QUE­RE­MOS TURRÓN

El pos­tre que no pue­de fal­tar en la me­sa na­vi­de­ña tie­ne una gran tra­di­ción ar­te­sa­nal. Apun­ta los se­cre­tos y las di­rec­cio­nes im­pres­cin­di­bles pa­ra dis­fru­tar­lo co­mo nun­ca.

ELLE Gourmet - - Sumario - POR AMA­YA LACARRA

To­do so­bre el dul­ce rey de la Na­vi­dad.

El ori­gen de es­te dul­ce na­vi­de­ño nos obli­ga a via­jar al si­glo XV, con­cre­ta­men­te a los días fi­na­les de al-án­da­lus y a la joie de vi­vre de la cor­te de los Re­yes Ca­tó­li­cos. ¿Sa­bías que, cuan­do Isa­bel y Fer­nan­do to­ma­ron Gra­na­da, pre­mia­ron a sus mú­si­cos con turrón? Así lo ex­pli­can los pri­me­ros es­cri­tos que ha­blan del pro­duc­to en cues­tión, al que se re­fie­ren co­mo un man­jar ca­ro, lo que exi­gía li­mi­tar su con­su­mo a oca­sio­nes es­pe­cia­les. Otros tex­tos apun­tan a que pron­to se po­pu­la­ri­zó de­bi­do a su ca­pa­ci­dad pa­ra aguan­tar lar­gos pe­rio­dos sin de­te­rio­rar­se.

Fue­se co­mo fue­se, cin­co si­glos des­pués es­te ali­men­to man­tie­ne in­tac­to su pro­ce­so de ela­bo­ra­ción clá­si­co, se­ñal de que un mo­men­to es­pe­cial es­tá a pun­to de lle­gar (co­mo ocu­rre con la Na­vi­dad). Su nom­bre, que pue­de pro­ve­nir del cas­te­llano an­ti­guo (de tu­rrar, que sig­ni­fi­ca tos­tar), des­cri­be su esen­cia: una mez­cla de fru­tos se­cos y miel co­ci­na­da al fuego. La re­ce­ta ori­gi­nal cuen­ta co­mo ba­se con só­lo cua­tro in­gre­dien­tes (al­men­dras pe­la­das, miel, azú­car y cla­ra de hue­vo), aun­que aho­ra se les su­man in­fi­ni­tas mez­clas, tex­tu­ras y co­lo­res, que bus­can sa­tis­fa­cer a to­dos los pa­la­da­res: ye­ma, cho­co­la­te, co­co, fru­ta con­fi­ta­da...

Sin em­bar­go, só­lo exis­ten tres ver­sio­nes pro­te­gi­das en nues­tro país, que es el ma­yor pro­duc­tor del mun­do: las IGP Ji­jo­na (el co­no­ci­do co­mo blan­do), Turrón de Ali­can­te (el du­ro) y Turrón de Agra­munt, que se pro­du­ce en la pro­vin­cia de Lé­ri­da y que se dis­tin­gue por em­plear so­bre to­do ave­lla­nas. Las tres de­ben cum­plir los re­qui­si­tos que im­po­nen sus con­se­jos re­gu­la­do­res, co­mo lle­var un 60 por cien­to de fru­tos se­cos y un 10 por cien­to de miel. Y se cla­si­fi­can en dos ca­te­go­rías (su­pre­ma y ex­tra), se­gún el con­te­ni­do mí­ni­mo de al­men­dra o ave­lla­na. ¿Lis­ta pa­ra dar el mor­dis­co más nos­tál­gi­co del año?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.