Puerto Rico a dos se­m­anas de María

La Semana - - FRONT PAGE / PORTADA -

Puerto Rico quedó dev­as­tado hace dos se­m­anas tras el paso del hu­racán María, el peor en la his­to­ria de la isla.

Partes de esta isla que aloja a 3.5 mil­lones de per­sonas quedaron re­mo­ta­mente ais­ladas y la mayor parte de las re­des tele­fóni­cas se ar­ru­inaron ha­ciendo muy difí­cil la proyec­ción real del de­sas­tre.

El pres­i­dente Trump de­cidió ir a ver con sus pro­pios ojos lo que dejó el hu­racán el pasado martes, con­fir­mando que pasará mu­cho tiempo antes de que Puerto Rico se re­cu­pere de María. Y, como dijo la res­i­dente de Tulsa, Edith Baez Baez, na­tiva de Puerto Rico, la mayor parte de la ayuda pro­movida por Trump en su apari­ción pública con el gob­er­nador de la isla aún no ha lle­gado a las zonas más ale­jadas de San Juan.Y, como dijo la res­i­dente de Tulsa, Edith Baez Baez, na­tiva de Puerto Rico, la mayor parte de la ayuda pro­movida por Trump en su apari­ción pública con el gob­er­nador de la isla aún no ha lle­gado a las zonas más ale­jadas de San Juan.

"El es­pec­táculo no era más que teatro", dijo Baez, agre­gando que al verlo, "me en­fermó".

"Trump tuvo suerte de que la may­oría de la gente de Puerto Rico no se en­teró de que él es­taba allí porque casi to­das las co­mu­ni­ca­ciones aún es­tán sin fun­cionar", añadió.

¿En qué etapa de re­cu­peración está hoy Puerto Rico? Parte de la razón por la cual la re­cu­peración de la isla está es­tancada es porque de­pende de sus puer­tos y aerop­uer­tos para recibir agua potable, com­bustible y al­i­men­tos. Se re­quiere limpiar los ac­ce­sos ve­hic­u­lares, au­topis­tas, y puer­tos para poder per­mi­tir el ac­ceso de los bar­cos, porque bajo una ley amer­i­cana se limita el in­ter­cam­bio de bi­enes en­tre partes de es­ta­dos unidos y bar­cos de ban­dera amer­i­cana.

Puerto Rico pre­sionó a Es­ta­dos Unidos para lev­an­tar el acta y el pres­i­dente Trump ac­cedió pero sólo por 10 días para asi­s­tir a la isla.

En­tre los prin­ci­pales peli­gros que azotan Puerto Rico de­spués del hu­racán está la caren­cia de agua potable, una situación pre­ocu­pante que afecta a más de la mi­tad de la población. Fun­cionar­ios de salud ase­gu­raron que el prob­lema se agravará en las próx­i­mas se­m­anas, a me­dida que las condi­ciones san­i­tarias en la isla comien­cen a de­te­ri­o­rarse.

Si bien la agri­cul­tura dejó de ser hace tiempo la base económica de Puerto Rico, la de­struc­ción de los cul­tivos en la isla, im­plica que los pro­duc­tores de café, ba­nanas y otras in­dus­trias pop­u­lares perdieron todo en una sola tor­menta. La pér­dida de la cosecha obli­gará al país a im­por­tar más al­i­men­tos, un es­fuerzo que se com­plica con­siderando que los países ex­por­ta­dores del caribe tam­bién se han visto afec­ta­dos por el hu­racán.

La tor­menta bar­rió con casi toda la in­fraestruc­tura en co­mu­ni­ca­ciones de la isla, generando un si­len­cio de­scon­so­lador para quienes viven en los Es­ta­dos Unidos y que aún no pueden co­mu­ni­carse con sus seres queri­dos. La re­con­struc­ción de la red de celu­lares de­mor­ará se­m­anas y quizás meses.

Los res­i­dentes de Puerto Rico, son ci­u­dadanos amer­i­canos, si bien no tienen rep­re­sen­tantes elec­tos en el con­greso y no pueden ele­gir senadores ni votar pres­i­dente.

Solo la mi­tad de los ci­u­dadanos amer­i­canos re­cono­cen a los puer­toriqueños como com­pa­tri­o­tas. En una en­cuesta so­bre la ciu­dadanía quienes par­tic­i­paron de­mostraron es­tar a fa­vor de la asis­ten­cia económica. (BBC)

Newspapers in English

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.