8 RA­ZO­NES PA­RA HA­CER yo­ga

Hay mu­chas más, qui­zá tan­tas co­mo prac­ti­can­tes, pe­ro la cien­cia tie­ne mu­cho que de­cir so­bre es­tos be­ne­fi­cios con­cre­tos.

Cuerpo Mente - - NOTICIAS -

Re­du­ce el es­trés. Al ha­cer yo­ga re­gu­lar­men­te dis­mi­nu­ye la se­cre­ción de cor­ti­sol y la sen­sa­ción de an­sie­dad. El efec­to se re­fuer­za con las prác­ti­cas me­di­ta­ti­vas.

Sin de­pre­sión. Los efec­tos so­bre el sis­te­ma hormonal tam­bién pue­den ex­pli­car que yo­guis y yo­gui­nis ten­gan me­nos ten­den­cia a ex­pe­ri­men­tar sín­to­mas de de­pre­sión.

Me­nos inflamació­n. El efec­to po­si­ti­vo del yo­ga se pue­de me­dir en mar­ca­do­res san­guí­neos co­mo la pro­teí­na c-reac­ti­va. Así previene to­do ti­po de en­fer­me­da­des.

Anal­gé­si­co. La prác­ti­ca del yo­ga sien­ta bien a múscu­los, li­ga­men­tos y ar­ti­cu­la­cio­nes. Me­jo­ra, in­clu­so, los sín­to­mas de ar­tro­sis de ro­di­lla o el sín­dro­me de tú­nel car­piano.

Fle­xi­bi­li­dad. Es el be­ne­fi­cio más ob­vio. La fle­xi­bi­li­dad cor­po­ral se tra­du­ce en un ries­go me­nor de su­frir le­sio­nes muscu­loes­que­lé­ti­cas. Tam­bién me­jo­ra el equi­li­brio.

Co­ra­zón. Un es­tu­dio de la Uni­ver­si­dad de Nag­pur mues­tra que las personas que lle­van 5 años prac­ti­can­do yo­ga tie­nen la ten­sión ar­te­rial más ba­ja que la media.

Sue­ño de ca­li­dad. Las personas que ha­cen yo­ga se duer­men más rá­pi­do, sue­ñan más ho­ras y se des­pier­tan más des­can­sa­dos, se­gún un es­tu­dio del Dr. Man­ju­nath Sharma.

Más fuer­za. Las pos­tu­ras to­ni­fi­can to­da la mus­cu­la­tu­ra. Rea­li­zar ca­da día va­rias ve­ces el sa­lu­do al sol (una se­rie de asa­nas) es un ejer­ci­cio in­di­ca­do pa­ra los múscu­los.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.