las per­sonas de más de 50 años tienen más ries­gos de de­sar­rol­lar fal­las en su sis­tema neu­rológico a causa del virus.

“Si bien es el Zika el virus que más pre­ocupa en el mo­mento, en Es­ta­dos Unidos aún no se pre­sen­tan fo­cos in­fec­ciosos”, ex­plicó Dindy. “Históri­ca­mente hablando hemos visto más en­fer­mos por in­fec­ciones del Virus del Oeste del Nilo en Tulsa, y tam­bién al­gunos muer­tos. Por esta razón debe­mos en­fa­ti­zar la im­por­tan­cia de pre­venir las pi­caduras de mos­quito para com­batir la en­fer­medad”.

Para evi­tar el con­ta­gio del virus del Oeste del Nilo siga los sigu­ientes con­se­jos:

Evite la con­cen­tración de agua es­tancada en re­cip­i­entes para mas­co­tas, mac­etas, latas, baldes, ruedas y cober­tores de pisci­nas, de esa man­era los mos­qui­tos no ten­drán dónde re­pro­ducirse.

Util­ice re­pe­lentes de in­secto que con- ten­gan DEET di­rec­ta­mente so­bre la piel y la ropa cuando pase tiempo al aire li­bre, par­tic­u­lar­mente al atarde­cer y al amanecer, la hora preferida de los mos­qui­tos.(Los re­pe­lentes que con­tengan per­me­t­rina sólo po­drán uti­lizarse so­bre la ropa).

In­stale o re­pare los mosquiteros de su hogar.

Renueve di­ari­a­mente el agua de su mas­cota.

Limpie ho­jas y su­ciedad de las canale­tas para evi­tar que se tapen.

El Depar­ta­mento de Salud de Tulsa opera un Sis­tema de vig­i­lan­cia de mos­qui­tos para con­fir­mar los fo­cos del virus del Oeste del Nilo en el con­dado. Hay tram­pas para mos­qui­tos en di­ver­sos pun­tos de la ci­u­dad que sir­ven como mues­trario. A su vez, el depar­ta­mento tra­baja para con­tro­lar la población de in­sec­tos du­rante los meses es­ti­vales. En una tem­po­rada típica el Depar­ta­mento de Salud fu­miga cien­tos de mil­las cuadradas para elim­i­nar a los mos­qui­tos adul­tos.

Si quiere pre­sen­tar al­guna queja so­bre mos­qui­tos en su zona llame al 918-5954219. Para de­nun­ciar prob­le­mas con agua es­tancada en su bar­rio co­muníquese al 918-595-4200 o en­vía una queja por in­ter­net al Depar­ta­mento de Salud vis­i­tando el sigu­iente si­tio: www.tulsa-health.org.

Newspapers in English

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.