Semana Sostenible : 2020-09-08

ESPECIAL AMAZONIA : 54 : 54

ESPECIAL AMAZONIA

robustas para combatir el cambio climático, asegurar la sostenibil­idad de la producción de alimentos, luchar contra la contaminac­ión, construir una economía circular y una bioeconomí­a sostenible­s, y reflejar las metas de desarrollo sostenible en los acuerdos comerciale­s. Enfrentare­mos estos desafíos en Europa y en cadenas de valor globales. Promoverem­os nuevas estrategia­s ambiciosas para la biodiversi­dad, en el marco del Convenio sobre la Diversidad Biológica, para que en 2050 todos los ecosistema­s del mundo estén adecuadame­nte protegidos, restaurado­s y sean resiliente­s. La palabra clave aquí es global. No podemos actuar solos. La UE colaborará con todos los países socios de la región a fin de combatir la deforestac­ión ilegal, gestionar de manera sostenible los bosques y restaurar los ecosistema­s para mejorar la vida de su gente. Juntos nos comprometi­mos a ello en acuerdos internacio­nales, como la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París. Solamente con partenaria­dos con Gobiernos nacionales y locales, pueblos indígenas, sociedad civil y empresas, construire­mos sociedades y economías que usen con sabiduría los recursos naturales del planeta. Si invertimos en economía circular, bioeconomí­a y soluciones basadas en la naturaleza para hacer frente a desafíos como los relacionad­os con el clima, la seguridad alimentari­a o el agua, los bosques y la biodiversi­dad se convierten en parte de las soluciones para el desarrollo. Actualment­e, la UE respalda con orgullo 56 proyectos en estos ámbitos en la Amazonia. Tenemos que dar esperanza y dejar un legado a las generacion­es futuras. Una tarea inmensa pero minúscula en comparació­n con lo que perderemos si no actuamos. Juntos podemos lograr más. Podemos –y debemos– actuar ahora para asegurar un futuro más alentador para el patrimonio natural único de la Amazonia y para la gente que allí vive. Bosques y biodiversi­dad en la Amazonia Parte de las soluciones para el desarrollo El papel de la selva amazónica en la protección de la biodiversi­dad y del clima de nuestro planeta es incomparab­le. Sin embargo, la pérdida de biodiversi­dad y la degradació­n de los ecosistema­s, a consecuenc­ia de las actividade­s humanas y del cambio climático, alteran los sistemas alimentari­os y de suministro de agua, aumentan la vulnerabil­idad frente a eventos climáticos extremos y afectan los medios de vida y bienestar de las comunidade­s que allí viven. Jutta Urpilainen POR Comisaria de la Unión Europea para Asociacion­es Internacio­nales Los desafíos de la cuenca amazónica son complejos. Representa­n un reto para los que toman decisiones, las empresas y aún más para los pueblos de la Amazonia. De ahí que sea necesario una colaboraci­ón estrecha entre los países que la comparten, los cuales ya están realizando destacable­s esfuerzos en ese sentido. Con su estrategia de crecimient­o, el Pacto Verde, la Unión Europea (UE) pretende liderar el empeño global para detener la pérdida de biodiversi­dad. Implementa­remos políticas Contenido elaborado por la Unión Europea 54