América Latina a la búsqueda de sis­temas al­i­men­ta­r­ios sostenibles

La Semana - - FRONT PAGE / PORTADA - POR EDGARDO AY­ALA SAN SAL­VADOR/ATIQUIZAYA, EL SAL­VADOR

Se nece­sita de un cam­bio de paradigma en la forma en que se pro­ducen, con­sumen y com­er­cial­izan los al­i­men­tos en los países de América Latina y el Caribe, si se quieren fre­nar los prob­le­mas de salud aso­ci­a­dos a una mala nu­tri­ción.

De allí que en­con­trar sis­temas de pro­duc­ción al­i­men­ta­r­ios sanos y sostenibles fue la idea que de­batieron ex­per­tos, académi­cos y rep­re­sen­tantes de go­b­ier­nos del área y de agen­cias de las Na­ciones Unidas, en un foro re­gional, en San Sal­vador, en­tre el 5 y el 7 de sep­tiem­bre.

El reto es abru­mador: com­batir no solo el ham­bre y la mal­nu­tri­ción, sino tam­bién el so­brepeso y la obesi­dad en América Latina y el Caribe, cuando esos padec­imien­tos ganan ter­reno en la región de más de 640 mil­lones de per­sonas.

El Sim­po­sio Re­gional so­bre Sis­temas Al­i­men­ta­r­ios Sostenibles para la Ali­mentación Salud­able fue or­ga­ni­zado por la Or­ga­ni­zación de las Na­ciones Unidas para la Agri­cul­tura y la Ali­mentación (FAO) y por la Or­ga­ni­zación Panamer­i­cana para la Salud (OPS).

“Este es­pa­cio es una opor­tu­nidad para com­par­tir ex­pe­ri­en­cias, para que teng­amos nor­mas y tra­ba­je­mos in­ten­sa­mente en esto, que es un reto para toda la so­ciedad: el ur­ban­ismo, el seden­tarismo, el cam­bio en los hábitos al­i­men­ta­r­ios, las co­mi­das ráp­i­das ul­tra­proce­sadas, ter­mi­nan siendo una ame­naza”, dijo el rep­re­sen­tante de la OPS en El Sal­vador, Car­los Garzón.

En 2012, 38 mil­lones de per­sonas murieron por en­fer­medades no trans­mis­i­bles, de los que 48 por ciento eran menores de 70 años, “per­sonas que no de­bieron haber muerto”, destacó.

“Y buena parte de esas en­fer­medades, como di­a­betes e hiperten­sión, es­tán vin­cu­ladas pro­ce­sos de so­brepeso y obesi­dad, y con ello, a la ali­mentación”, sub­rayó.

Por su parte, Julio Berder­gué, rep­re­sen­tante re­gional para América Latina y el Caribe de la FAO, señaló que esta zona del mundo está per­di­endo la pe­lea con­tra el ham­bre y el so­brepeso.

La región, dijo, había ejer­cido un im­por­tante lid­er­azgo mundial, de la mano de políti­cas públi­cas in­te­grales para en­frentar el ham­bre, y se lo­gró sacar a 26 mil­lones del es­tado de in­se­guri­dad al­i­men­ta­ria desde 1990 hasta hoy.

“Pero hace cinco años que ya no es­ta­mos avan­zando como lo veíamos ha­ciendo. La­mento tener que anun­ciar que los datos que FAO pub­li­cará la próx­ima se­m­ana, van a con­fir­mar que, por primera vez en una gen­eración, el plan­eta, y tam­bién nues­tra región, retro­cede en la lucha con­tra el ham­bre”, acotó du­rante el foro.

En cuanto al so­brepeso, co­mentó que 24 países del área pre­sen­tan una pro­por­ción de per­sonas obe­sas en val­ores cer­canos o su­pe­ri­ores a 20 por ciento de la población.

Sin em­bargo, Chile, Méx­ico y Ba­hamas es­tán por encima de 30 por ciento, y Uruguay, Ar­gentina y Trinidad y Tobago con cerca de 29 por ciento.

De acuerdo a la FAO, la obesi­dad está ero­sio­n­ando las opor­tu­nidades de de­sar­rollo de casi cu­a­tro mil­lones de niños lati­noamer­i­canos y caribeños. En Brasil y en Paraguay rep­re­sen­tan 12 por ciento de ese grupo pobla­cional, en Chile, Bo­livia y en Méx­ico, nueve por ciento, y en El Sal­vador, seis por ciento.

Al­gunos par­tic­i­pantes en el foro vis­i­taron la aldea de Pepenance, en el mu­nici­pio de Atiquizaya, a 83 kilómet­ros al oeste de San Sal­vador, para cono­cer el es­fuerzo que desde el 2013 re­al­iza la es­cuela del lu­gar para im­pul­sar el pro­grama de Es­cue­las Sostenibles.

Ese proyecto forma parte del Pro­grama de Ali­mentación Es­co­lar Sostenible, del Min­is­te­rio de Ed­u­cación de El Sal­vador.

El rep­re­sen­tante re­gional para América Latina y el Caribe de la FAO, Julio Berdegué (derecha), y otros vis­i­tantes es­cuchan las ex­pli­ca­ciones de dos alum­nas de la es­cuela de Pepenance, una aldea de El Sal­vador, so­bre la pro­duc­ción de veg­e­tales en el huerto del cen­tro. Crédito: Edgardo Ay­ala/IPS

Den­tro de ese pro­grama los es­tu­di­antes apren­den a pro­ducir al­i­men­tos en el huerto es­co­lar y comen un platillo di­ario como re­fuerzo nu­tri­cional, elab­o­rado con legum­bres, hor­tal­izas y otros pro­duc­tos nat­u­rales adquiri­dos a agricul­tores fa­mil­iares lo­cales, en­tre otros as­pec­tos.

La ini­cia­tiva de Es­cue­las Sostenibles, apoy­ada por la FAO y con el respaldo fi­nanciero de Brasil, se de­sar­rolla na­cional­mente en 10 de los 14 de­par­ta­men­tos de El Sal­vador, e in­cluye a 40 de los 262 mu­nici­p­ios y a 215 de las más de 3,000 es­cue­las ubi­cadas en el área ru­ral. Ben­e­fi­cia a un to­tal de 73,000 es­tu­di­antes. (IPS)

Newspapers in English

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.