Una se­m­ana de catástro­fes

La Semana - - FRONT PAGE / PORTADA - POR WIL­LIAM R. WYNN | TULSA, OK bill@lase­m­anadel­sur.com

La se­m­ana pasada nos dejó una serie de catástro­fes nat­u­rales que de­jaron daños en Méx­ico, el Caribe y Es­ta­dos Unidos. Dos hu­ra­canes y un ter­re­moto se co­braron más de 130 muer­tos y miles de de­splaza­dos.

El hu­racán Irma ráp­i­da­mente es­caló a la cat­e­goría 5 y el 6 de sep­tiem­bre tocó suelo en las is­las vír­genes de Es­ta­dos Unidos donde causó lo que se llama “dev­astación ab­so­luta”. Su paso siguió por Puerto Rico, donde mil­lones quedaron sin en­ergía eléc­trica, situación que posi­ble­mente cueste meses reparar.

Irma se ha con­ver­tido en uno de los pe­o­res hu­ra­canes de la his­to­ria, en el Caribe dejó al menos 34 muer­tos, in­cluyendo 10 en la Ha­vana, Cuba. El go­b­ierno cubano ase­guró que hasta el mo­mento es­tán luchando con “in­un­da­ciones sin prece­dentes”.

Mien­tras tanto, en el Sur de Méx­ico los res­i­dentes es­ta­ban pe­le­ando con­tra el hu­racán Ka­tia, que se de­splazó al Este del Golfo en el mismo mo­mento en el que un ter­re­moto de mag­ni­tud 8.1 con epi­cen­tro en la costa pací­fica azotaba Ma­paste­pec, Chi­a­pas, el 7 de sep­tiem­bre a la me­di­anoche.

El ter­re­moto fue el de mayor mag­ni­tud en el país ve­cino en los úl­ti­mos 100 años, dejó un saldo de 96 víc­ti­mas prin­ci­pal­mente en los es­ta­dos de Chi­a­pas y Oax­aca, pero tam­bién en Tabasco. Para peor, hubo unas 9 repli­cas de mag­ni­tudes 5 a 7 que sacud­ieron toda el área afec­tada.

El ter­re­moto obligó al go­b­ierno Mex­i­cano a repa­triar a las cuadrillas ofre­ci­das a Texas se­m­anas atrás para ayu­dar con los daños cau­sa­dos por el hu­racán Har­vey.

El hu­racán Ka­tia tocó tierra en Teco­lutla, Mex­ico, me­dia hora antes del de­sem­barco de Irma en Cuba, al otro lado del golfo de Méx­ico. El hu­racán cat­e­goría 1 re­sultó menos letal que su con­tra­parte al Este.

Temiendo la peor cara de Irma el es­tado de Florida de­cidió ini­ciar una evac­uación ma­siva de 6 mil­lones de per­sonas, to­dos partieron en di­rec­ción Norte, de­jando a Mi­ami como ciu­dad fan­tasma. Los Cayos fueron los que peor la pasaron, y se cal­cula que un cuarto de los hog­a­res de la lo­cal­i­dad quedaron dev­as­ta­dos. Más al Norte de Mi­ami se lo­gró evi­tar lo peor de la tor­menta, pero los vien­tos y la llu­via re­sul­taron severos. “Lo he per­dido todo”, era la frase que se repetía en las zonas más po­bres de Florida.

Irma se de­bil­itó por fin el sábado y el domingo, pero siguió ame­nazando ciu­dades con al­cance hasta Nashville y At­lanta con den­sas llu­vias, fuertes vien­tos e in­un­da­ciones. Al menos 12 per­sonas murieron en Florida y otras dos en Ge­or­gia.

Quienes fueron evac­ua­dos ahora en­frentan la dura tarea de in­ten­tar volver a casa con vue­los de­mor­a­dos, re­ple­tos y ru­tas cer­radas. La en­ergía fue de­vuelta a mil­lones de res­i­dentes, pero no se sabe cuándo se po­drá volver a uti­lizar el sis­tema eléc­trico. Los caños ro­tos obli­gan a la gente a hervir el agua de red antes de con­sumir, y el agua em­botel­lada es­casea aún en el Sur de Florida.

Si hay al­guna buena noti­cia por con­tar es que du­rante esta ex­traor­di­naria estación de Hu­ra­canes, el hu­racán José sigue dando vueltas en el Caribe, pero bajó a cat­e­goría 1, algo para fes­te­jar.. (La Se­m­ana)

EL HU­RACÁN IRMA ES CATALOGADO COMO UNO DE LOS MÁS PODEROSOS QUE HAYA EXISTIDO Y CAUSÓ MUCHAS PÉRDIDAS HUMANAS Y ECONÓMICAS EN SU PASO POR EL CARIBE Y NORTE AMÉRICA

Newspapers in English

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.