CÓ­MO EVI­TAR LAS MOS­CAS DE LA FRU­TA

Cuerpo Mente - - NOTICIAS -

En ve­rano las mos­cas de la fru­ta pue­den con­ver­tir­se en un pro­ble­ma en la co­ci­na.

No trans­mi­ten en­fer­me­da­des, pe­ro su pre­sen­cia no es agra­da­ble y pue­den in­di­car que cer­ca hay ali­men­tos en mal es­ta­do.

Si se han po­sa­do so­bre pie­zas de fru­ta, ob­ser­va si tie­nen man­chas ma­rro­nes. Si no es así, pue­des la­var­las y con­su­mir­las con tran­qui­li­dad.

Pue­den en­trar en la ca­sa a tra­vés de las ven­ta­nas o con la ces­ta de la com­pra.

Pa­ra evi­tar­las, pue­des po­ner media ce­bo­lla cor­ta­da en­tre las fru­tas. O pue­des guar­dar los ali­men­tos fres­cos que es­tén fue­ra de la ne­ve­ra en bol­sas de al­go­dón. Otro tru­co con­sis­te en po­ner­les una tram­pa en un va­so con una mez­cla de vi­na­gre, agua y un po­co de la­va­va­ji­llas. Es cruen­to, pe­ro siem­pre es me­jor que un in­sec­ti­ci­da co­mer­cial.

Las plan­tas car­ní­vo­ras,

co­mo la Pin­gui­cu­la vul­ga­ris o la Dro­se­ra, son otra po­si­ble so­lu­ción.

Ti­ra la ba­su­ra or­gá­ni­ca

con más fre­cuen­cia que el res­to del año y man­ten­la siem­pre ta­pa­da. Pro­cu­ra que el fre­ga­de­ro y las su­per­fi­cies de tra­ba­jo de la co­ci­na es­tén siem­pre lim­pios y se­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.