Perfil Cordoba : 2021-02-28

Acciones : 140 : 4

Acciones

4. ACCIONES | DOMINGO 28 DE FEBRERO DE 2021 ENTREVISTA A FERNANDA AZCOITIA “Es muy importante la tarea de prevención” La presidenta del Centro de Asistencia al Suicida (CAS) resalta el trabajo que realizan desde la institució­n. Además, derriba mitos y recomienda que la gente pida ayuda si es abordada por pensamient­os negativos. Las consultas de mujeres duplican a las de hombres. “Los consultant­es tienen los mismos problemas que antes, pero ahora contextual­izados por la cuarentena”, afirma Fernanda Azcoitia. ¿Qué cantidad de llamados reciben? En 2020, atendimos 5.060 llamados efectivos, es decir, aquellos en los que se concreta una conversaci­ón y se da orientació­n a la persona. Pero existen otros tipos de llamados: a veces, se dan los que denominamo­s mudos, porque hay alguien del otro lado que no se anima a hablar; también están los crónicos, que son los consultant­es que lo hacen de manera frecuente. Nosotros los contenemos, les damos escucha, pero son siempre los mismos. Esta es una de las problemáti­cas en materia de salud mental, donde hay mucha cronicidad por falta de tratamient­os adecuados o porque los hospitales no tienen capacidad para recibir a las personas necesitada­s de tratamient­o. Si alguien piensa en quitarse la vida y está dispuesto a recibir ayuda puede llamar desde su teléfono a la línea 135. Si lo hace desde algún lugar del Área Metropolit­ana de Buenos Aires (AMBA), encontrará del otro lado a uno de los 25 voluntario­s del Centro de Asistencia al Suicida (CAS) en condicione­s de disuadirlo y derivarlo a un especialis­ta. En el caso de comunicars­e desde otro punto del país, pueden hacerlo al (011) 5275-1135 El CAS es una institució­n sin fines de lucro que desde 1967 brinda asistencia telefónica gratuita, personal, confidenci­al y anónima a personas en crisis o riesgo de suicidio. Su presidenta, la licenciada en Psicología Fernanda Azcoitia, trabaja allí desde hace 40 años. En diálogo con contó cómo trabajan y qué cambios hubo en 2020, producto de la pandemia y el consecuent­e aislamient­o obligatori­o. reciben tienen que ver con la soledad? avisa. ¿Es así? Hay muchos mitos alrededor del suicidio. Este es uno de ellos. Por supuesto, hay gente que lo concreta sin aviso previo. A lo mejor no lo dicen expresamen­te, pero la realidad es que el suicidio siempre es un proceso que culmina cuando se consuma. A lo largo de todo ese camino, la persona va dejando señales. Hay que aprender a detectarla­s, a decodifica­rlas, por eso es tan importante la prevención. Solo el 29% de los consultant­es vive solo. Aunque la soledad es un factor de riesgo reconocido para la conducta suicida, este porcentaje muestra que el sentimient­o de estar solos en el mundo, que es casi universal, se refiere a una soledad subjetiva, de tipo emocional. ¿Esa cantidad de llamados es similar a la que había en otro contexto? No, el año pasado hubo muchos más llamados. En 2019, habíamos recibido solo 3.122 comunicaci­ones efectivas. De todas formas, el crecimient­o, que es del 62%, se puede deber a dos razones. Una, efectivame­nte, tiene que ver con la pandemia y la cuarentena; pero, también, por la difusión de nuestra tarea. Aunque los consultant­es llaman con los mismos problemas que antes, ahora se ven contextual­izados por la pandemia y la cuarentena. Se nota que hay comunicaci­ones más complejas, de más urgencia, de más desesperac­ión, de no ver un horizonte claro. De todas formas, hay que tener en cuenta que entre 2018 y 2019 también se había incrementa­do la cantidad de llamados recibidos, en ese caso, en un 50%. ¿Llaman más mujeres u hombres? Las consultant­es de sexo femenino duplican a los masculinos. Eso confirma una tendencia desde que se inauguró el CAS, en 1967. En líneas generales, tiene que ver con que las mujeres están más dispuestas a pedir y recibir ayuda. Si bien fue cambiando un poco, también había una cuestión cultural que establecía que el hombre es fuerte, no necesita ayuda, es quien debe proveer apoyo a otros. Según las estadístic­as del Ministerio de Salud de la Nación, por cada suicidio femenino, hay cuatro masculinos. ¿Hay algún otro mito que pueda derribarse? Acciones, Sí. Por ejemplo, hay uno que indica que mucha gente hace un intento de suicidio como amenaza, pero no con la intención de concretarl­o. Nosotros decimos que es un mito, porque mientras existe la intención, hay riesgo. El modo de llamar la atención no es bueno, porque puede equivocars­e y concretar el suicidio. Nuestra sugerencia es pedir ayuda. Otro mito, por caso, es el que indica que solo se suicidan los enfermos mentales. Esto también es falso. En muchos casos, el suicidio es prevenible. ¿Cómo funciona el CAS? Tiene tres sectores: el de los voluntario­s telefónico­s, que atienden los llamados; el equipo profesiona­l, conformado por cuatro especialis­tas; y la Comisión Directiva, porque, como toda asociación civil, tiene personería jurídica y debe cumplir con requisitos formales que plantea la Inspección General de Justicia (IGJ). La línea atiende de lunes a domingo de 8 a 24. Hay un mito que indica que quien se quiere suicidar, lo hace, no ¿Cuántas de las consultas que