ADIÓS A UN MI­TO

Ue­li Steck, un al­pi­nis­ta irre­pe­ti­ble

Trail Run - - UP & DOWN -

Fue a los pies del Eve­rest, la mon­ta­ña más em­ble­má­ti­ca del pla­ne­ta, y ha­cien­do lo que más le gus­ta­ba. En la ma­ña­na del 30 de abril el cuer­po sin vi­da de Ue­li Steck apa­re­cía jun­to al cam­po 2 del gi­gan­te ne­pa­lí. Lle­va­ba unos días allí, acli­ma­tán­do­se pa­ra aco­me­ter el gran desafío del año, un pro­yec­to van­guar­dis­ta pa­ra el al­pi­nis­mo: en­ca­de­nar las cum­bres del Eve­rest y el Loth­se en un so­lo en­vi­te, a tra­vés de una pe­li­gro­sa aris­ta. Por­que Ue­li no era un al­pi­nis­ta más. Tam­bién era in­ven­tor. Es­tá con­si­de­ra­do co­mo uno de los pio­ne­ros del Al­pi­nis­mo Speed, esa mo­da­li­dad que bus­ca re­gis­trar nue­vos ré­cords de ve­lo­ci­dad su­bien­do y ba­jan­do –o sim­ple­men­te co­ro­nan­do– las cum­bres más em­ble­má­ti­cas del mun­do. Por eso se hi­zo tam­bién co­no­ci­do en­tre los afi­cio­na­dos al trail running. Era una de las po­cas per­so­nas que en es­te ti­po de em­pre­sas po­día dis­cu­tir­le los cro­nos a Ki­lian. Jun­to al ca­ta­lán reali­zó el tra­za­do Grin­del­wand-Ei­ger-Grin­del­wand en me­nos de 10 ho­ras y po­co des­pués de­ja­ba el ré­cord de as­cen­sión en cor­da­da del Ei­ger en 3 ho­ras y 46 mi­nu­tos.

“Aquel re­to con Ue­li fue co­mo re­ci­bir una cla­se ma­gis­tral de mon­ta­ña”, co­men­tó Ki­lian Jor­net años des­pués. Y es que Ue­li Steck con­vir­tió el Ei­ger en su pa­tio de re­creo. Allí abrió va­rias vías a prin­ci­pios de si­glo XXI y allí es­ta­ble­ció uno de los ré­cords de ve­lo­ci­dad más alu­ci­nan­tes de la his­to­ria, cuan­do tra­zó los exi­gen­tes 1.800 me­tros de su pa­red nor­te, Heck­mair, en 2 ho­ras y 47 mi­nu­tos. Pa­ra ser cons­cien­tes de la di­men­sión de su mar­ca bas­ta con de­cir que la pri­me­ra ex­pe­di­ción en es­ta mis­ma ru­ta, en 1938, tar­dó ca­si tres días. “Se es­tá rom­pien­do el tra­di­cio­na­lis­mo de ir des­pa­cio en la mon­ta­ña, de la acli­ma­ta­ción, por eso doy la ra­zón a quie­nes ven lo que ha­go co­mo un nue­vo de­por­te”, ex­pli­ca­ba el sui­zo cuan­do le pre­gun­ta­ban por es­te nue­vo ar­te al­pi­nís­ti­co bau­ti­za­do co­mo Speed Clim­bing. En su ex­ten­so pal­ma­rés en­con­tra­mos otros so­na­dos ré­cords co­mo la ca­ra nor­te del Cer­vino (1h 56’ por la vía Sch­mid) o el re­gis­tra­do el 13 de oc­tu­bre de 2013 en el An­na­pur­na (8.091 m), cuan­do as­cen­dió a es­ta ci­ma mí­ti­ca en so­li­ta­rio por su ca­ra sur y re­gre­só al cam­po ba­se en ape­nas 28 ho­ras. Es­ta tre­men­da ac­ti­vi­dad le sir­vió pa­ra ser ga­lar­do­na­do con el Pio­let de Oro al año si­guien­te. A sus 41 años, Ue­li no pu­do com­ple­tar su úl­ti­mo in­ven­to. Un ac­ci­den­tal res­ba­lón so­bre una la­de­ra de hie­lo ter­mi­nó pre­ma­tu­ra­men­te con su vi­da. Jun­to a su in­con­fun­di­ble le­ga­do tam­bién nos de­jó una ci­ta pa­ra la his­to­ria del al­pi­nis­mo. “Es­ca­lar va más allá del ren­di­mien­to, es al­go que ha­ces por­que lo amas”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.