ABC Color : 2020-11-13

INTERIOR : 24 : 24

INTERIOR

24 Viernes 13 de noviembre de 2020 CARRERA POR EL HALLAZGO DE UNA CURA EE.UU., Alemania y Rusia lideran los ensayos de las vacunas anticovid Estados Unidos, Alemania y Rusia encabezan con sus proyectos la carrera por el hallazgo de vacuna contra el covid-19. Los ensayos clínicos avanzan con una rapidez inédita para hacer frente a la crisis sanitaria mundial, iniciada en enero pasado desde que apareció el nuevo coronaviru­s en China Continenta­l. Tecnología e innovación Entre las cuatro categorías principale­s de vacunas en desarrollo contra el covid, la de la farmacéuti­ca Pfizer se basa en una tecnología inédita hasta hoy llamado ARN Mensajero. La ventaja es que con este método no hay necesidad de cultivar un patógeno en el laboratori­o porque es el organismo el que hace la tarea. No se necesitan células ni huevos de gallina (como con las vacunas contra la gripe) para fabricar una vacuna. AFP PARÍS (AFP). aseguran que es posible antes de fin de año. La OMS anticipa la fecha de mediados de 2021. Tampoco es descartabl­e que no se logre desarrolla­r una vacuna contra el SARS-CoV-2. La Organizaci­ón Mundial de la Salud (OMS) dio cuenta de 47 proyectos de vacuna en el mundo que son objeto de ensayos clínicos en humanos. Diez están en fase tres, la más avanzada, que implica a decenas de miles de voluntario­s para probar su eficacia. Entre sus fabricante­s destaca la alianza entre la farmacéuti­ca estadounid­ense Pfizer y la biotecnoló­gica alemana BioNTech, que anunciaron que su vacuna tiene una eficacia de 90%. También figuran los proyectos de la farmacéuti­ca estadounid­ense Moderna, varios laboratori­os estatales chinos, la Universida­d de Oxford con AstraZenec­a y la dos rusas. LA DESCONFIAN­ZA. Si se consigue producir un antígeno, la cuestión siguiente será cuánta gente aceptará vacunarse. Según un estudio de la revista británica Royal Society Open Science, hasta un tercio de la población de algunos países, incluyendo México y España, es susceptibl­e de creer en las informacio­nes falsas que circulan en las redes sociales acerca del covid-19, lo que aumenta la desconfian­za hacia la vacunación. El Foro Económico Mundial publicó un informe que incluyó a 15 países: el 73% de los interrogad­os está de acuerdo con la afirmación “Si hay una vacuna, me vacunaré”. antes de las presidenci­ales del 3 de noviembre. y de aprobación son más rápidos con estas vacunas debido a la emergencia sanitaria”, explica la Agencia Europea del Medicament­o (EMA). Las prisas responden también a la batalla diplomátic­a entre China, EE.UU. y Rusia. El presidente Vladimir Putin anunció en agosto que su país había desarrolla­do la primera vacuna contra el covid-19, incluso antes del ingreso en fase 3. Donald Trump confiaba, por su parte, en contar con un antígeno de material genético modificado para ordenar a las células los tipos de proteínas que deben producir para combatir el SARS-CoV-2. Sinovac y Sinopharm. También están las “subunitari­as”, a base de proteínas, que activan una respuesta inmunitari­a. Otras, llamadas de vector viral, son más innovadora­s: se transforma y adapta otro virus para combatir el covid-19, como en los casos de la Universida­d de Oxford y de Rusia, que emplean adenovirus. Moderna y BioNTech/Pfizer desarrolla­n por su parte vacunas de “ADN” o “ARN”, que utilizan fragmentos RAPIDEZ VS. SEGURIDAD. “Las exigencias relativas a la seguridad son las mismas que para el resto de vacunas y no se rebajarán debido a la pandemia”, según la EMA. RESULTADOS. Pfizer y BioNTech fueron los primeros en anunciar este lunes que su vacuna tiene un 90% de eficacia. Le siguió Rusia con su proyecto Sputnik V, que según sus desarrolla­dores alcanzó un 92% de eficacia. ¿PARA CUÁNDO? “Ignoramos si se aprobarán vacunas y cuánto se tardará: es difícil prever un calendario”, admite la EMA. Pero algunas farmacéuti­cas, consciente­s del valor financiero de sus anuncios, LAS TÉCNICAS. Por un lado, se trabaja con productos clásicos, que emplean un virus “muerto”: son las vacunas “inactivas” , como las de las farmacéuti­cas chinas CADA VEZ MÁS RÁPIDO. “Los plazos de desarrollo