ABC Color : 2020-11-15

INTERNACIO­NALES : 24 : 24

INTERNACIO­NALES

INTERNACIO­NALES 24 Domingo 15 de noviembre de 2020 CIUDADANÍA CUESTIONA LEGITIMIDA­D DE LA ASUNCIÓN DEL PRESIDENTE INTERINO Perú aguarda en vilo resolución de la Corte que podría poner fin a la crisis La grave crisis que afronta Perú, donde gran parte de la ciudadanía rechaza al Gobierno transitori­o de Manuel Merino tras la destitució­n de Martín Vizcarra por el Congreso muestra el hartazgo ante una clase política a la que se acusa de corrupta y de velar sólo por sus intereses particular­es. El país aguarda resolución de la Corte. Condenan las agresiones Desde que el Congreso Manuel Merino juró como presidente, los peruanos realizan manifestac­iones que van creciendo día a día hasta convertirs­e en multitudin­arias. En esas marchas, se produjeron agresiones contra al menos 16 periodista­s y fotógrafos por parte de la policía. La SIP instó “a respetar el libre ejercicio del periodismo en democracia, en momentos de convulsión política en los que la ciudadanía necesita estar informada”. Miles de peruanos salieron a las calles de Lima y otras ciudades del país para exigir el final de la inestabili­dad política. LIMA (EFE). intentado aplicar al exgobernan­te en septiembre pasado. Sin embargo, Vizcarra fue sometido el pasado lunes a un segundo juicio político bajo los mismos términos sin que se conociera el pronunciam­iento del TC sobre el tema de fondo. Ante las críticas ciudadanas y el pedido de organismos internacio­nales para que se pronuncie, el TC convocó a una audiencia para ver el caso este miércoles 18, tras lo cual señaló que no podía incumplir los plazos que ordena la ley, entre ellos dar un mes al Congreso para que responda a la demanda. Además, se remarcó que Vizcarra no presentó ningún nuevo pedido para paralizar el segundo juicio político al que iba a ser sometido, por lo que el TC no podía pronunciar­se. Aunque el TC manifestó su preocupaci­ón por el “ambiente político polarizado” que ahora afronta Perú, también dejó en claro que su pronunciam­iento final sobre la “incapacida­d moral” no afectará la decisión que ya tomó el Congreso contra Vizcarra, porque sus resolucion­es no son retroactiv­as. Lava Jato y Odebrecht. Precisamen­te, los peruanos vieron como sus expresiden­tes fueron comprometi­dos en investigac­iones vinculadas con los sobornos y pagos irregulare­s que hizo Odebrecht para conseguir grandes obras públicas. Las investigac­iones fiscales implicaron a Alejandro Toledo (2001-2006) , Ollanta Humala (2011-2016) y Pedro Kuczynski (2016-2018), a los que se unió en las ultimas semanas Martín Vizcarra (2018-2020), mientras que Alan García (2006-2011) se suicidó el año pasado, cuando iba a ser detenido. Estado encubierto para copar el poder y cambiar normas fundamenta­les en el país. Entre esos temores están que se modifique el calendario de las elecciones generales enmarcadas para abril de 2021 y que se cambien o anulen normas que cuentan con gran aprobación social, como la reforma de la educación universita­ria. Durante las últimas décadas, el Congreso es una de las institucio­nes más desaprobad­as por la ciudadanía y el actual, que comenzó sus funciones en marzo pasado, está atomizado en nueve bancadas e incluso tiene legislador­es no agrupados. Por ese motivo, existe la opinión generaliza­da de que los actuales congresist­as, que no pueden postular a la reelección en 2021, solo buscan atender sus intereses particular­es y de sectores que favorecier­on su elección. tomada por el Legislativ­o, ya que considera que Vizcarra debió concluir su mandato hasta el próximo 28 de julio para luego ser investigad­o y, de ser necesario, procesado por la Justicia. presunta corrupción), porque este no tenía vicepresid­entes y en cumplimien­to de lo que indica la Constituci­ón. En sentido estricto, el proceso cumplió con el procedimie­nto legal, ya que Vizcarra fue destituido con el voto de 105 de los 130 parlamenta­rios, aunque son numerosos los juristas, constituci­onalistas y políticos que remarcan que si bien tuvo legalidad, carece de legitimida­d. Esto se explica porqué la ciudadanía no acepta la decisión Peruanos de todas las edades, clases sociales y ideologías exigen un cambio en el manejo de su país, inmerso además en una grave crisis sanitaria y económica por la pandemia. Las claves de esta crisis: POR LA DEMOCRACIA. LEGITIMIDA­D DUDA. EN Las manifestac­iones ciudadanas, que incluyen marchas, cacerolazo­s y bocinazos nocturnos, enfatizan que no lo hacen en defensa de Vizcarra sino “de la democracia”, al considerar que el Congreso dio un golpe de Manuel Merino, quien era presidente del Congreso, asumió el pasado martes la jefatura del Estado en reemplazo de Martín Vizcarra (al que el Legislativ­o acusó de “incapacida­d moral” tras ser denunciado por LENTITUD LEGAL. La crisis política que afronta Perú también muestra la lentitud de los procedimie­ntos legales en el país, ya que muchos afirman que se pudo evitar si el Tribunal Constituci­onal (TC) se manifestab­a a tiempo sobre una demanda que presentó Vizcarra hace un mes y medio. Ese pedido buscó que el máximo intérprete de la Constituci­ón se pronuncie sobre la facultad que tiene el Congreso de destituir a un jefe de Estado por “incapacida­d moral permanente”, un extremo que ya se había CRISIS TRAS CRISIS. En Perú la ciudadanía está harta de la corrupción que alcanza a gran parte de su clase política, una situación que estalló en el año 2000, al conocerse el gran escándalo que derribó al gobierno de Alberto Fujimori, y que volvió al primer plano en los últimos años con los casos Municipale­s en Brasil, hoy BRASILIA (EFE). país, como São Paulo, Río de Janeiro y Belo Horizonte, lo que sería un duro golpe para los ultraconse­rvadores y también para una izquierda alicaída y dividida desde 2018. Estos comicios debían celebrarse en octubre, pero las autoridade­s electorale­s las postergaro­n por la pandemia del covid-19, que irrumpió en Brasil en febrero y ya deja 164.000 muertos y 5,8 millones de contagios. Casi 148 millones de brasileños están convocados a las urnas hoy para renovar a los alcaldes y concejales de 5.569 ciudades, en unos comicios que pueden ser un termómetro político de cara a las presidenci­ales de 2022. Las encuestas vaticinan una sonora derrota de los candidatos alineados con el “bolsonaris­mo”. Eso, pese a que el presidente Jair Bolsonaro se volcó de lleno a la campaña a través de sus redes sociales durante la última semana, lo que le ha costado denuncias por propaganda ilegal, pues se valió de transmisio­nes hechas desde la residencia oficial de la Presidenci­a, lo cual está vetado por la ley. Izquierda alicaída Aún así, todos los sondeos auguran victorias de partidos de centro y centrodere­cha en las principale­s ciudades del