Número Cero : 2019-06-16

Volver A Jugar : 4 : 4

Volver A Jugar

4 Córdoba. Domingo 16 de junio de 2019 La Voz del Interior Volver a jugar JuanManuel­Pairone número cero Especial ¿Q uién no estuvo alguna vez involucrad­o en una partida de Carrera de Mente, de Pictionary o de Scrabble, al punto de llegar a festejar una buena acción propia como si fuera un gol en el último minuto de una final? Esos y otros títulos son sinónimo de infancia, de siesta de verano, de vacaciones y hasta de encuentro familiar. También remiten a días de lluvia, a la imposibili­dad de “salir a pasear” y a una especie de premio consuelo frente a la cancelació­n de un plan original. No obstante, el cada vez más complejo y próspero mundo de los juegos de mesa va mucho más allá de esos clásicos de otro tiempo. Apasionant­e y diverso, el mapa actual de opciones incluye formatos para todos los gustos. Y cada vez hay más gente que profundiza en este universo. horizontal del club. Marcelo Guzmán, otro de los colaborado­res que se sumó con el tiempo, comenta que en los comienzos Game-Land aportaba unos cuatro o cinco juegos y un par más se sumaba a cuenta de José Ignacio. Hoy, la mesa principal que preside cada encuentro de Doctable ofrece alrededor de 50 opciones. Todas merecen ser estudiadas al detalle, con diseños y que estimulan la vista y la intriga. “Mucha gente cree que sólo existen Monopoly, TEG, El Estanciero, Uno y no mucho más. Cuando vienen al club quedan sorprendid­os por la variedad y por la cantidad de juegos que hay”, añade Guzmán. DOCTABLEES­ESEL PUNTODEENC­UENTRO DEFANSDELO­SJUEGOS DEMESA, ELÚNICO GRUPODELAC­IUDAD. Tod José Ignacio Loza Serra, Doctable ausentes, la sensación de estar atestiguan­do varios complots y estrategia­s en desarrollo. Todo remite a un estado anterior a la locura digital contemporá­nea. “Es el principal punto de encuentro de cualquier fan de los juegos de mesa, somos el único grupo de la ciudad”, dice José Ignacio Loza Serra, uno de los fundadores. Lo que sucede allí es espontáneo. Se puede ir en grupo o individual­mente. Sólo hace falta a acercarse a uno de los coordinado­res de remera amarilla, elegir un juego y estar dispuesto a conocerlo en el acto mismo de compartirl­o con otros curiosos en situación similar. El resto fluye. La idea es, precisamen­te, que las reglas, los dados y los turnos sirvan para romper el hielo, y que una partida sea el puntapié lúdico para relacionar­se entre pares. “No importa tu edad, condición o creencia. Doctable es un lugar en el que podés conocer a muchas personas”, acota quien encendió la primera chispa. “La idea surgió en noviembre de 2016. Yo sabía que no existía ningún grupo así. En un encuentro de juegos de mesa lo conocí a José Nazareno, dueño de GameLand –un local céntrico dedicado a la cultura y arreglamos que los lunes me guardaba un espacio para juntarnos”, rememora Loza Serra. “Hice un en el Facebook de Game-Land y así arrancamos el protogrupo. Al principio éramos pocos, menos de 10 las primeras veces. Cuando se fundó Doctable, éramos unos 15. El nombre fue elegido de forma democrátic­a”, agrega, explicitan­do el carácter packaging LAM Eurojuegos “La nueva movida está concentrad­a en un movimiento que se llama Eurogames –también conocidos como juegos de mesa modernos–, con ejemplos como el Dixit, Pandemic, Carcassone, Catán o Concept”, comenta Sofía Mondaca, licenciada en Filosofía y, según sus propias palabras, “entusiasta” de este tipo de entretenim­iento. Aunque no se siente parte de una comunidad relacionad­a con el tema, sí integra un par de grupos de amigos (los “según describe) donde estos “eurojuegos” son moneda corriente. “Todos suelen combinar la estrategia, el azar y la duración de juego. Normalment­e requieren armar estrategia­s bastante complejas, pero no duran tanto como el TEG, que puede estirarse a ocho o 10 horas”, resume. Y explica que requieren de mucha creativida­d para cumplir los objetivos. “Lo que más me gusta es que cada partida es muy particular, por las estrategia­s que podés armar. Pero también los objetivos del juego se complejiza­n”, analiza sobre los títulos más modernos. “Antes estábamos acostumbra­dos a que había que ganarle a un oponente. Y estos en Juegos an En plena era digital, los ju momento de expansión. E se nuclean en un club. Cóm práctica que recupera e La juntada Es sábado a la tarde y en el segundo piso del edificio de la Facultad de Matemática, Astronomía, Física y Computació­n (Famaf) hay una treintena de estudiante­s universita­rios y adultos jóvenes concentrad­os en tableros de todo tipo. Se trata de un evento especial de Doctable, un club de juegos de mesa con base en Córdoba y sede “prestada” en la academia Kumon Alberdi (Caseros 933). Allí se reúnen efectivame­nte (es decir, para jugar) unas 25 personas cada lunes de 20 a 24. En total, unos 60 interesado­s participan de la comunidad generada por el club. El paisaje es conmovedor. La gente reunida, los teléfonos casi frikis”, gamer–, post eurogames PRINTED AND DISTRIBUTE­D BY PRESSREADE­R PressReade­r.com +1 604 278 4604 ORIGINAL COPY . ORIGINAL COPY . ORIGINAL COPY . ORIGINAL COPY . ORIGINAL COPY . ORIGINAL COPY COPYRIGHT AND PROTECTED BY APPLICABLE LAW

© PressReader. All rights reserved.