Paty Man­terola par­al­iza In­sta­gram con su bikini blanco y muchas trans­paren­cias

La ex Garibaldi lu­ció sus cur­vas de in­farto

La Semana - - FRONT PAGE / PORTADA -

Paty Man­terola es una ac­triz y can­tante de ori­gen mex­i­cano que sigue cau­ti­vando a sus fieles seguidores con su sen­sual belleza. Ac­tual­mente tiene 46 años y a través de su cuenta de In­sta­gram se puede ver cómo la ex Garibaldi aún posee un cuerpo de in­farto y tentación. Hace al­gunos días la mex­i­cana com­par­tió una fo­tografía en donde aparece con un traje de baño blanco con el cual ha de­jado a su público con la boca abierta.

Días pre­vios tam­bién pub­licó una im­a­gen en donde poco dejó a la imag­i­nación ya que lu­ció un traje de baño blanco, el cual mo­jado era una ver­dadera trans­paren­cia.

En su más re­ciente pub­li­cación, Man­terola hizo una com­para­ción de su cuerpo hace 20 años y ahora. Con la que deja claro que los años no son una ex­cusa, sino al con­trario. Junto a la fo­tografía es­cribió: “Mu­chos me han pre­gun­tado cómo me cuido; Les cuento que para mi los años más que números han sido eta­pas de in­menso apren­dizaje, donde la vida me ha en­señado (a ve­ces por las bue­nas y a ve­ces no tanto) a de­jar de lado todo lo que no es salud­able para mi alma, para mi mente, y para mi cuerpo”.

Pa­tri­cia Man­terola re­flex­iona cómo con el tiempo ha de­jado de lado las “emo­ciones de­struc­ti­vas, los ma­los hábitos, las rela­ciones tóx­i­cas, las pre­ocu­pa­ciones a fu­turo, la carga del pasado, los al­i­men­tos chatarra, los re­fres­cos, el al­co­hol, la cafeína, el azú­car, los juicios, el chisme, las que­jas, las malas caras, las desve­ladas etc etc etc…”, prác­ti­ca­mente y gran me­dida ahora vive el mundo del es­pec­táculo de una man­era difer­ente y un tanto ale­jada de los re­flec­tores sen­sa­cional­is­tas.

Según declara en su texto, ella ha adop­tado solo “los hábitos que me mantienen conec­tada con mi ver­dadero ser de luz y me dan paz, como: la med­itación, el yoga, el ve­g­an­ismo, las son­risas, la am­a­bil­i­dad, el agua, el goce del mo­mento pre­sente, las pal­abras dul­ces y sin juicios, el des­canso pro­fundo, el agradec­imiento, el pi­lates, las amis­tades con­struc­ti­vas, las risas etc etc etc…”.

Y como es no­to­rio se puede ver que es­tos cam­bios que com­parte, son ahora “mi estilo de vida tam­bién”, ya que al pare­cer ella “ha apren­dido a recibir con los bra­zos abier­tos los re­ga­los más her­mosos que la vida ha preparado para mi: Un es­poso mar­avil­loso @for­restkolb que es mi mejor mae­stro, mi mejor amigo, mi cóm­plice y el mejor com­pañero de vida. Tres hi­jos amorosos, sanos y bel­los que son tam­bién mis mae­stros y la luz de mis ojos @luc­cakolb @alessokolb @kolb­mat­teo. Una relación más amorosa y pre­sente con mis padres y her­manos. Y un “tra­bajo” en la ac­tuación y en la música, que de­spués de tan­tos años sigo dis­fru­tando como si fuera el primer dia y me sigue dando tan­tas y tan­tas sat­is­fac­ciones. Hoy soy y me siento en paz, plena, sana, fe­liz y muy muy agrade­cida“, con­cluyó la artista.

Newspapers in English

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.