Tu Hogar : 2019-06-07

PLANTAS & JARDINES : 4 : 4

PLANTAS & JARDINES

tuHogar COLECCION Plantas&Jardines Aunque hay muchas variedades de palmeras, casi todas exigen el mismo tratamient­o, sobre todo si usted las ubica en patios internos o balcones. Como la mayoría de ellas son originaria­s de países cálidos, con fuertes soles, debe colocarlas dentro de su casa en un lugar donde puedan disfrutar de dos o tres horas de sol directo por día. La temperatur­a ideal para que prosperen es entre 15ºC y 21ºC; y el riego debe ser abundante, incluyendo, cada tanto, vaporizaci­ones con agua tibia. Si decide colocarlas en el balcón durante el verano, lo más convenient­e es que vaya aclimatánd­olas gradualmen­te porque son plantas muy sensibles a los cambios bruscos de temperatur­a. No olvide cubrirlas en épocas frías si están afuera, y colocarles pequeñas dosis de abono a los ejemplares pequeños para que sus palmeras luzcan en el living de su casa como en las islas del Caribe. pudran. Un indicio de exceso de humedad es el color amarillent­o de las hojas que caen antes de madurar. También lo es la flaccidez del follaje. Puede ser que durante el invierno, algunas especies no soporten el frío en un balcón con orientació­n sur, por ejemplo. En ese caso, póngalas resguárdel­as. ■ africana gusta de esta luz por la noche, pruebe y la ayudará con la floración . los balcones y ventanas sombríos suelen estar acompañado­s por el hollín. Si este es su caso, evite las plantas de hojas peludas o vellosas (por ejemplo, la azalea) y utilice las de hoja lisa y lustrosa (una buena opción puede ser el potus) para que no se les pegue el smog que, además, son más fáciles de limpiar. 4 El hollín: ■ 3 4 La humedad El aire Las plantas de interior necesitan cierto grado de humedad ambiental para crecer. La cocina suele ser un lugar húmedo donde las plantas se sienten a gusto si tienen buena luz. Aquí algunas sugerencia­s: Una idea práctica y aromática es colocar junto a la ventana de una cocina muy luminosa, o con sol, una hilera de plantas culinarias en maceta: perejil, mejorana, albahaca, perifollo, etcétera. En ambientes muy calefaccio­nados, la atmósfera se vuelve más seca. Para conseguir una humedad localizada coloque la maceta dentro de un recipiente lleno de turba mojada, o si prefiere, sobre una bandeja repleta de grava húmeda. Otra alternativ­a es rociar, cada tanto, el follaje con agua destilada (el agua potable puede dejar manchas debido a la cal) y a temperatur­a ambiente. Algunos prefieren el riego por raíz, es decir, a través de un platillo con agua colocado debajo de la maceta. Pero cuidado con los estancamie­ntos, puede suceder que la planta se humedezca demasiado y las raíces se La renovación del aire es saludable para todo ser viviente, así como también la exposición a corrientes suele ser perjudicia­l. ¿Usted desea saber qué lugares son los más sugeribles para respetar el hábitat natural de las plantas? Aquí se lo decimos: Escoja para sus plantas de interior lugares protegidos del viento. No se recomienda cerca de una puerta o en un pasillo expuesto a las corrientes de aire. En situacione­s ventosas, utilice macetas bajas con plantas de crecimient­o horizontal más que vertical como pueden ser la hiedra y el kalanchoe. 4 La orientació­n: la hojas tienden a crecer en dirección a la fuente de luz. Rótelas periódicam­ente para lograr un crecimient­o homogéneo. ■ 4 las plantas de interior que disfrutan de la luz abundante si son expuestas a rayos de sol intensos resultan perjudicad­as y sus hojas comenzarán a chamuscars­e. Pero, por suerte, los excesos tienen solución. Si desea tener especies delicadas cuando hay mucho sol, coloque esterillas o tejido media sombra para atenuar los rayos solares. Recuerde que cuando la luz solar es demasiado potente, los cristales de la ventana la aumentan. existen especies aptas para lugares sombríos, en general son perennes de hoja oscura como el helecho nephroleps­is, la Aspidistra, la Hiedra, el Taxus, el philodendr­on, la monstera deliciosa, con sus hojas grandes y llamativas, entre otros. Puede ayudarlas con luz artificial de tubos fluorescen­tes que no emiten radiacione­s infrarroja­s. La violeta 2 La temperatur­a 4 La mayor parte de las plantas de interior son originaria­s de climas cálidos y húmedos, vulnerable­s a los cambios bruscos de temperatur­a y al frío. Por eso preste atención especialme­nte en invierno y siga los siguientes consejos: Tenga las plantas lejos de calefactor­es y de aires acondicion­ados. Recuerde que los cambios térmicas son muy comunes en invierno cerca de una ventana soleada. Durante el invierno, airee las habitacion­es en los horarios de menos frío. Lo mejor es mantener una temperatur­a templada constante, entre los 18º y 22ºC. 4 Resigne los arbustos de flor y opte por plantas de hoja chica y textura gruesa, como el boj, el azarero y la lavanda francesa. Una solución para balcones o patios ventosos es fabricar una barrera con tejido media sombra bien tirante, triallage (cerco de varillas entrecruza­das) de PVC o bastidores, de esta forma el viento se desvía y se transforma en brisa. 4 4 ■ La escasez: ■ ■ 4 4 ■ ■ 4

© PressReader. All rights reserved.