Listin Diario : 2020-06-18

L2 : 27 : 27

L2

27 SANTO DOMINGO, RD. JUEVES 18 DE JUNIO DEL 2020 FOLCLOREAN­DO 3XEOLFD WRGRV ORV MXHYHV XIOMARITA PÉREZ Sociedad Dominicana de Bibliófilo­s A hora estoy más entusiasma­da que nunca, ya casi cerrando mi Bibliograf­ía por autores, temática y provincial. Y es que incluiré unos trece libros de la Colección Cultura Dominicana, donados por esta institució­n cultural, además de otras obras de la Colección Pensamient­o Dominicano, la cual fue apoyada por el Banco de Reservas de nuestro país. El olor a ‘recuerdo’ A mí me encanta manosear los libros, por más globalizac­ión que exista. El olor a papel, nuevo o envejecido, a “cola”, el pegamento granulado que usaba mi hermano Diego para encuaderna­r, no lo olvido, me transporta a esos años cuando lo único que había en muchos hogares eran libros y en la noche, a la luz de la luna, cuando se iba la energía eléctrica jugar a “pisá colá”, “una candelita” o “a las escondidas”. Control. Aportes y apoyo Leyendo las palabras del presidente de la Sociedad Dominicana de Bibliófilo­s, Dennis R. Simó, plasmadas en “45 años de Memorias 19732018”, desglosand­o los aportes que se han realizado y el apoyo que le han brindado empresas e institucio­nes es para darnos cuenta de que cuando hay pasión, credibilid­ad y entrega se logra todo lo que queremos para hacer una labor editorial en pro de la nación. Caracterís­ticas de las obras Las ediciones se basan en dos criterios. Obras de las que solo exista un solo ejemplar y que no esté al alcance de la colectivid­ad y las que solo existan en su idioma original y que no se haya traducido al español. Lo interesant­e es que en la segunda planta de la casona que alberga la Sociedad, ubicada en la calle Las Damas de la Ciudad Colonial, hay una Biblioteca especializ­ada en títulos dominicano­s y de la región del Caribe. La Biblioteca lleva el nombre de Enrique Apolinar Henríquez, fundador y primer presidente de la Sociedad. CLAVES Todos los esfuerzos Recomendac­ión Cuando me comuniqué por teléfono para solicitar las obras, que no lo pensaron dos veces para dar el Visto Bueno, sus empleados no escatimaro­n esfuerzos para brindarme un buen servicio, y me di cuenta que están empapados de lo que acontece allí dentro y saben orientar. Es importante dejar las pantallas por lo menos una hora antes de dormir, puesto que esto puede ayudar a nuestro cerebro a continuar con la producción de melatonina, que es la hormona relacionad­a con el sueño. : En la web xiomaritab­aila@gmail.com listindiar­io.com

© PressReader. All rights reserved.