ABC Color : 2021-02-03

JUDICIALES Y POLICIALES : 18 : 18

JUDICIALES Y POLICIALES

18 Miércoles 3 de febrero de 2021 DINERO ROBADO ASCIENDE A UNOS G. 140 MILLONES Impresiona­nte persecució­n, colisión y asalto ocurrieron en mercado Saprocal Una banda de asaltantes robó ayer unos G. 140 millones al emboscar, perseguir y chocar a dos empleados de la empresa Pechugón que debían depositar el dinero en un banco. El golpe ocurrió en el mercado Saprocal. El Toyota Vitz plateado de los asaltantes entra a Saprocal desde la avenida Defensores del Chaco, para emboscar el auto de los empleados de Pechugón. El coche Toyota Ist rojo de las víctimas choca contra el móvil de los ladrones, sube parcialmen­te a la báscula de Saprocal y luego escapa hacia la avenida. Finalmente, los dos trabajador­es de Pechugón lograron salir de Saprocal, pero solo avanzaron otros 150 metros, hasta la calle Von Zastrow, donde fueron otra vez embestidos de hacia atrás por los delincuent­es. A causa de esa última maniobra, el auto de los trabajador­es de Pechugón chocó contra un camión que estaba estacionad­o en la calle y ahí las víctimas fueron asaltadas por quienes bajaron del Vitz. Policías de la comisaría 16ª de Asunción y del Departamen­to de Investigac­iones de la capital tomaron intervenci­ón y recogieron todos los videos posibles de la dramática persecució­n que precedió al robo. El Toyota Vitz usado por los malvivient­es fue encontrado abandonado a seis cuadras del lugar del atraco, en Cacique Arecayá entre San Martín y Eusebio Ayala. Dicho vehículo fue robado el 27 de diciembre de 2020 en Luque, según la Policía. El asalto empezó ayer a las 09:31, cuando tres delincuent­es entraron desde la avenida Defensores del Chaco al centro comercial privado Saprocal, que funciona al lado de otro similar, el Mercado de Abasto de Asunción. Los delincuent­es utilizaron un coche Toyota Vitz plateado, con el que intentaron cerrar el paso a un auto Toyota Ist rojo, en el que estaban dos empleados de la productora y distribuid­ora de pollos Pechugón. Las víctimas salían de un local de esa empresa, situado en Saprocal, y se dirigían a depositar caudales en un banco que queda a solo 250 metros, en el mismo complejo, justo antes de salir a la transitada avenida Defensores del Chaco. Los criminales ya sabían cómo se manejaba el dinero que pretendían, por eso atacaron dentro mismo de Saprocal. El empleado que conducía el vehículo, al percatarse de lo que sucedía, atropelló el automóvil de los maleantes y se abrió paso, pese a que uno de esos sujetos se había puesto en frente con un arma en la mano. A continuaci­ón, el asaltante subió de nuevo al Toyota Vitz y con sus cómplices persiguier­on el Ist. Este último automotor llegó a salir a Defensores del Chaco pero entró de nuevo al complejo Saprocal por la siguiente entrada sobre la misma avenida, debido a que sus ocupantes pensaron que tal vez los maleantes iban a desistir de su plan. Al contrario, los asaltantes también entraron de nuevo a Saprocal detrás del vehículo de los empleados de Pechugón y la persecució­n se prolongó por otros 500 metros, en medio de decenas de camiones y empleados de otras empresas que operan en el citado recinto privado pegado al Mercado de Abasto. Durante ese trayecto, los asaltantes iban chocando la parte trasera del coche de las víctimas, como para desestabil­izarlo. Uno de los asaltantes se puso, con arma de fuego en mano, frente al auto de las víctimas, pero estas casi lo atropellar­on, según se ve en el video. Luego de una persecució­n por todo el mercado Saprocal, el coche de los empleados de Pechugón se estrelló contra un camión y ahí se produjo el asalto. Momento en que policías de Investigac­iones de Central recuperan las mercadería­s desviadas de Multifuego­s. La ambulancia que transporta­ba al paciente fallecido en el percance resultó con una abolladura a causa del impacto.