Dro­gas peli­grosas cir­cu­lan por Es­ta­dos Unidos

La Semana - - FRONT PAGE / PORTADA -

L a So­ciedad Amer­i­cana de Direc­tores de Lab­o­ra­to­rios Forenses (ASCLD) emi­tió un alerta al con­sum­i­dor de suma ur­gen­cia in­di­cando los peli­gros de los opi­oides que ac­tual­mente están en cir­cu­lación en las calles y bar­rios del país. La misma sirve para ayu­dar al público a re­cono­cer y evi­tar ma­te­ri­ales sospe­chosos.

“La ame­naza no tiene prece­dentes”, ad­vir­tió el pres­i­dente de la ASCLD

Ray Wick­en­heiser. “Al­gu­nas de las sus­tan­cias clan­des­ti­nas que están ven­di­endo tienen fór­mu­las que son tan tóx­i­cas que ra­jan en el ve­neno”.

Las dro­gas a las que el público puede es­tar ex­puesto son tan peli­grosas que pueden causar fa­tal­i­dades al in­gerirse, in­halarse o ab­sorberse por medio de la piel. El Car­fen­tanil es una droga 100 ve­ces más letal que el fe­tanil y 10.000 ve­ces más letal que la mor­fina, es una droga uti­lizada para tran­quil­izar ele­fantes que ahora está disponible en nues­tras calles. Se con­sid­era letal a una do­sis de 20 mi­cro­gramos, el tamaño de un grano de sal. El prob­lema es tan se­rio que re­quiere que los cien­tí­fi­cos forenses del país tomen más pre­cau­ciones para pro­te­ger su propia se­guri­dad.

Según Wick­en­heiser, aprox­i­mada­mente el 94% de to­dos los lab­o­ra­to­rios del crimen del país com­pi­lan datos so­bre el con­sumo de dro­gas. “Los lab­o­ra­to­rios del crimen ven e iden­ti­f­i­can una gran var­iedad de dro­gas, com­pi­lan es­tadís­ti­cas de dis­tin­tas agen­cias de se­guri­dad y ase­gu­ran que ex­iste una relación di­recta en­tre el tipo de dro­gas que se con­fis­can de las calles y la can­ti­dad de ca­sos de so­bre­do­sis que se re­por­tan en los hos­pi­tales de todo el país”.

La ASCLD le acon­seja al público prestar aten­ción para re­cono­cer y evi­tar parafer­na­lia de dro­gas. Las dro­gas que se al­lanan en las in­ves­ti­ga­ciones tien­den a ser em­pa­que­tadas, trans­portadas y uti­lizadas con otros artícu­los de uso co­tid­i­ano. En­tre los artícu­los a evi­tar se desta­can: Píl­do­ras, table­tas y golosi­nas no iden­ti­fi­ca­bles. Polvos, es­pe­cial­mente los que son de

color blanco o gris. Cera, pa­que­tes y artícu­los em­bol­sa­dos en zi­plocks. Cáp­su­las trans­par­entes que con­tengan polvo. Glo­bos y con­dones. Pa­que­tes col­ori­dos. Espon­jas y jeringas. Eti­que­tas que es­tén fuera de lu­gar. Las sigu­ientes es­tadís­ti­cas com­prue­ban la sev­eri­dad del prob­lema:

En los primeros seis meses del 2017 subió un 19% la can­ti­dad de al­lanamien­tos donde se en­con­traron dro­gas en com­para­ción al 2016.

En el 2016 se reg­is­traron 22 tipos dis­tin­tos de fen­tanil en los lab­o­ra­to­rios forenses. Ese mismo año se in­cre­mentó en un 54% el fen­tanil en­con­trado en las in­ves­ti­ga­ciones del crimen. En­tre el 2012 y el 2016 se in­cre­mentó en un 6000% la cir­cu­lación de fen­tanil, algo que se cor­re­sponde di­rec­ta­mente con el au­mento de las so­bre- do­sis de opi­oides a nivel na­cional.

La can­ti­dad causas ini­ci­adas se in­cre­mentó un 28% en el úl­timo año por la can­ti­dad de al­lanamien­tos en las calles.

Los cien­tí­fi­cos forenses que tra­ba­jan en los lab­o­ra­to­rios de crim­i­nología del país han visto ma­te­ri­ales y pa­que­tes que pueden ex­pon­er­nos al peor de los peli­gros. Este alerta al público se basa en su ex­pe­ri­en­cia di­recta a la hora de ob­ser­var y analizar es­tas dro­gas peli­grosas.

El Depar­ta­mento de Policía de Tulsa ha reg­istrado más ca­sos de fen­tanil este año que en los úl­ti­mos tres.

Newspapers in English

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.